Historias para no dormir: Lo que da de sí 1 hora en La Pradera

Ayer me dejé llevar por la emoción de ser madre primeriza y pequé comprándole a la NSN el traje de chulapa… Un traje de los “buenos”, el de los chinos vamos, que en China se habrán tirado el año entero cosiéndolos, que está Madrid plagado… Su gracia tiene para los más peques. Pero que lo he visto yo en cuerpos de mozuelas y la caída y la transparencia del vestidito hacen una silueta que “madre mía”. El caso que esta mañana ya hemos hecho la gracia, hemos vestido a la NSN con el traje típico de su tierra, porque aunque a mí me pese un poco (sólo un poco… bueno, no, me pesa mucho), ella es madrileña y no hay más. Esataba guapa de chulapa, sí señor, se le veía muy suelta. Después del shooting para hacer las delicias de abuelos, tías y amigos se lo hemos quitado porque me parecía una tortura llevarla con este calor y esa tela, ella, pobre mía, que aún no puede despegar el respaldo del maxicosi.

Así que después de 9 años en Madrid, hoy, dejándonos llevar por la emoción de la NSN en estas sus primeras fiestas como madrileña, nos hemos lanzado a las calles en busca de La Pradera de San Isidro. Y allí, como guiris que se precien, lo primero que hemos hecho es acercarnos al cuerpo a preguntarles: “¿Esto cómo va?”. Después de las amables directrices del policía, hemos subido la cuesta emocionados ante lo desconocido.

Una vez en La Pradera y alrededores os cuento algunas cosas de los madrileños y estas sus fiestas que me han llamado la atención:

1. Que a los madrileños les encanta hacer cola para todo. Y encima las respetan, que esas colas en Málaga no prosperan, que se lía el “tangai” a lo más mínimo, cuando la señora mayor de turno se hace la sueca y se planta en primera fila. El caso que nada más llegar, decimos: “Como haya que hacer esa cola para entrar a La Pradera ya podemos darnos media vuelta”. Ays, suspiros, cuando nos hemos enterado de que era para coger agua bendita de la Ermita de San Isidro. La NSN ha puesto cara de: “yo quiero”, que hay que empezar a hacer las cosas bien desde el primer año, pero le hemos dado una rosquilla y entretenida se le ha olvidado su petición.

2. Que hay chulapas/os de todas las edades. Y familias enteras de chulapos. Y bebés recién nacidos también chulapos. Chulapos más modernos y chulapos más clásicos, mucho chulapo en definitiva. Y que hay dos tipos de trajes, unos como los de los chinos o imitación de ellos y otros más historiados, más goyescos, más currados. Pero tampoco mucha variedad he visto yo en este tema. Bueno, aquí algún testimonio gráfico.

* Esta familia tan monísima me ha visto llegar con la cámara y se han pensado que lo del blog era una revista de tirada nacional y han posado para La niña sin nombre así de chulapos…

3. Que las rosquillas no sólo son tontas o listas. Que las listas ya sé yo que son porque se te pegan al “culamen” con ese recubrimiento de azúcar que quita el “sentío”. El caso, que las hay de todos los sabores, olores y colores. Ahí se lo han currado, sí señor. Que se quiten los macarons y cupcakes de la Mamá del Gremlin, que las rosquillas si que valen, te comes una y ya no te puedes ni mover. Viva la contundencia castiza.

4. Que puedo vestir, contra todo pronóstico, a la NSN de gitana y no desentona. Juro que ayer esto no lo sabía, que ahí me he topado yo con una caseta verde y blanca, andaluza por los cuatro costados, con su vinito dulce, su fritura malagueña… El mar no se veía, pero que se me ha puesto un pellizco de la emoción, que aún me dura.

5. Y por último, que mi paseo por La Pradera ha sido rápido, de inspección del terreno. Lo último que hemos podido constatar es que es un poquito agobiante y caluroso para un bebé de 5 meses. De esos sitios que una dice: “Ay, que inconscientes, ¿a dónde van esos padres con bebés tan pequeñines?”. Pues ahí estábamos nosotros, sintiéndonos un poquito más madrileños hoy, como no podía ser de otra manera un 15 de mayo y “olé”.

De ésto toda la culpa la tienen Me gusta mi barrio y Madresfera, que me planean la vida sin ellas darse cuenta. Gracias chicas.

La niña sin nombre en facebook.

Anuncios

Etiquetas: , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

11 responses to “Historias para no dormir: Lo que da de sí 1 hora en La Pradera”

  1. vaninasblog says :

    Viva esa valiente malagueña, has hecho tu primer tanteo, y como experiencia, pues no ha estado mal, verdad?, cuando la peque sea más grande, puedes hacer otro intento, y sino al menos puedes decir, que has estado, y lo has vivido.
    PD: Pobre Gremlin y sus macarons, entre tu comparación y la mía, el próximo lo hace sobre rosquillas trendy, jejeje
    Un besote,
    Y seguro que la peque estaba muy guapa, estoy contigo que con estos calores, el traje es una tortura,:)

    • La niña sin nombre says :

      La verdad que estaba para comérsela y a ella le encantaba el traje por el colorido tan vivo jeje. Lo guardo para el año que viene que ya le estará mejor cuando ella pueda moverse a su aire ;).
      He dado un paso a la integración en sociedad madrileña jeje. Y ya puedo al menos opinar ;).
      Espero que pasarás un día de fiesta genial. A mí me parece hoy más lunes que el propio lunes… Estoy para el arrastre jeje.
      Besos,

  2. Amelia says :

    Que chulo el post Laura. Puedo decir que la NSN estaba graciosisima de chulapa. Ah, las rosquillas las prefiero listas, que para tontas siempre hay tiempo, vaya pinta que tenían!!!!

    • La niña sin nombre says :

      Al final no nos comimos ni una… Con una hora tuvimos bastante… Suficiente para sentirnos un poco más madrileñas jaja. Y sí la gordi de lunares está monísima, verás el año que viene cuando ya se mueva con soltura, miedo me da!

  3. Miss y Míster Golosina says :

    Mujer, después de 9 años no está mal q te vayas integrando en la vida madrileña, y cómo no en sus fiestas y costumbres. La próxima quiero foto tuya y de la NSN, auque sea de espaldas, con el atuendo de chulapas.
    Y por lo de padres insconscientes, tranquila, q igual no te lo han dicho, pero lo han pensado 🙂 (y es q a la gente le gusta mucho eso de juzgar lo ajeno)
    Bs

    • La niña sin nombre says :

      Estas fiestas la verdad que no me han gustado demasiado… Me esperaba más (que no me escuchen/ lean) los madrileños, aunque la NSN es madrileña… jajaja La NSN si que se vistió, yo no… Yo de flamenca, puede…
      Pero de chulapa no, una cosa es conocer las fiestas y otra cambiarme de chaqueta jeje.
      Y sí, seguro que lo han pensado más de una vez: ¿A dónde va esta mujer con la niña a todos lados? Pero es así… Mucho mejor, ¿no?
      jejeje
      Un besote!!!!

  4. Walewska says :

    Yo soy una rancia y a mí estas cosas folklóricas me apasionan poco. Sí que visto a mis hijas de baturras, básicamente porque me gusta el traje, pero el resto de las fiestas del Pilar desaparezco y jamás me encontrarán en un concierto de jotas. Eso sí, lo de las rosquillas (y eso que no es mi postre favorito), me he quedado con ganas de probarlas. Me da que van con GPS derechas al culo, pero chica, donde caben dos, caben tres.

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja
      Yo como ves sólo aguanté 1 hora, hice inspección sobre el terreno y nos fuimos a pasear a la Dehesa de la Villa, mucho mejor la verdad. Aunque como experiencia estuvo bien… Para poder opinar, más que nada…
      Gracias por pasarte a comentar. Un placer tenerte por aquí! Y viva El Pilar jeje 😉

  5. Tarsagurumi Crafts says :

    Que experiencia lo de la pradera eh? yo tambien bajé este año por primera vez en casi 7 años en la capi y lo flipé todo.
    Me parece genial que vistieras a la niña de chulapa solo pa las fotos porque yo vi unos cuantos niños muy pequeños con el traje hasta arriba y estuve por llamar al defensor del menor… eso es una venganza hombre!
    Y la variedad de chulapos y chulapas… alguna no iba con amigos seguro, porque un amigo te diria “con ese culo no te pongas de chulapa” claramente jaja.
    Las rosquillas es que no me llaman nada… me parece que se me va a hacer cemento dentro… me dan miedo…
    Pero por lo demás yo eché el dia tan feliz con mi chico y los amigos, nosotros en vez de llevar niños llevabamos mucho tinto de verano y cervecita pero habia que mantenerlos fresquitos igual! jajaja
    Besooos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: