Historias para no dormir: El camino que lleva Belén…

La NSN duerme plácidamente. El shérif ronca en el sofá de Truman, ese que lleva su nombre. La abuelita prepara los manjares de esta noche. El PNSN alterna con sus compañeros de curro, todos casados, con hijos, pero con espíritu de jovensuelos con ganas de brindar una y otra vez. ¿Y yo? Pues reflexiono sobre esta noche que se acerca con dudas existenciales, que nunca llegaré a resolver. Y es que las fiestas, en concreto, esta nochebuena que nos toca hoy, es directamente proporcional a:

> Comida, comida, mucha comida. Todo lo que tu madre es capaz de preparar en un día de cocina y en los días previos, claro está. Da igual, ¿qué no tienes hambre? “Come un poquito más, que una noche es una noche”. Si es que he comido: jamón, gambas, ensaladilla, queso, foie… He comido calamares rellenos y ahora ¿pretendes que me coma el pavo/ el cordero o lo que se tercie? ¡Venga! Vamos, dale, que aún tienes un huequito para el postre, el sorbete de limón y el turrón. ¡Que no se diga! Y a hacer una digestión exprés, que mañana no te libras de la comida de Navidad…

Conclusión: come, es mucho más productivo que escuchar a tu madre repetir 1.500 veces “Come un poquito más”.

> Palabras, frases, conversaciones prohibidas. Da igual que te mentalices, que vayas con la intención de eludir los temas escabrosos, esos que sabes que siempre son polémicos en tu santa casa. Si no lo sacas tú, lo sacará otro y sin darte cuenta, ahí estáis enzarzados en la discusión de la nochebuena. Porque oye, ¿que es una nochebuena con mucha comida, pero sin una voz más alta que otra? Pues la mía, no, no es lo mismo.

Conclusión: capea el temporal lo más rápido posible y dile a la niña/o sin nombre de la casa que haga una de sus monadas, así distraerás al personal y con suerte saldrás ileso. Si lo conseguís, decidme cómo.

> Villancicos, villancicos y más villancicos. En mi casa con esto no tenemos mucho problema a priori. Tenemos muy claro que cantamos tan mal que mejor no fastidiar más la noche… La NSN aún no canta, así que no podemos contar con ella. Pero, escucharemos, por supuesto, una noche más, esa canción de El tamborilero, versión Raphael, of course, para que a la abuelita se le acongoje el alma y acabemos todos con la lagrimica, que después de las discusiones siempre viene muy bien. A esto se unirá el discurso del shérif que dará la tabarra a los consortes para que canten y es que ellos, el PNSN y el futuro del Hada Madrina si que entonan, así que ahí estaremos.

Conclusión: si no puedes con tu enemigo, únete, ya han dicho que mañana hará mal tiempo.

> Fotos, fotos y más fotos. No negaré que me gusta más una cámara que a un tonto un lápiz. Pero esto tiene matices imprescindibles. La cámara la controlo yo, hasta que no tenga la cara foto preparada ¡no disparen! Y, por supuesto, luego pasará por el filtro de mi mirada crítica… Y entonces de 5o0 fotos sólo sobrevive 1. Pero, en nochebuena es otro cantar, mire usted, el shérif no entiende el concepto de cámara digital. Ni cara foto ni leches, cuando tienes el langostino en la boca o estás como una energúmena diciéndole a la NSN que deje la copa de vino que aún es pronto, tu padre dispara a traición. Y no gastes saliva en intentar que te deje visualizarlas prque no lo vas a conseguir. Al día siguiente te encuentras en tu mesa todos tus caretos revelados en formato 13×18. “Sales fenomenal”. ¡Ja! Ni en una.

Conclusión: aunque te de pereza, más te vale acicalarte un poquito para que esta vez seas capaz de al menos en una salir con cara de persona normal.

Así que lo dicho, en Truman ya tenemos preparada la pandereta, las cámaras digitales, los manjares en coción y las conversaciones prohibidas para pasar la noche “más buena” del año o al menos una noche más.

¡FELIZ NAVIDAD! Qué pasen ustedes una noche mágica y feliz. Y no se olviden de que por Truman ya pasó Papá Noel y tiene un regalo para vosotros AQUÍ.

Imagen 1

La niña sin nombre y la nochebuena.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

7 responses to “Historias para no dormir: El camino que lleva Belén…”

  1. bizcochodechocolate says :

    Si es que mi niña eres genial haciendo post en tiempo real. No quiero comentar mucho que me pierdo! Solo decirte que hoy ceno con los contrarios y eso supone que casi es mejor que no abra mi boquita…que estoy más mona.
    Que se anden con cuidado que yo soy la que llevo la camara!!
    Menos mal que siempre nos quedaran los niños que llevan toda la tarde ensayando “gangnam style”

  2. ampa de o'mimi says :

    jajajajaa en casa no hay villancicos pero si todo lo demas, aunq no te negare q cuando veos las pelisdesobremesa, me apetece echar mano al piano y poner al tiorafa con la guitarra, el bajo y demas instrumentos a cantar… aunq lo de las lagrimitas lo veo digicil, si!espero q tu nochebuena tiviera de todo y sobre todo, mucho amor! besos muchos linda!
    XD

  3. Patch says :

    Feliz Navidad! En mi casa no hay villancicos pero sí que ando hecha una bola (más que antes, si cabe). Qué tendrán las madres/abuelas con la comida…

  4. Miss y Míster Golosina says :

    Feliz Navidad! Veo q tus Noche Buenas son muy entretenidas, jajaja. Imagino que la habrás disfrutado.
    A ver si mañana me paso por el post del sorteo y participo, que desde el móvil es un rollo.
    Y a ver si te envío EL mail.
    Muac!

  5. sarablancos says :

    Bueno, en casa somo de comer “hasta el infinito y más allá”….pues la mamagallina (lease mi madre) se empeña en cebarnos como si luego fuera a sacrificarnos al Dios Sol, en fín, mi hijo, como buen hijo de su padre es más de mama dame chicha…no de esa no de la sanguinolienta, que de hacer monadas mientras haya comida en la mesa, esos si encuanto se acaba el tripeo comienza un despliegue de monerias, grititos y balbuceos en bebe mezclados con las 10 palabras que se sabe, capaces de hacer babear hasta a su mismisimo abuelo que es un rancio el pobre. En fín, somos todos iguales
    …., Feliz Navidad a la familia Truman….

  6. María Paradela (@mariapagar) says :

    Espero que, pese a todo, lo hayáis pasado genial.

    En mi casa nos juntamos ciento y la madre, pero la verdad es que no suele haber muchas discusiones… lo de los villancicos, comer de más y las fotos creo que es un mal endémico de la Navidad, no de tu casa.

    ¡Feliz Navidad, querida! Besos apretaos.

  7. vaninas says :

    Eso son los por menores de las reuniones familiares, son una mezcla de sabores, y los agri dules, no suelen fallar. Nosotros hemos sobrevivido a la Navidad, ya preparándonos para la noche vieja…a ver como se nos da!
    Un besote guapetona!!
    PD: yo he tenido villancicos de la boca de Tenedor, los mejores que he oído, y con un entusiasmo envidiable

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: