Historias para no dormir: Sin propósitos se vive mejor…

No, no, no… Por más que intente pensar lo contrario, yo anoche no empecé bien el año. Es así. Terminaron las campanadas y todos (los 5 integrantes de mi fiesta y la NSN) se abrazaban y jaleaban por el nuevo año que comenzaba. Yo, cabizbaja, escupía huesos y miraba las cuatro uvas intactas que quedaban en el plato de plata, que mi señora madre había desempolvado para la ocasión.

Creo que ha sido el primer año que no me las he comido todas. Y no acierto a saber realmente por qué. Yo echo las culpas, claro está, a mi santa madre, que ha decidido este año no comprar las perfectas latas de uvas peladas sin hueso, que me daban la felicidad las nocheviejas pasadas. No, ella ha decidido, que es mucho más importante que las uvas estén buenas, aún a riesgo de que no te las pudas comer todas al ritmo del estresante comecocos o, en el mejor de los casos, que te atragantes con tanto hueso y, así, no tenerte que ver en el trauma póstumo de este comienzo de año fatídico. Yo siempre he pensado que no soy supersticiosa, pero el no haberme comido las doce uvas, me tiene el día con el estómago revuelto y la mente obtusa.

Sí, que ya lo sé, los que me conocéis sabéis que esta primera semana del año es una semana complicada para mí. Pero este año creo que va a ser peor. A la saturación familiar que vengo arrastrando estos días, se une una NSN hiperactiva (muy mona, una cosa no quita la otra), un hada madrina en la lejanía, una agenda que echa humo, un año entero que llenar de propósitos, de metas, de éxitos, de fracasos, de… ¿Qué? Pero qué manía, oye. Que desde ayer todos martilleando con que este año va a ser estupendo, con que vamos a por ello, que si feliz año por aquí, que si que se cumplan todos tus deseos y objetivos. ¿Y si no te has planteado ni uno sólo? ¿Y si no sabes si deseas algo o no? ¿Qué pasa entonces? Que ni feliz año ni leches. Que yo me quedo en estado nutria modo on hasta Reyes y tan contentos. Luego ya, el 8 de enero, en mi querido Truman, con mi despertador a la misma hora, mi salidas y llegadas estipuladas, todo volverá a girar, en el sentido correcto y al ritmo anodino estipulado. Y los propósitos y deseos quedarán enterrados o en el olvido, gracias a Dios, hasta próximo aviso, es decir, hasta el próximo 31 de diciembre.

Así, que como he decidido no traumatizarme demasiado con mi período de reflexión de esta primera semana de enero, aquí una servidora se pone de nuevo en el estado pre-nochevieja. La Navidad mola más. Y voy a comer estos días, a disfrutar, a reír, sin sacar mi cerebro del vaso de agua de la mesita de noche, donde reposa en tierra santa, porque: ¿qué queréis que os diga? Esto es vida y aquí soy la reina del mambo. Y lo demás puede esperar.

Eso sí, antes de irme, por si Sus Majestades los Reyes Magos me leen, me estoy portando genial estos días. Aparento ser una madre modelo, una hija abnegada, una esposa complaciente, una amiga entregada y, por supuesto, una persona normal 1.0. Este post negaré haberlo escrito, que yo prometí no aparecer por aquí.  Pero he tenido que separarme a mi pesar del sofá que tiene mi forma, arrastrarme hasta el portátil del shérif, recordar mi contraseña en WordPress, conectar más de dos palabras seguidas y desahogarme aquí con mi familia 2.0 para evitar caer en una enajenación mental, que luego sería difícil de curar o reconocer.

(Después de que lo lean, este post quedará destruido).

¡FELIZ AÑO! Y que siga la fiesta, al menos, hasta el 7 de enero.

1950s 1950s Family Carrying Christmas Gifts Wrapped Presents

* Una familia trumaniana como Dios manda, estos días no piensa en propósitos que cumplir, sólo en cómo va a envolver los regalos de los Reyes Magos y en su atuendo para dicha celebración. Por supuesto, sí, también prepara de manera artesanal el rosco con su nata y fruta escarchada. Como vea que me pongo tonta, cojo el petate y me voy para Truman. Allí todo es más previsible, es lo que tiene el cartón piedra.

La niña sin nombre y sin propósitos.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

14 responses to “Historias para no dormir: Sin propósitos se vive mejor…”

  1. Patch says :

    Buf, yo me dejé seis uvas :$ Menos mal que no soy supersticiosa que si no imagínate el disgusto 🙂 Como te decía por Twitter, piensa que ya no te queda nada para sobrellevar este principio de año. Un besete, guapa!

  2. migremlinnomecome says :

    Lo de las uvas, piénsalo fríamente… ¡vaya tontería! Mejor no lo pienso, desvarío. Disfruta, y no te quejes tanto que no engañas a nadie. Feliz estancia en TS 😀

  3. desmadreando says :

    ¡De eso nada! Si no te gustan los propósitos anda y sueña…se que esto te va a robar una sonrisa y DISFRUTA que la vida es HOY. bit.ly/UGAOgp un besote desmadroso y FELIZ 2013

  4. vanina says :

    ¡Feliz año preciosa!, disfruta de lo que te queda, sin pensar en un mañana. Yo olvido hacer propósitos desde hace años, así luego no tengo remordimientos de no haber cumplido lo planeado.
    Así que a vivir, que ya es bastante.

    Muchos besossssss

    • La niña sin nombre says :

      Ahora contestando estos comentarios, sí, no tiene sentido, pero me ha pillado el cuerpo así, estoy agotada, la vuelta a la rutina está siendo dura. Pero bueno… Menos mal que no me he planteado propósitos, porque entre tú y yo, no tengo voluntad esta semana para la dieta, así que dime que tú tampoco.
      Muac guapa!

  5. sarablancos says :

    Por lo de las uvas tu no te preocupes, en mi casa, como mi santa madre no las come porque no la gustan y es una cabrona de tomo y lomo, se dedica ha reirse con los caretos que ponemos y hacer bromitas, con lo que el numero de uvas escupidas por ahogamiento es infinitamente superior al de las tragadas, así que no te preocupes de ná, el tema es disfrutar los momentos y aprovecharlos al máximo y ya está. Feliz año y a por los Reyes que yo estoy deseando verle la cara al minibicho cuando vea la casa llena de regalos, ains que nervios.

  6. padresfrikerizos (@padresfrikerizo) says :

    Buah ni caso chatina, lo de las uvas y los propósitos ya no esta de moda, ahora lo que se lleva es no pensar en el mañana y que salga el sol por donde quiera, si va a ser asin te plantees trabajar menos o cualquier moñeria de esas 🙂
    Disfruta y comete 12 roscones en lugar de 12 uvas XD
    Besos!

  7. María Paradela (@mariapagar) says :

    ¡Hay que ver cómo se dedica la gente a quitarle importancia a las cosas para que te sientas mejor!

    Que no, que no, que sin doce uvas ni año bueno ni ná… tú misma… tenías que haberlas pelado antes… 😉

    Ahora en serio, los propósitos mejor no hacerlos el día uno de enero. Total, al final o los incumplimos o directamente se nos olvidan. Así que para qué. Si queremos cambiar algo, mejor hacerlo poco a poco a lo largo del año y con un propósito cada vez que acumular toda la lista ahora.

    La Navidad mola mil desde el 24 hasta el 31 y desde el 02 hasta el 07. Es así. El día uno es raro. Siempre. Y para todos.

    Mil besos, y que acabes bien el año.

  8. caperucitarojayunomas says :

    yo apoyo tu moción!!!!!!!! La Navidad mola, y mejor que cada Navidad sea diferente, si no vaya aburrimiento señores!!!!!!!!! Los propósitos sirven para sentirnos mejor con uno mismo, nos consolamos con que lo haremos mejor… pero ¿Y si ya lo hemos hecho que te cagas???? En fin, disfruta mucho mucho. Yo también estoy off hasta el día 8, pero he pensado ir retomando mis obligaciones poquito a poquito. Hoy he pasado la aspiradora. Mañana más.

  9. monica pink lady says :

    MNSN, con respecto a las uvas…yo pase de un truco a otro. el primero era coger 6 uvas, partilas por la mitad y quitarles los huesos, en total tenia 12 mitades, para las doce campanadas…..una vez creci, me parecia un poco vergonzoso, asi que decidi solo abrir las doce uvas para quitarles los huesos…y eso hago todas las nocheviejas, 15 min antes de la cuenta atras porque la cena se retrasa hasta casi las doce jeje.
    de propositos….este año no me he puesto ninguno porque nunca los cumplos…asi que no te preocupes que no eres la unica….
    besitos y que la entrada de año despues de reyes sea la mas normal del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: