BIG IDEAS: La NSN está libre de antojos…

Limón. Un trozo de pan. Helado de fresa. Sandía. Helado de nata. Galletas varias. Natillas. Tarta de chocolate. Kiwi. Cerezas. Melocotón.

No. No es mi nueva dieta hipocalórica para multiplicar la celulitis que no me quiere abandonar, se trata de todo lo que ha probado la NSN en tan sólo 4 días en tierra santa. Como diría el Hada Madrina, la NSN es carne de Dukan. Y eso ya lo era alimentándose únicamente de leche, no quiero ni imaginar cuando empiece a darle al pan, el azúcar y los hidratos… Me veo haciéndole una cartilla de racionamiento que le ayude a alejarse de las tallas grandes de El Corte Inglés. Ella algún día me lo agradecerá. Todo esto lo conseguiré con mucho esfuerzo hasta que llegue el verano, la niña pise la playa y con ello comience su convivencia con los abuelos.

El PMNSN (abuelo paterno) y la MPNSN (abuela materna) son los principales sospechosos de que hoy, después de 4 días, tan solo 4 días, la NSN haya multiplicado sus pliegues corporales. “Pero si solo está probando un poquito” como los sospechosos dirían. Pero es que a esta niña le engorda todo solo con mirarlo. Es ver cualquier cosa que puede ser chupada, lameteada, ingerida y abrir la boca como un resorte. Después de intentar imponerme, de dejar clara mi postura (la más coherente, claro) de que es un bebé (por si alguien no se había dado cuenta)  y tiene que comer su comida (digo yo), mi invisibilidad se puso de manifiesto, así que la NSN no se ha quedado con ningún antojo… Ella lo tiene claro. Cuando sea una embarazada se comerá todo y los kilos ¿qué más dan? Son alegría, ¿no?

Algo así me paso a mi en el primer trimestre de mi embarazo, me dije: “Ancha es Castilla”. Acostumbrada a controlar lo que como y obsesionarme por épocas con el peso (yo soy mucho de obsesionarme en general) al embarazarme engullí todos los hidratos que correspondían a los años que me había privado de ellos. Llegó agosto y ahí me veía yo en la playa cual morsa desparramada de 5 meses y con unos volúmenes que ni las musas de Botero. Al volver de vacaciones, tuve mi primer desencuentro con “El Ginecólogo”, un ginecólogo nuevo claro, en la SS cada vez te ve uno, esto lo hace todo muy cercano y sensible la verdad. Pero por otra parte está bien porque puedes engañar a todos con las mismas mentiras: “De verdad que casi no como… Muy poquito… Yo soy de comer poco, sabe usted… Pero con el embarazo todo se ha revolucionado y me engorda hasta respirar, será la alteración hormonal…”. Estaba yo dando consistencia a mi speech cuando el “El Ginecólogo” sentenció: “Pues para no comer, te estas poniendo como una vaca burra”. Esas palabras, una a una, las tengo clavadas aún en forma de celulitis perenne.

Así que a partir de ahí viví mi embarazo lleno de sueños inalcanzables de bollería industrial, hamburguesas grasientas y derivados. Los que me conocen saben que comerme yo una hamburguesa completa del VIPs un día de diario es signo de que algo no va bien. Pero es que era una tortura reprimirse… Llegaba a casa y sólo soñaba con vaciar el frigorífico: dulce, salado, dulce, salado y así hasta que la ansiedad desaparecía. Pues decidí tomar las riendas de mis carnes y me controlé, no pasé hambre, pero evité esos ataques de locura… Los antojos se multiplicaban y yo visualizaba a la NSN llena de marcas como uno de los protagonistas de la nueva campaña de Llao Llao que tan divertida me ha parecido. Por eso, cuando se pusieron en contacto conmigo, lo ví claro, era el momento de contar mi historia sobre mis antojos malignos.

Mujeres embarazadas del mundo no os preocupéis, ya no dejaréis marcados a vuestros bebés como reses, viviréis felices pastando sin mas preocupación que elegir el sabor perfecto de vuestro helado. Así que OJO AL ANTOJO, como dicta la campaña.

<script type=”text/javascript” src=”http://bit.ly/LSUhq2“>

Con el servicio de antojos de Llao Llao desde la web podréis conseguir o recomendar a amigas, vecinas, compañeras embarazadas un carné para consumir Llao Llao totalmente gratis por valor de 15€. ¿No os parece genial? Yo aunque no esté embarazada, me lanzo a las calles a acabar con todo su yogurt helado a la voz de YA. Una manera saludable y fresca de no reprimir nuestros antojos. ¡Ay! Qué listos estos de Llao Llao.

Y si os parece poco, no me seáis pudorosas y a dejar al descubierto ese antojo que ha marcado vuestra piel, porque vuestras madres no pudieron disfrutar de estos placeres, y ponerlo a concursar. Tu antojo, él solito que siempre te ha reclamado el protagonismo que se merece, puede llevarse un premio espectacular entrando aquí. Yo tengo dos, pero son poco llamativos… Creo que no me voy a Barcelona a ver a Lady Gaga. Snif snif.

La niña sin nombre y el yogurt helado.

P.D. Si queréis leer un post de los que explican de verdad, como debe ser la campaña y cómo funciona, no dejéis de leer el post de Belbelart aquí, ella es toda una CM ;).

Anuncios

Etiquetas: , , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

18 responses to “BIG IDEAS: La NSN está libre de antojos…”

  1. Gemma/El Sur (@Gemma_311) says :

    Ay lo que me estoy riendo con tu historia y ya lo del concurso ni te cuento, vamos que voy a mirar bien a mis hijas a ver si alguna tiene un Big Mac doble con queso y patatas fritas en la pierna y puedo concursar. (ya tu sabes).
    Por cierto, Llao Llao significa en idioma de nosequé indios argentinos Rico Rico.

    • La niña sin nombre says :

      jajajaaja verídica de las buenas… Mis amigas lo flipaban, menudo ginecólogo burro ¡eh! Ays qué vida ésta! Tuve que aguantar todo agosto escuchando a todo Dios decir: ¡Cómo has engordado! Y luego al final del embarazo todo Dios otra vez: ¡Qué poco has engordado! En fin… Lo que te digo la comida basura es adictiva en el embarazo… Es droga maligna y lo pasé mal evitándola… jajaja Me parto con lo del antojo de tu hija, si lo encuentras avisa. Eso sí, a mí algunos de los antojos del concurso me han dado miedo ¡eh! Yo creo que sí hay próxima hija tienes que comértelo, por favor, hazlo por ellas, que no tienen culpa de nada, pobres mías.
      Gracias por lo de Llao Llao… Es gracioso el significado… Y es un nombre que se queda, me gusta, no lo sabía 😉
      Un besote y gracias por estrenar los comentarios y por amenizarme la noche con Calamaro, ya me voy feliz a la cama jeje.

  2. peinetapintxosymimonillo says :

    Bueno yo creo que el Monillo no puede tener ninguna mancha porque no recuerdo ni un puto antojo, sólo un semi que pa colmo no se cumplio, fue cuando estaba de 7 meses se me antojo una palmera de chocolate de mi pueblo pero no fue como la recordaba de mi juventud cachis. Aqui la menda llego al embarazo recien adelgazada 18 kilitos de nás hasta los 4 meses no engordé ni un gramo, y comí demasiado sano y fui al gimanasio hasta una semana antes de dar a luz, a mis los efectos de los kilos del embarazo me han venido con efecto retroactivo y hasta aquí puedo leer

    • La niña sin nombre says :

      Ay! Eso me pasaba a mí también endiosaba cosas que luego no estaban tan ricas como creía jaja. Wow!!! Te lo tomaste muy en serio lo del embarazo… 18 kilos!! Mare meva!!! Estabas hecha un suspirito no???
      Bah! Estás estupenda Peineta! A la hoguera las modelos flacuchas! Vivan las curvas :).
      Me parece increíble que no tuvieras antojos y pudieras comer tan sanísimooooo!!!! Qué envidia!!!

  3. la madre novata says :

    No tuve antojos, pero N tiene una mancha en la frente, es clarita, pero ahí está. Los médicos son la bomba, yo hasta el quinto mes no engordé ná y entre el 5 y el 6 pillé dos kg, yo encantada hasta que la matrona me dijo que dos kilos en un mes es mucho ¿pero coño! miran el historial? que ya iba siendo hora! “controlate un poco” me dijo la muy perri

    • La niña sin nombre says :

      Pero se puede saber que le pasa al wordpress contigo… Juro por lo más sagrado que he contestado este comentario dos veces, vuelvo y no está… Hay una fuerza del mal que está haciendo algo, miedo me da!!! jaja
      Bueno, como repetirlo por tercera vez ya es demasié. Sólo decirte que con ese tipín y ese metabolismo de diosa, bien podrías ir dándole hermanitos a N…
      Qué ganas de verla y ver esa manchita bonita jaja

  4. Alicia says :

    Pues la verdad es que te agradezco la información sobre ésto, porque voy a intenatr rellenar los datos y enviarlo ahora mismo, que unos heladitos gratis no vienen nunca mal!

    Con la parte de marcas de antojos ya no puedo hacer nada… pero bueno, leyendo que dices que los tuyos son poco llamativos.. a lo mejor contando su historia a tu manera puede quedar original, no? 🙂

    • La niña sin nombre says :

      Claro que sí!!! Cómo me alegro que le des uso, ¿lo has mandado ya? Cuando tengas el carné y lo pruebes no dudes en contarme, ¿vale? Están buenísimooooossssss!!!!
      Los míos son muy discretos y mi madre nunca ha sabido decirme el por qué de ellos jejeje. Pero claro ella engordó 22 kilos conmigo, dudo que se quedará con algún antojo jaja.
      Un besote y gracias por comentar!!

  5. Noemi Megustamibarrio says :

    Jejejejejeje! Muy bien traído, princess, con mucho estilo, como tú sabes! Me he reído mucho con lo que ha probado la NSN, yo que hasta el año no me he atrevido a darle a miniGuille más que lo estrictamente permitido 🙂
    En el embarazo engordé mucho, sobre todo al final porque miniGuille era muy grande. Y claro, me dijo la ginecóloga que “para lo que me quedaba en el convento”… Pues eso…
    Y yo, ¿puedo comer helados de esos sin estar preñada ni nada? ¿Puedo? ¿Puedo? Y si digo que soy amiga de la mundialmente famosa NSN, ¿me harán descuento? ¿Puedo?
    Un besazoooo, sociaaaaaa!! Tonight, prepárate!

    • La niña sin nombre says :

      Gracias mi niña!!! He intentado que fuera elegante… Me alegro que te haya gustado. Tenía pensado hablar de todo lo que ha probado la NSN, no era para menos… Así que me ha venido al pelo… Pero, ya ves, que a la gente no le gustan las promos… Aunque si que ha habido visitas, pero yo creo que no comentan ;). La verdad que la campaña es buenísima, a mí me lo parece…
      Nosotras , ¿te das cuenta? Al final por una cosa u otra nunca nos llevamos nada jaja. Ay!! Pero con nuestros GTs nos basta. Ahora estarás de vacaciones en el mar… Disfruta muchísimooooooo!!! Que te lo mereces!!! Y cuando estés en La Cala City avisaaaaaaaa!!!! Muacccccc

  6. Teresa says :

    Pues yo voy a aprovecharme de la promoción, ya que estoy de cuatro meses, y no se vosotras, pero de ver el vídeo se me ha antojado uno 😀

    Lo que menos quiero es que mi nena salga con un antojo en forma de tarrina de helado jaja.

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja Pues qué genial!!! Que vayas a aprovechar la promoción!! Los helados están buenísimos, te lo digo yo!! Rico rico!!! Y como dices no es plan de que la niña te salga con la tarrina y letras que pongan: LLAO LLAO jeje.
      Muchas gracias por comentar!! Y cuando los pruebes, cuéntame qué tal, ¿vale?
      Un besazoooooooo y a disfrutar del embarazo!! A mí el año pasado me pillo más o menos como tú… ¿Nacerá a final de año no?

  7. jenny says :

    Trabajo con embarazadas a diario y la verdad es que me he reido mucho leyendote….cuantas veces he oido tu speech??? jajajajaja…eres genial!!

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja tan común soy, ¿no? Me lo imaginaba… jajaja. Bueno, me alegro que con el mío te hayas reído!!! Mmmm interesante lo de que trabajas con embarazadas, ya me contarás anécdotas, seguro que tienes millones!!!!
      Gracias como siempre por comentar y estar ahí, me alegras el día!
      Muacccccc y en una semana estoy de vacaciones… Llevaré libreta y boli porque se me agotarán las páginas escribiendo lo que van a querer darle de probar los abuelos a la NSN… Miedo me da!!!

  8. vaninasblog says :

    Yo antojos nada de nada, 9 meses de nauseas permanentes, incluso dormida, acabaron con mis ganas de todo…
    No obstante reconozco que el pan, las patatas, pasta y carne, era mi dieta básica.
    Una vez tenedor en el mundo me puso fina de todo lo que me ha gustado siempre y embaraza no podía ni verlo.
    Para comer helado, nada de fetos en evolución…solo comer, aunque tenga que pagar,,,
    Un besote mi niña, más que visible, desde el mar…

    • La niña sin nombre says :

      Hola chispuncita!!! Qué honor que me comentes desde mi tierra. Diles de mi parte que te traten como te mereces eh! Qué no me entere yo… No, si seguro que te has cruzado con mis padres, mi hermana, mis amigas, qué gracia!! ¿Qué tal tenedor por el mar?
      Ufff tiene que ser horrible lo de las nauseas pobrecita. Tengo amigas que lo han pasado fatal con eso. Yo tuve mucha suerte, me encontré fenomenal durante todo el embarazo. Sólo al final que tenía ciática. Pero ya las dos últimas semanas. Lo bueno, por buscar lo positivo, es que seguro que el médico no te dijo “vaca burra”. Con el tipín que tienes, estarías estupenda, seguro!
      Un besazo guapetona! Y disfruta muchísimoooo!!! Yo el viernes!! Yuhuuuuuuu

  9. mariapagar says :

    Pues yo de antojos nada. Es más, salí del paritorio con 9 kilos menos que antes de quedarme embarazada… Un post genial para kdiz campaña.

  10. AUNTY VIC says :

    La carita que pone Julia al probar el helado de fresa-nata no tiene nombre……….TPNSN (tia paterna de la NSN). jeje!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: