Historias para no dormir: ¿Regalos? Uno y no más…

Lo tengo super claro. A los niños hay que enseñarles desde bien pequeñitos. La ilusión sí, toda la del mundo y más, que en mi casa somos muy de tradición de Reyes Magos. Cada noche de víspera de Reyes en tierra santa se escucha:

– Y ¿cómo se ha portado mi niña este año? (Esto es a mí y al Hada Madrina, que somos unas niñas, claro).

– ¡A acostarse ya, que si no no vienen los Reyes! (Nunca hemos pernoctado esa noche fuera del hogar familiar… No vaya a ser que sea verdad).

– Pon los zapatos hija que si no los Reyes no te dejan caramelos. (Lo que le falta a mi cuerpo serrano es azúcar extra, di que sí).

Por la mañana, nos levantamos con sigilo, vamos al salón de puntillas y divisamos todos los regalos expuestos con los ojos como platos. Después de las sorpresas, la emoción, la ilusión, los reproches, la indignación por lo esperado y la desilusión, la mañana acaba con la carta lacrimógena y mágica de Sus Majestades Los Reyes de Oriente que nunca falta, con el trozaco de roscón entre pecho y espalda y las llamadas pertinentes a los primos para ver qué han dejado por allí.

Elige tu regalo preferido, acicálate y dirígete a la tradicional comida familiar del shérif, no sin antes pasar por casa de la avita y hacer lo propio allí descubriendo sorpresas por doquier.

La comida familiar del día 6 de enero son de esos momentos que hacen el día aún más especial, el día que te alegras de tener unos primos que son los mejores y te ríes, disfrutas como cuando tenías 10 años, te pones al día y ves, este año como novedad, a la NSN locati recorriendo el lugar con su carrito rosa, derrapando, comiendo de aquí y de allá y más feliz que una perdiz. Después de un día muy intenso, te duelen hasta las pestañas y toca recoger del salón exposición los regalos con la tristeza del final de la Navidad y de la despedida.

Pues eso, que nos lo tomamos muy a pecho, pero que yo tengo claro que hay que ser conscientes y responsables. Que la NSN es muy pequeña, que tiene que valorar. “Tanto juguete les vuelve locos”. “No lo aprecian”. “Es muy pequeña aún, no se entera…” Y blablabla. Así que nos hemos controlado y mucho.

Tanto que sin darme cuenta, he llegado a Truman con:

– un Pocoyo que habla y da saltos (si a eso se le llama dar saltos, ¡qué engañosa es la publicidad!).

– un correpasillos que es moto a la vez, con su sonido de intermitente, su retrovisor, su maletero y todo de un pink que empalaga, monísimo de la muerte.

– un móvil de los falsos de esos que yo creía que mi niña ni miraría porque ella es muy lista y a ella no se las dan. Pues oye que ha colado y que se cree que es de verdad y se pone a llamar.

– un sonajero que es un arma peligrosa en toda regla, auguro más de un chichón.

– un carrito de muñeca que coge a manos de la NSN una velocidad que es para esconderse.

– dos libros, uno para dormir, otro para descubrir el antes y el después. La NSN todavía ni les ha echado cuentas.

– un libro musical de los que abre y cierra, abre y cierra, abre y cierra sin ton ni son.

– la colección de vídeos de Caillou y de Barrio Sésamo, esto último mola mucho, que el Pocoyo ya cansa.

– un armario completo para sus mañanas trumanianas de paseo. Oye que en Truman son muy exigentes y pasan revista y ella tiene claro que repetir es pasaporte directo al otro barrio.

Menos mal que nos hemos controlado, que tenemos cabeza y sabemos que es lo realmente indispensable, si no hubiésemos tenido que dejar a la NSN en tierra santa porque más de 30 paquetes no entran en el coche familiar.

Eso sí la NSN ahora mismo está con una bolsa de plástico y sus añorados posavasos trumanianos, la mar de entretenida, mientras yo intento poner orden y colocar tanto objeto de primera necesidad.

La niña sin nombre y sin regalos.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

20 responses to “Historias para no dormir: ¿Regalos? Uno y no más…”

  1. desmadreando says :

    Mi comentario es: localiza la espalda botón de off ahora rápido: POCOYO A CALLAR …aquí llegó de Papá Noel y lo he callado a patadas antes de descubrir ese botonazo…

    ¡Feliz Reyes! y que la magia dure hasta el próximo encuentro en tierra santa.

    Un besote desmadroso

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja pobre NSN con lo encantada que está y la cara de emoción que pone cuando ve a su Pocoyo hacer monerías… Está apagado desde el minuto 2. Es por su bien, algún día lo entenderá…
      ¡Ay! Echo de menos muchas cosas de tierra santa, pero ahora una más que todas las cosas (léase con buenos ojos): la maternidad compartida. “Mamáaaaaa, ven pronto”.
      jeje
      Besos!!!

  2. Gemma/El Sur (@Gemma_311) says :

    Y eso que tienes una y chiquita, imagina yo con tres y encima culturas diferentes: que si san Nicolás, papá Noel y los Reyes. Como tenemos casa con chimeneas, no veas la de cartón de embalar, papel de regalo, bolsas de papel que tenemos para quemar, vamos que la calefacción me está saliendo gratis. XD

    • La niña sin nombre says :

      ¡Ay! ¿Qué quieres que me de un paro cardiaco sólo de pensarlo? Pues yo no sé cómo lo haces… Las madres que tienen más de un hijo son héroes para mí, así que tú más!!!!
      Pero divertido tiene que ser y mucho, ¿no?
      Un besazo y feliz añooooo

  3. anamolleda says :

    Hola, feliz reyes, me alegro de que le haya gustado todo a la NSN, y estoy con Desmadreando, encuentra rápido el botón de off. Mis peques también encantados con sus reyes, han triunfado con playmobil.
    Besos

    • La niña sin nombre says :

      Playmobil es genial, pero la NSN con tanta pieza suelta aún tiene demasiado peligro!!!!
      Pobre Pocoyo, sus monerías han muerto. No sólo está apagado el botón, están quitadas las pilas!!! No vaya a ser que alguien ose a darle al encendido jejeje.
      ¿Qué tal todo? ¿El comienzo del año? Nos ponemos al día prontito, ¿ok?
      Gracias!! Un besazo,

  4. PacoVega says :

    Si es que los reyes se les va la pinza. Aqui creo que han visto ha Pablo tan grande que creían que eran 2 niños por que le han traído una lista interminable de juguetes. Tantos que papa y mama no le han comprado nada a fin de controlar el tema.

    Ahi va la lista:
    Piano con luces, Pocoyo bailarín, el camión sanson (correpasillos), la bola loca con luces y se mueve sola, el ratón Mikey que habla por los codos, o más bien por los codos es el unico sitio que no habla, el movil de Mikey, el leon José con luces y escupe bolas, el camión de bomberos que suena y se mueve solo. Y esta es la lista de los que suenan y tienen luces…. Un infierno.

    A esto hay que sumar un Mikey gigante y un caballo balancín que se han quedado en casa de la abuela y alli se van a quedar.

    La tecnica a seguir sera guardarlos e irlos sacando progresivamente durante el año. Pero ojo que en tres meses cumple el año y volverá la locura.

    • La niña sin nombre says :

      Pesadillas tuve el otro día con tu comentario Paco, soñe que se inundaba la casa de Pocoyos gigantes y parlantes. ¡Ay! Qué sofoco. jajaja Pero Pablo es el rey de Málaga o tiene contactos con los Reyes de Oriente. ¡Madre mía! ¡Qué locura! Menos mal que tenéis espacio, eso sí.
      Me parto de imaginar a Pablo bloqueado sin saber a dónde acudir, ¿no?
      Bueno, la NSN dice que está deseando ir a su sótano a jugar juntos.
      besos!!

  5. monica pink lady says :

    con principe, practicamente los reyes han sido para el, los demas hemos pillado pocas cosas. eso si, como tenemos la suerte de tener a la abuela locuela a cinco minutos de casa…..la mitad de regalos se quedan alli y que los disfrute cuando vaya, asi no se aburre….
    ainsss y el año que viene tenemos otro principe para recibir reyes…es decir….yo me quede sin reyes para el resto de mi vida jeje.

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja Reivindica tu lugar Pink Lady, no me vale que no te caigan regalos. Vale, que ni por asomo tendremos los que reciben ellos, pero un detalle tenemos que tener, ¡qué vida esta! jaja
      Y el año que viene, prepárate, la locura llegará. La abuela va a tener que salirse de casa para alojar todas las pertenencias de los príncipes. Pero, se te ha olvidado que vas a ser la Reina con tanto chico. ¡Ay! Qué te van a mimar ya verás.
      Un besazo y de cuánto estás ya???? Espero que vaya fenomenal 😉

  6. peinetapintxosymimonillo says :

    Consejo pequeñito, cuando todo lo que tenga pilas se agote no las repongassssssssssss… porque entonces sólo entonces es cuando respirarás tranquila. Ay boquerona veo que te lo has pasado en grande por tierra santa y me alegro y la NSN habra sido una reina, que pa eso es la peque y ya sabes todos se vuelven locos.

    Te dejo llevo horas y no hay manera de recoger tanto juguete 😉

  7. babbupi's Mumm says :

    Ayyy, niña y ya verás que como es pequeña no rompe los juguetes aun y cuando tenga 4 años tendrás que buscar un trastero para ubicar todo eso multiplicado x 8 ( 4 navidades + 4 cumpleaños). En mi caso yo tengo 2 churumbeles así que imaginare. Estoy por tirar el tabique del vecino y hacerme una habitación de juegos en su salón, con su permiso, claro, jajaja.
    Besos.

  8. Cruz says :

    Hola requeteguapa, Felices Reyes. Yo también creo que en mi casa nos hemos pasado con Olivia, no sé si guardarle alguna cosa… en fin… El correpasillos y la sillita de paseo para las muñecas son un exitazo en mi casa. A la peque le encanta pasear a sus muñecas, es una madrecita… Seguro que has disfrutado tanto como yo viéndola a ella y recordando tu infancia. Es que son tan monas!!!

  9. vanina says :

    Es difícil coger la medida de los regalos, a Tenedor, le hemos regalado lo menos posible, y lo que más ilusión, pensamos que le haría, él, ya sueña con nombre y apellido…
    Y seguro, que esas comidas, son el mayor regalo, sobre todo ahora, que una vez en Truman, hay que decir adiós a las calorías.
    Un besote hermosa!

  10. Noemi Megustamibarrio says :

    ¿Has esnifado suficiente Tierra Santa? ¿Me has dejado algo de arenita para cuando vaya??
    Pocoyó, torturador de menores. Aquí no ha venido ni él ni ninguno de sus secuaces… Y sólo un regalo por familia, que sólo con eso ya juntamos una cantidad importante.
    Soy muy malamadre, muy estricta y muy pesada.
    Y encima, a los que no hace caso, se los guardo para cuando llueve, jejejeje…
    Disfruta, que esta fiesta te chifla!! Un besazo

  11. María Paradela (@mariapagar) says :

    Me ha pasado más o menos como a ti. Yo venga a decir que no quiero más trastos en casa, que no le regalen nada, que como mucho ropa… no hay caso. ¡Menos mal que en casa sólo ha tenido una cosa! Porque luego llegaron los abuelos, y los otros abuelos, y los tíos, y los otros tíos, y los tíos de más allá, y los amigos, y los amigos de los abuelos, y… dejo de contar, que me estreso sólo de pensar la de cosas nuevas que tiene.

  12. Patch says :

    Yo no sé si dar el gato a la beneficencia, que ya no me caben más complementos en la habitación de la heredera (primera nieta por ambas partes, imagina!). Me alegro que los reyes hayan sido tan majos, un besete!

  13. sammi11 says :

    Que bueno el post! A mi me ha pasado algo parecido, que sí, que tienen muchos juguetes, que no los valoran… Pero luego, ay q ver que ilusión le hace un libro gigante (casi tan grande como él), y un libro preciosísimo pequeño para que lo pueda manejar, su propia escoba para que no se la quite a mamá cuando barre, un peluche de ‘Mousy’, que como el libro le encanta, pues el peluche le tiene que molar (luego va aser que no tanto, pero bueno)…
    Más los cochecitos de casa de los abuelos, el parking de casa de los primos, un juego de construcciones de unos amigos, un barquito de la madrina… Vamos que mi casa parece un tetris para poder guardar tanto juguete, alguno se lo sacaré dentro de unos meses…
    Besotes!!

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja mira que yo era de las madres de en el salón ni un juguete!!! Ay madre si es que no hay nada como ser madre para tener que arrepentirse de todo lo dicho!!!
      Hay que invadir casas ajenas con los juguetes, está clarísimo…
      Gracias por pasarte. Un besazo y a jugar jeje

      • sammi11 says :

        Sí, eso es verdad. Yo cuando veía niños que comían mal decía hay que obligarle… Ahora con el mío que es mal comedor no lo hago, si es que yo era muy buena madre y educadora, sabiendo lo que había que hacer con los niños, antes de ser madre, jajaja.
        Yo ya he dejado algunos juguetes en casa de la abuela 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: