Archive | abril 2012

Lugares por descubrir: Luzi Bombón y los 32 del PNSN

22 de Abril. Día de la Tierra. Día de San Agapito. Segundo día del Festival de Cine de Málaga… Clausura de la convención de los Scouts en Madrid…

Pero ninguno de estos hechos son razones suficientes para mí como para ser protagonistas del post de hoy. El 22 de abril, hace 32 años nació quién me acompañaría a caminar por la vida, un tauro de los de manual de horóscopo, el que me regaña por ser bloguera/madre/trabajadora, el que repone los pañales de la NSN, quien se encarga de despertarla con un beso por las mañanas, la única persona en el Universo capaz de verme guapa recién levantada, el que aguanta mi mal humor cuando llego cansada a casa, intentando hacerme reír para olvidarlo; el dueño del mando de la televisión, mi futuro, quien me hace odiar el fútbol por saturación, mi opuesto en tantas cosas, la persona que me verá envejecer, quien me empuja a lo positivo si me hundo, quien me ayuda a levantarme si me caigo, el PNSN, el que todos los días me dice que me quiere, con quien he pasado los 9 años últimos de mi vida, la persona con la que me perdería al fin del mundo… Pero como la NSN aún es muy pequeñaja para andar por la vida de independiente, un TOM TOM (me hace mucha gracia este nombre) ha sido mi regalo… Que por ahora perdernos, lo que se dice perdernos, no nos viene muy bien. Sí, lo sé, poco original, ¿no? Pero a él le ha encantado.

Además iba acompañado de una tarjeta muy molona, del taller de Washi Tape de ayer con La Noa y Madresfera, del que os tengo que contar (lo pasamos genial y el taller fue chulísimo). Quedó bonita, ¿verdad?

Y para celebrarlo he tachado un lugar de mi lista de “lugares por descubrir”. Con nombre, propio de una película de Almodóvar, Luzi Bombón es la brasserie moderna en pleno Paseo de la Castellana. Del grupo Tragaluz, del que también es el Bar Tomate, sitio de mi lista de top favoritos.

Así que: ring ring... Mesa para dos y un carrito, que la NSN no se pierde ni una y desde su maxicosi ha sido espectadora de primera fila. Para ir con bebés, pues no está muy apañada la cosa, todo sea dicho. La NSN era la única persona menor de 18 años del establecimiento pero, oye, ella tan contenta. El espacio es bastante amplio, así que cómodos si que estábamos, pero a la hora del cambio de pañal nos tuvimos que apañar en la taza del váter. Pero la NSN como es una niña aventurera se lo pasa pipa con estas cosas.

Es diáfano con mucha luz, que entra por las cristaleras que dan al paseo de la Castellana. En ese lateral, junto a los ventanales, nos hemos sentado. Genial porque había mucho espacio para el carrito, para darle el bibi y no molestar. Si queréis ese sitio, decidlo al reservar.

La puerta de entrada chulísima, ¿verdad? Se entra por la Calle Rafael Calvo, esquina a La Castellana.

El sitio es muy agradable. Hay mesas con sofás y otras con sillas. Los camareros parecen médicos o personal de laboratorio, serios como los que más y ataviados con batas blancas impolutas. La cocina abierta y la comida riquísima. Casi todo a la brasa. Hay también un fish bar, con marisco, ostras (que no me gustan), que tiene una pinta estupenda. Aunque nosotros hemos optado por el chuletón, que era el cumple del PNSN y él tenía que elegir.

* Reflejados en el cristal el PNSN y la NSN…

Como era la primera vez que ibamos, hemos pedido a la aventura, pero hemos acertado, quizás porque todo estaría buenísimo. De entradas, este arroz salvaje (como la NSN por las noches) con salsa de mostaza. Que estaba que quitaba “el sentío”.

Y alcachofas fritas buenísimas. A mí es que las alcachofas me gustan de todas las formas. Es de las pocas cosas que sé hacer y de varias formas jaja.

*Aquí la NSN a la espera annsiosa del chuletón, que para algo se ha despertado de su sueño de bella durmiente.

Y aquí el chuletón, auténtico manjar. Para acompañar hay muchas cosas para elegir. Nosotros hemos optado por las verduras a la brasa y por las patatas fritas ñam ñam.

La comida espectacular. Original, pero sin ser cocina de vanguardia, de la de sabores rarunos y nitrógeno espumoso. Materia prima riquísima y la mayoría cocinada tan sencilla como es a la brasa. Otro día hay que ir a probar los arroces al carbón, que tenían una pintaza.

Será de deformación profesional o no, pero no hay sitio al que vaya que no mire las cartas y estas eran bastante chulas. Madera (lámina de chapón) troquelada a láser con el naming del restaurante, tanto en la de comida como en la de postre, esta última sin soporte de madera de apoyo. Y con hojas que se unen con ganchos de metal, para facilitar el cambio de carta, sin coste añadido.

* Aquí podéis cotillear precios. No es barato pero tampoco excesivo. Para celebrar algo especial un día…

Y dejándome llevar por la recomendación que me habían hecho: tarta de chocolate y dulce de leche. Pecado divino. Bocati di cardenale… Sin palabras… De esas tartas que te engordan con sólo mirarlas, pero que no olvidas nunca ni tu celulitis postparto tampoco. Pobre NSN, me ponía cara de: “Yo también quiero mami”.

¿El ambiente? Pues me lo imaginaba en plan chic/cool/ chachi molongui/ osea de la muerte… Chicas salamanquesas de bien, de pelo largo-liso-rubio, chaquetas belstaff y bolsos Louis Vuitton, cara de nomemiresqueteescupo… Nada alejado de la realidad, pero unido a un famoseo un tanto casposil. Cari Lapique, Eduardo Zaplana, el ex de Simoneta Gómez Acebo… y una mesa con dos parejas de señores, que parecían Il Padrino y su séquito porque todo el que entraba, si era de merecer, pasaba por ella (que estaba al lado nuestro) a saludar, hablar de sus últimos viajes y proyectos y decirles lo que le querían y estimaban. En fins…

Así que lo hemos pasado en grande en el día de cumple del PNSN. Ahora para terminar el cumple, me esperan con ojos tristes un montón de ropa arrugada por planchar… ¡Ays! Corto y cambio, que me dan las 2 de la madrugada con la vaporeta.

La niña sin nombre en facebook.

Big Ideas: Chicas Night Out mit die Blumen

Mi relación con las flores/ con las flowers/ mit die blumen… comenzó cuando pasaba los veranos de mi niñez en la Campiña inglesa y el hada madrina y yo recogíamos flores silvestres en la pradera de nuestra bisabuela…

Siempre he querido decir esto.

Pero no, eso era en mi sueño de Antoñita La Fantástica, realmente, mi amor por las flores comenzó hace menos de dos años cuando empecé a diseñar el evento de mi vida: mi boda… Uno de los temas eran las flores y me empapé de ellas en todos los preciosos post de bodas de Once Wed ó 100 Layer Cake.

Ahí desarrollé mi amor por las peonías, las hortensias y las rosas envejecidas… Siguiendo con mi obsesión por lo vintage y combinando con mi cara salida de Downtown Abbey. Así que ésto mezclado con mi fanatismo extremo por el color rosa dió como resultado una decoración floral de lo más british, pero muy colorista…

* Aquí el ramo… Un día os haré un post enterito sobre mi boda.

En un primer momento, quería que me hiciera el diseño floral Sally de The Workshop Flores, cuyo trabajo me tiene enamorada, pero el desplazamiento desde Madrid lo hacía complicado. Así que busqué y rebusqué en Málaga hasta dar con Juan Cereto, cuyo trabajo perfeccionista e increible os recomiendo 100%. Ya os enseñaré los resultados de mis centros de mesa en cubos de zinc con palas de madera como meseros identificativos.

Esta pasión por las flores se durmió el 23 de mayo cuando acabó El Gran Día. Y volvió anoche. Realmente de casualidad. Tenía claro que quería ir al Chicas Night Out, fuera cual fuera la temática en esta segunda sesión. Y ahí estaban las flores, de vuelta a mí, para retomar nuestro affair olvidado.

De la mano de Elisabeth Blumen, florista, con un estilo fascinante, con una de las pop up store con más encanto de Madrid, el espacio de Grey Elephant se inundó de flores preciosas, que te alegraban el olfato y la vista…

Mi sorpresa llegó cuando comenzamos por decorar los jarrones donde íbamos a hacer nuestros bouquets. Latas usadas, cubos de cinc, tarros de cristal, de los que vais reciclando o van atestando los muebles de la cocina y luego no sabéis muy bien cómo o cuándo usar. Y miles de papeles y cintas bonitas. Tantas que era difícil elegir. Pero al final cada uno, inconscientemente, deja su toque personal en todo. Y dejándome llevar por la mezcla de colores básicos, tonos pasteles, topitos y obsesiones varias, comencé a dar forma a mis contenedores.

*Así iban tomando forma.

Mientras estaba inmersa en mi obra temporal, charlaba con Diana de su maravilloso proyecto La Noa , comía delicias de Apeti Oh! y sonreía a la cámara de Lucia M, entre copa y copa de un tinto buenísimo, Nuve, de baja graduación, propio para las que el alcohol ya les pasa factura y más si es jueves noche, y al día siguiente hay que trabajar.

El ambiente era genial, la anfitriona cuidando cada detalle y nosotras a lo nuestro: corta, pega, una cinta por aquí, un encaje y voilà… Aquí mis dos jarrones sacados de esos veranos a lo british de mis ensoñaciones…

*¿No me quedaron monísimos?

Después de la clase magistral de Isabel sobre tipos de flores, que, pese a su esfuerzo, creo que se me han olvidado todos los nombres, contarnos la técnica de cómo cortarlas y el proceso para ir creando nuestros bouquets, nos pusimos manos a la obra. Desde el inicio tenía fichada una hortensia y directa fuí a por ella cual alma que lleva el diablo… Y con unas rosas preciosisimas en tonos lima, unos claveles amarillos, un poco de aquí y de allá hice mis dos ramos “ñoñísimos” como decía Isabel… Románticos y monísimos diría yo ;).

*¿Podían ser más bonitas las flores que nos trajo Elisabeth Blumen?

* En primer plano, mis obras florales, junto a otros ramos de las Chicas. Nos quedó una exposición digna de museo.

Así que desde ayer me nombro fan incondicional de Elisabeth Blumen, admirando más si cabe el trabajo de las floristas, las diseñadoras de bouquets, que iluminan los momentos con sus colores y olores. Y esta tarde mismo me compro una hucha, en forma de Elefante, para los talleres de las Chicas Night Out.

Como no hay post que se precie sin hablar de La niña sin nombre, la protagonista de este blog, a las 11 de la noche, como a Cenicienta en su hora de fin de fiesta soñada, dió las campanadas el reloj de mi muñeca y me entró la ansieté. Me marché casi sin decir adiós a las Chicas para ver a little. En algún momento me sentí culpable, malamadre por salir de la agencia y hacer un plan de chicas. Pero, ¿Qué iba a hacer? ¡No podía perderme esta preciosidad de taller, conocer el espacio de Grey Elephant que es lo más, poner cara a Diana y a Lucía y disfrutar de una noche mágica, de unas flores que parecían irreales y de unas manos, las mías, que consiguieron hacer un ramo, pese a la poca confianza que tenían en ellas mismas. Mereció la pena pequeña little y tú, niña buenina donde las haya, estabas dulcemente dormida, después de los mimitos del PNSN, soñando con tus veranos en la Campiña inglesa, mientras mamá recoge flores en su vestido para hacer unos bouquets dignos de una princesa.

Y aquí mis bouquets, ya en el hogar de La niña sin nombre. La NSN está como loca, con cara de asombrada, diciendo, en su idioma: “Pero mamá, ¿también eres florista?”…

La niña sin nombre en facebook.


Big Ideas: NSN, Miss agente especial

“Una gabardina, gafas oscuras, cámara de fotos, moleskine, la NSN en la mochila o en el carrito y listas para lanzarnos a las calles de esta ciudad, llena de planes secretos. Antes de que fuéramos dos, existía una ciudad invisible*, repleta de lugares inimaginables, que se iba ampliando y ampliando. Ahora se dibujan mapas nuevos que descubrir en compañía de La niña sin nombre. Y aquí estaremos, encantadas de compartir nuestras misiones especiales como agente Mammaproof”.

*Al pensar en el texto que me pidió Mammaproof de presentación no pude más que recordar un libro que cambió hace unos años mi manera de vivir la ciudad y caminar por el espacio y el tiempo: Las Ciudades Invisibles, de Italo Calvino.

Antes de ser madre, una piensa que el mundo se te reduce… No puedes ir al cine, no puedes ir al Teatro, a algunos restaurantes, de cañas a lo loco… Es verdad que hay sitios que se tachan de tu lista de Lugares por descubrir por un tiempo, sobre todo, si no tienes familia a menos de 540 km. y si eres de las que le gusta llevar su bebé a cuestas. Pero, a cambio, se te abre un mundo de posibilidades. Tienes que planificarlas mejor y las salidas de casa se hacen, a veces, complicadas… Que te ves con la niña vestida, peinada, el carrito en la puerta, las gafas de sol puestas y, de pronto, emergencia y vuelta a empezar. La verdad que es una suerte para ser madre vivir en una ciudad como Madrid y aquí quiero ir compartiendo mis descubrimientos. Y si encima es vestida de amarillo y negro, como agente especial Mammaproof, mejor que mejor.

Desde que comencé en esto de la blogsfera, me encantó el proyecto de estas chicas. Y esta semana nos han anunciado que ya tienen la Guía de Barcelona, como sabéis, para papás inquietos. ¿Eres uno de ellos? Que no te conformas con ir al parque los sábados y los domingos, y con el paseo rutinario por el barrio. Pues a por la #Ruta Mmmp. La NSN tiene un poco de sangre catalana, así que está deseando tener una en su poder para escapar a tierras paternas a perderse por la ciudad de su Avita en busca de planes secretos…

Enhorabuena Mammaproof!!!! Desde aquí, seguiremos pintando la ciudad de amarillo.

Vestida de amarillo y negro, cual abeja maya, la NSN y una servidora esperamos que llegue pronto la guía de Madrid. Mientras compartiremos nuestras aventuras como espías de la capital.

* Qué guapa está la NSN de amarillo y negro.

La niña sin nombre en Facebook.

Lugares por descubrir: porque las vacas también vuelan…

Si me toca el Euromillón que nunca compro, si me llega una carta con una herencia millonaria de una tía lejana, si el PNSN roba un banco o la NSN me sale una pequeña niña prodigio: cantante de copla, acróbata o modelo infantil, ya tengo el lugar donde la familia nos iremos a pasar nuestros años de felicidad. Y es éste, ¿qué os parece?

Pop up store, concept store o como quieran llamarlo… Para mí el lugar más mágico y especial actualmente en Madrid… Es entrar y ya te cautiva, las manillas del reloj se detienen y te teletransportas a un Londres olvidado o un rincón de Amsterdan como un Sherlock Holmes en busca de tesoros que se abren a tu paso.

* Hermosilla 26.

El otro día tuve la oportunidad de ir al aniversario de Federica&co y el espacio estaba transformado, había más movimiento y marcas colaboradoras, todas vinculadas al estilo e integradas en el contexto de este oasis dentro de una ciudad de locos. Al entrar, Hendricks con un corner dedicado a su última campaña: El Curiositorium.

* No dejéis de entrar en el microsite que han creado, no puede ser más bonito.

Un actor, customizado para la ocasión, te cuenta brevemente la historia de esta Ginebra emblemática y la importancia del pepino y la rosa en su fórmula inusual. La campaña se basa en esas cosas extrañas y curiosas, que existen u ocurren. Y para comunicarlo, un carrito, ambientado en los años 20, con inventos inimaginables:

• Un matamoscas compasivo, con un agujero que da una oportunidad a la mosca.

Un café-copazo. Una copa que es taza y copa a la vez y así un montón de peculiares inventos, preciosos, que nos encantaría tener en el baúl de los secretos.

* El de la derecha no, no es el Mocito Feliz…

* Detalle de algunos de los inventos del Curiositorium.

El espacio estaba aún más precioso si cabe, decorado con guirnaldas de banderitas y pompones de papel de seda, que me los hubiera llevado a mi casa para empapelar mi sweet home. Podéis encontrarlos en la maravillosa tienda etsy, ese lugar virtual donde mejor no entrar con una tarjeta de crédito en la mano. Pero los que véis aquí son de Maison Pom Poms, que no pueden ser más bonitos. Pasaros por su facebook y mirad las maravillas que hacen, pichando aquí. Seguro que ya no podréis dejar de pensar en ellos. La vida es un pom pom.

Estos que véis los hizo la chica de la tienda Mimoki, que también podéis encontrar en Federica&co. Una tienda, que hace un año se mudó aquí y cuyo espacio está lleno de vestidos de los que no encuentras fácilmente y que son auténticas joyas. Pero lo que caracteriza la personalidad de Mimoki son sus tocados preciosos. Algún día os enseñaré el tocado que me hice allí para mi boda y que al final no me puse, en una neura de última hora de: “Mamá, no me gusta!!!!!” ;)

*Fijaos en las lámparas… ;)

Además de mi Mimoki, como tiendas podéis encontrar la tienda de muebles Urban Antique y Sister Jane. Muebles y ropa maravillosa, respectivamente. Aunque Urban Antique es mucho más: Urban Antique se convierte y funde en FEDERICA & CO: inventa, enciende la imaginación, decora, cocina, busca, encuentra, sueña, crea, descubre. El siglo XIX y algo del XX reunidos en un único espacio en la calle Hermosilla 26 de Madrid. Como ellos mismos se definen. Hacen cursos de cocina, que podéis seguir en su página.

Como corners en la zona del jardín, que es tan espectacular, también podéis encontrar The Workshopflores, con tintes londinenses, una floristería donde las flores te hablan, a través de sus colores, sus olores y los detalles que las envuelven. Su web no les hace justicia, pero os va a encantar, tanto su corner en Federica&co como su tienda de Madrid. Me mandaron al Hospital, cuando nación la NSN, una preciosa cesta de mimbre con flores envejecidas que no puede ser más bonita. La sequé y la tengo decorando un rincón del salón (un día os la enseño). Apuntad chicas, que aquí también hacen unos talleres propios de una talleradicta.

* No sólo podéis comprar centros florales, jarrones, maceteros y derivados, si no detalles de decoración de zinc, madera… tan maravillosos que son objetos de colección. Como corazones de metal con cuerdas para colgar de cualquier pomo.

El día de la inauguración además de poder tomarte 5 Gin Tonics y ponerte más contenta que unas pascuas, podías comer delicias como las que os enseño. Son del catering Harina, que tiene su espacio al lado de La Puerta de Alcalá. Yo probé todo lo que pude y a cual más bueno. Y con esta presentación, más rico aún.

Y diréis, pero ¿no nos iba a hablar de “vacas voladoras”? Pues sí… La razón por la que fuí a Federica&co fue una vaca voladora, la mar de mona.The Flying Cow, marca que hemos desarrollado en la agencia para uno de nuestros clientes, que ha establecido un precioso corner. Vinos de todo el mundo, maravillosos a precios razonables. Os lo recomiendo y no porque sea nuestro cliente, si no porque la persona que está detrás de este proyecto es capaz de hacer volar a una vaca, al igual que es capaz de hacer que te enamores del mundo del vino, aunque tus conocimientos sean mínimos, como los míos.

*¡Qué bonita le quedó la vaca a mi compi Isabel!

Antes de iros, probaros todas las bailarinas de Federica. A mejor precio que Pretty Bailarinas, mucho mejor, e igual o más bonitas. Os las querréis llevar todas.

Y antes de despedirme, unas imágenes más para que veáis que aquí todo parece sacado de un cuento de Hadas. Cada detalle parece de atrezzo, hasta el precioso perrito. Cuando viva allí, no os preocupéis que le he prometido a la NSN una fiesta bloguera por todo lo alto.

* Todos los “lugares por descubrir” son vistos, probados y experimentados por nosotras. Y los recomendamos porque nos gustan y mucho. Nadie nos soborna, nos obliga o nos paga (¿quién nos iba a pagar? jaja).

* Siempre haremos nosotras las fotografías de los post. Pero, esta vez tengo que pediros disculpas porque me dió una miopía galopante repentina y no enfoqué ninguna de las fotos. Sorry! Bueno, así os acercáis a Federica&co para enfocar la magia de este lugar.

La niña sin nombre en Facebook.

El Hada Madrina: El Show de Truman y el barrio de mi hermana

Mi hermana vive en un barrio pijo. Es un barrio irreal, tan poco creíble que me lo he recorrido de punta a punto buscándole el fallo o parte del atrezzo del decorado donde se rodó el Show de Truman porque creedme  la pelicula se hizo allí.

Todos los niños son rubios y de ojos azules, de anuncio, y siempre van, como mínimo, de tres en tres. Si hay un bebé va bien acomodado en un carrito de esos del circulito, a ser posible en tonos tierras y ya todo es felicidad, si ya andan, los niños llevan bermuditas y calcetines largos con mocasines y ellas vestidos de piqué con leotardos calados y merceditas rosas. Fenomenal.

Las madres y padres,  de sonrisas perpetuas ellos y mechas rubias ellas, no parecen ni cansados ni nada. Son guapos, delgados y visten a la ultima aunque vayan cargados de niños que apenas se llevan un año. Y todo es algarabía. Ideal.

Hasta Mercadona es distinto. Allí una gran variedad de productos gourmet, que en mi barrio pobretón ni existen, rellenan estantes y estantes. Pero hacer la compra allí cansa y mucho, los fabulosos padres y madres contratados por la productora van perfectamente vestidos, peinados y maquillados en todo momento. Allí no vale eso de me pongo el chandita y bajo a por el pan y unas naranjas, allí hay que hacer estilismo preshopping y eso agota.

Los edificios, que no superan los cinco pisos de altura, son todos iguales y se disponen en filas simétricas por donde se reparten tiendas de todo tipo y restaurantes demasiado limpios, demasiado bonitos, demasiado elegantes, demasiado todo. Me hace sospechar. Lo único que falta es el lechero sonriente o el muchacho que va en su bici lanzando periódicos a los vecinos hagan acto de aparición de un momento a otro. ¡Oh, danger!

Por ahora, gordi no dice nada pero yo pienso que ella es Truman y aun no lo sabe. No es rubia, tiene la cejas pelirrojas y una madre morena de rizos y andaluza. Inquietante. Habrá que usurparle a mi hermana el contrato de compra-venta de la vivienda si no quiero que gordi se haga mayor descubriendo que su novio es un actor. Menudo drama.

Biutiful Zin: Regalos Madresféricos…

Desde que La niña sin nombre está en nuestras  vidas, hemos ganado dos sorteos y nos han pasado cosas extraordinarias, que sólo llegan con un poquito de suerte… Así que, está claro, la NSN viene con una estrella. Yo no lo dudaba… Y es que la suerte no se busca, te encuentra y nosotros queremos que nos acompañe un poco más. Por pedir…

Aquí os traigo las esperadas fotos de esos regalos madresféricos tan fabulosos, que nos han llegado en las últimas semanas. Gracias a todas estas marcas y, en especial, a Madresfera y a todas las blogueras que me hacen el día a día más divertido y sorprendente. Espero que os gusten.

El primer regalo que nos llegó fue el de Menudos Zapatos. En un packaging con papel craft y washi tape, llegaban unos zapatos del color preferido de la NSN. Su claim “Pisadas por descubrir” no puede gustarnos más… La NSN está deseando que le crezcan sus piececitos para comenzar a descubrir esas pisadas que le esperan. No dejéis de pasaros por su web porque tienen zapatos monísimos, los querrás todos. Y lo mejor, a un precio estupendo… ¿No os parece precioso el interior de estampado floral, propio para esos días de sol que llegan?

Muy puntual llegó también un precioso Lazo de Lacitos on the Door. No conocíamos la tradición hasta entonces y me parece que estos lazos tienen una historia detrás que contar que conmueve. Así que ya lo tenemos colocado en la puerta del castillo de la princesa Julia para que la proteja en sus aventuras principescas.

Lo que no se esperaba el PNSN es que a él también le tocase un regalo, aunque claro tiene su sentido, ya que el concurso era por El Día del Padre. Así que recibimos este precioso packaging de Mi Fábula, que ya me enamoró antes de ver su interior. Por supuesto, que voy a guardarlo. Y dentro, unos preciosos gemelos grabados con el nombre de la NSN, para que el PNSN cuando se ponga guapo y luzca gemelos tenga presente a little. Echad un vistazo a las preciosas pulseras que graban. No me pueden gustar más. Ideales para nuestro día, el de las madres únicas, que también se acerca.

Ya sabéis que como cocinera no me ganaría la vida… Pero, deseando estoy que la NSN se ponga de pie conmigo en la cocina y nos pongamos a intentar dar forma a unos cupcakes o un bizcocho delicioso, receta del Hada Madrina. Yo creo que con este delantal de Chincha Rabincha seguro que little se convierte en una fantástica repostera y nos mantiene alimentados al PNSN y a mí. El estampado es precioso. En cuanto que pasen unos meses y pueda probárselo, os enseño qué tal le queda. ¿Qué os voy a decir de Chincha Rabincha? Los conozco desde hace tiempo porque su naming y su imagen de marca me parecen divertídisimas. Seguro que si entráis no podéis dejar de comprar y comprar. Lo último que me ha enamorado, sus vestidos pintados a mano de Le Petit Mammouth. La NSN ya se imagina luciendo modelazo en las playas de El Rincón.

La niña sin nombre no tiene nombre (valga la redundancia) en este mundo virtual. Pero este regalo merecía descubrir su seudónimo. Le pusimos un nombre para que en su día a día pase desapercibida como una niña normal. Y Julia, después de mucho pensar, muchísimo (ya os contaré la historia algún día) es uno de sus nombres. Así que aquí tenemos las letras de Bebemon que componen JULIA. Nos encantan así colocadas encima del cabecero, ¿y a vosotros? Me encantan además sus bolsos, me parecen súper prácticos para madres todoterreno ;).

“Y un rábano”, me dice la NSN, cuando intento los domingos ponerle el vestido de puntilla, los leotardos caladitos y la capotita ideal de la muerte… Entre semana lo tenemos claro, sobre todo María Poppins, como mejor está es con su ropita cómoda, para pasear por el barrio de los Bugaboos y jugar en casa. Así que, aunque a veces le ponga hecha una princesita, ella no es nada ñoña. Este body, que aún le está un pelín grande, le ha encantado, como todo lo que tiene No ñoño. Difícil elegir, ¿eh?

Al final del día, no recuerdo cuántas veces tengo que cambiar el body a la NSN si no le pongo babero porque es una auténtica babosita. A lo que se une su afición por hacer burbujas y espurrearte el bibi cuando menos te lo esperas. Así que la idea de los quitas babas de Peques Guapos me ha parecido lo más de lo más, puedes combinarlos con la ropita que le pongas y está guapérrima. ¡Adiós baberos feos! ¡Hola quita babas molones de Peques Guapos! Que la NSN siempre tiene que ir estupenda, nunca sabe la aventura que le espera. Mirad los modelos que tienen en la web y lo bien que quedan. ¡Los de nubecitas me encantan!

Y para combinar con el quita babas, ¿qué os parece este mono preciosisisimo, de estampado étnico? Para los paseos por La Latina con la NSN, mientras los papis se toman unas cañas, que todo no va a ser rosa y flores, ¡que se me rebela! La calidad es buenísima, así que cuida de la piel delicada de little princess. De la marca Shampoodle, una de las marcas de Baby Tendence, que seguro que conocéis. No dejéis de seguir su blog para estar al día de las últimas novedades.

Es un instrumento pero no suena… La NSN tiene alma de rockera aunque vista con lazos rosas, os lo digo yo. Y eso se ve cuando se coge los vestidos y se los sube para arriba, enseñando sus leotardos o pañales. No tiene vergüenza… Pero oído si que tiene, gracias a la genética del PNSN, del que parece haber heredado todo. En esto no tengo nada que decir, porque bien me gustaría a mí poder cantar; ya no digo cantar, al menos entonar o tararear alguna canción a la NSN por las noches. Así que ella está encantada con el nuevo peluche que ha llegado a su pequeño principado. Esta preciosa guitarra de Chirimbambola de topitos, ¡qué le gustan los lunares! Si es que por algo tiene alma andaluza. El acabado, la textura de esta preciosidad es increible. ¡Quiero una de sus geishas ya!!! ¡Y un cactus!!! ¡Y un conejo!! ¡Y todoooooo!! Los demás peluches están tristes, la NSN ya no les mira… Y es que ella tiene mucho por componer con esta guitarra.

Bueno, hasta aquí el post prometido, que se ha hecho de rogar. Pero, espero que os guste, además no quería subirlo hasta que no estuvieran todos estos maravillosos regalos, que nos han hecho tan felices y que ya tienen cada uno su lugar preciado en el reino de little princess.

La niña sin nombre en Facebook.

Historias para no dormir: Daños colaterales de la vuelta al trabajo…

Por mi salud mental los jueves no escribiré en el blog, a menos que sea algo excepcional como un día de fiesta o consiga un clon (estoy en ello…). La NSN tan sólo tiene 4 meses y, aunque últimamente piense que puede vivir perfectamente sin mí, gracias o por culpa de una Mary Poppins que es más Poppins que la real, no me sentiría a gusto entre cuatro paredes de un hospital mental, mandándole cartas, que no sabe leer, y recibiéndola en un vis a vis.

Así que aquí estoy, de Love Friday, reventaita pero de finde y eso es todo felicidad. Así que vamos a hacer un repaso rápido de mi primera semana de vuelta al cole.

Volver al metro siempre me sorprende y ahora más, que con el tarifazo me estoy planteando colocarme las zapas y cruzarme la M30 por las mañanas. Las caras tristes del metro, mirando al suelo, evitando cruzar miradas con una preñati o un anciano, que ose acercarse a sus asientos. Yo creo que, por empatía, me convierto en un zombie igual o mombie, como dice una mami bloguera (término que no me puede gustar más), menos en lo de los asientos, que ya me tocó a mí y te hace una gracia que nadie te ceda el puesto, aunque seas una bola andante, que, porque te controlas que si no te ponías con la metralleta y te quedabas sola en este mundo subterráneo gris y cruel. Y ahí me véis, en el vagón, triste y compungida, aunque por dentro me esté partiendo de risa con alguno de vuestros post o tweets diarios.

Salgo del metro y empieza el maratón. Me voy a poner cachas, ya os lo digo. En el próximo Maratón de Nueva York arraso. Las carreras, por el metro, por la calle, por la oficina, por el monte, por la playa… Que ya corre una por inercia, aunque vaya con la NSN en el carrito y sea día de fiesta. En la oficina, pese a llegar casi una hora antes, corro de un proyecto a otro, de una reunión a otra, con la sensación de no llegar a nada de nada. Y cuando me doy cuenta son las 5 y media, no he visitado el urinario ni una vez, no he comido, tengo los ojos a punto de salirse de sus órbitas y me tengo que tirar a la calle de nuevo a comenzar la huida a casa. Aquí es entonces cuando hago mi mejor marca, que me entra “la ansieté”, como diría el Hada Madrina cuando ve comer a gordi, y me faltan piernas. Gracias a las alas supersónicas, que me han prestado, ayer jueves me hice el recorrido en tiempo récord. Un día me veo con la cara aplastada en el asfalto y entonces sí que nos vamos a reir.

Además de María Poppins con su reporte diario y una sonrisa de la NSN (que hace que se me salten las lagrimillas) me dan la bienvenida a casa un montón de ropa por planchar, la cesta de la ropa sucia a rebosar, polvo hasta en el baño, pelusas que se han hecho dueñas del hogar y un frigorífico que me dice: “¿qué pasa aquí, es que ya no se come?”.

A esto de trabajar, que tanto dignifica el alma, tienes que unir que llevas bolso y este sin pañales, ni toallitas, ni gasas varias. Y que ahora el andar es distinto: “adiós Converse, hola tacones”, al menos cuando tienes reunión importante, que ser madre no lo justifica todo, ¡ya les vale! Así que ahí te ves dando trompicones, metiendo el tacón en alguna alcantarilla, para, al final, llegar sudando a todos lados. Esto es un daño colateral o un valor añadido, depende como se mire, que mi operacion biquini ha empezado con más fuerza que nunca.

No soy capaz de llevar mi vida 1.0, así que imagínate la 2.0, que por la noche, cuando la tranquilidad se cierne sobre mí, no doy a basto. O un día de estos acaba mi cara moldeando una farola, por aprovechar el camino para el
Retwitteo. Y mi última obsesión el Cinegram este, que me tiene loquita. Estoy por tirar el IPhone y volver a uno de esos ladrillos de antaño con antena, gacheto-móvil, que sólo me permita llamadas de emergencia. ¡Dios! ¿Para qué inventaste el twitter y madresfera para qué me obligaste a activar la cuenta? Así estoy que mi avatar es negro como el tizón y sí, aunque no lo creáis, ya le he cogido cariño a la profundidad y misterio de ese cuadradito indefenso. ¿Qué queréis que lo abandone por un huevo de esos? ¡Ni mijita!

Pero hay dos daños colaterales que son los más preocupantes. El primero es el culpable de que los jueves nos lo tomemos como mudos en este blog, siguiendo la iniciativa de Miércoles mudos de otros blogs y retrasando un poco el tema del divorcio, que es crónica de una muerte anunciada. Ya pensaré algo visual que postear esos días, al menos para que no me olvidéis. Y ese daño es el no dormir. Bueno, el dormir tan poco. ¡Con lo que eramos! A las 11 al sobre y hasta las 8, se me cae la babilla de pensarlo. Ahora 6 horas con suerte y arriba, no hay más remedio. El segundo daño colateral preocupante es, sin duda, todo el tiempo perdido con la NSN. He pasado por todos los estados emocionales estos días, que en vez de bipolar parecía tripolar. El primer día, en las horas que estuve con ella, intenté condensar todo lo que antes hacíamos. Así se acostó la pobre, con ataques de hiperactividad y los ojos como platos hasta las 2 de la mañana. El nudo en el estómago, las lagrimillas y la locura transitoria al salir del trabajo creo que me van a durar, así que viviré con ello. Si no puedes con el enemigo, únete.

Necesito un hogar inteligente, que funcione sólo a golpe de click. Un clon para quedarse con la NSN y no sentir este vacío emocional. Un caza para mis desplazamientos y algunos de estos daños colaterales estarán resueltos.

Ahora en Love Fridays intentaré que las agujas del reloj se detengan el mayor tiempo posible, para que la segunda semana se haga de rogar.

Si es que hay cosas que no aprecias hasta que las pierdes… snif snif

La niña sin nombre en facebook.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 305 seguidores