(diario de) malamadre: la fiesta del colecho

Hay dos maneras de ver el colecho: cuando lo prácticas por deseo, por amor, por placer (cosa que no suelo hacer) y cuando lo prácticas por obligación, desesperación y necesidad (cosa que por supuesto no lo hago). Es entonces cuando no lo visualizas con la emoción, ilusión de una noche de arrumacos y mimos con tu bebé. Nada más lejos de la realidad.

El colecho de madrugada, cuando tu hija de 15 meses se despierta como alma que lleva el diablo, llorando sin consuelo, de pie en la cuna, lanzando el chupete lejos de tu radio de proximidad y estirando los bracitos como sí se le fuera la vida en ello, es una bendición… El colecho en ese momento es la única solución o vía posible si quieres descansar un poco, que no dormir…

¿Dormir practicando colecho? A mi que me lo expliquen, que quizás tardo un poco más de la media en procesar la lógica de dormir plácidamente con un bebe en medio de tu lecho conyugal. El sujeto en cuestión, en este caso, la NSN, empieza a girar sobre sí misma como si fuera una manecilla descontrolada de reloj y normalmente ella encuentra su postura a las 3 menos cuarto, sí, perpendicular respecto a los cuerpos yacentes de sus progenitores.

El cuerpo del PNSN se gira hacia el otro lado y ni se inmuta. Qué poder de concentración, por decirlo de alguna manera… La NSN va ganándome terreno en la cama, me despierta echándose sobre mí, da grititos… Y comienza la fiesta del colecho…

1. El primer día te despiertas con una pierna fuera, pero la miras y se te iluminan los ojos, pensando que eres capaz de quedarte horas mirándole esa carita que Dios le ha dado.

2. El segundo día le das un besito y te levantas con un salto, poco te ha costado despertar teniendo en cuenta las horas de vigilia. Pero la pobre ha tenido fiebre y te sientes como una #buenamadre al pasar a su lado la noche, levantarte incontables veces a darle agüita, caricias, arrumacos, paseos…

3. El tercer día tienes la cara pegada a la pared, la pierna de la NSN en tu esternón clavada y te levantas sigilosa para no despertarla y al menos arreglarte para el trabajo en paz y armonía… Cosa que, por supuesto, fracasa y es poner un pie en el suelo y la NSN se reincorpora con una energía indescriptible, la de ella y la que te ha robado a ti durante la noche.

4. El cuarto día, anoche, ya no coges la postura. Cuando la NSN se despierta de madrugada en busca del colecho, clamas al cielo, le das agua, su osito, su chupete y todo lo que encuentras a mano, le das un paseo tarareando la dichosa canción coreana e intentas una, dos y hasta tres veces devolverla a su cuna amada… Pero no hay manera, resignada, la metes en la cama matrimonial y suspiras profundo, a sabiendas de que tendrás otra noche perruna.

Y hoy después de 4 días consecutivos de colecho, piensas qué has hecho en otra vida para que no le salgan dos ni tres muelas a la vez, sino cuatro… Venga hombre por favor, eso es agonía, ¡no me digáis!

Cada uno en su cama y Dios en la de todos… ¡Ah! ¿qué no era así el refrán? En fin… A ver si hoy tenemos suerte…

Motherhood

* “NSN la cuna es buena, es buena, es maravillosa, ¡shhhhh!”. Sé que lo estáis pensando, que ese recogido para dormir no es del todo cómodo, pero en Truman una no puede despistarse… Hay que estar preparada siempre.

La niña sin nombre.

Anuncios

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

33 responses to “(diario de) malamadre: la fiesta del colecho”

  1. bizcochodechocolate says :

    Lo tuyo es un post con riesgo!! No comento más solo te digo que soy una #malamadre
    Concéntrate “TODO PASA, TODO PASA”

    • La niña sin nombre says :

      #malamadre es así, dice las verdades tal cual las piensa… Los suspiros de amor se da por hecho, ¡digo yo! Pero que las madres también tenemos que descansar, si no cómo vamos a superar el día a día… Ay amiga, menos mala que algunas me entendéis.
      Besos!!! Y lo llevo mejor de lo que creía jaja Besazo

  2. Claripondia says :

    Ay amiga! Mi princesa es meterse en la cama de mamá y volverse frenética, ya puede estar muriéndose de sueño que es poner el culo en mi colchón y espabilarse como con un resorte, ponerse a saltar, a potrearme como si no hubiera un mañana y qué quieres que te diga, que eso no es colecho, es una Tortura! Así que estoy de acuerdo contigo, el colecho, no es para mí.

    • La niña sin nombre says :

      Menudas dos princesas tenemos!!! Energía no les falta jaja. En fin, ¿qué digo yo que no las queremos menos por desear que duerman en su cuna? Todos más felices y descansados, es necesario!!!
      A tu princesa, con esa carita se le perdona todo, es lo que hay… Besazo!

  3. Silvia (creciendo con Emma) says :

    Ánimo, todo pasa y volverá a dormir y tú también. A mi me suele ocurrir cuando estoy al borde del colapso, entonces mi niña me da un respiro y duermo. Y que conste que colecho por gusto, pero cuando la noche se tuerce, se tuerce…

    • La niña sin nombre says :

      Hombre es que malas noches tenemos todas, por mucho que nuestros peques sean adorables… Y sí tienes razón, yo sé que hoy mi pequeña me dejará dormir a pierna suelta, porque estoy al borde del colapso ¡Ay! Si es que en el fondo, soy una blanda…
      Besos y a soñar con los angelitos 🙂

  4. María (La libreta de Mamá) says :

    Me siento muy identificada con este post, ya que a mi hja le salieron las 4 muelas a la vez, ahora estamos con los colmillos…a la vez también…mejor ni te lo cuento. Llevamos un mes pasable, pero los dos últimos han sido de espanto. Solo quería brazos y juerga…En la cuna lloraba desconsolada, en nuestra cama sólo quería fiesta…Dos meses de derpertares en mitad de la noche de 2 y 3 horas…vamos que lo del colecho aquí no sirve para que descanse nadie…Suerte está noche!!!

  5. la madre novata says :

    Joder compañera, putas muelas, dale un poco de ibuprofeno antes de dormir para que no sufráis, que si se despierta fijo que es por el dolor y tu no puedes seguir así.¡No?

  6. Tereza. says :

    y cuando empiece a dejar marcados a los amigos, familiares… los mordiscos? jaja… paciencia!!!

  7. Marialu says :

    El colecho por necesidad no mola, pero al final te resignas, te lo dice una que lleva desde que Vega cumplió 7 meses colechando casi a diario, sobretodo desde la 1 ó 2 de la mañana… (Esta semana cumple 9 meses :S)

  8. monica pink lady says :

    mi truco cuando he tenido que practicar colecho (aun a dia de hoy hay veces que es inevitable) el papi decide irse a la cama del peke (o al sofa cuando era bebe y tenia cuna) por decision suya y dejarme a mi con el zanganillo durmiendo en la cama, asi si se mueve como una lagartijilla hay sitio para los dos.
    cuando alguna noche de estas el peke (ya no tan peke) viene a dormir con nosotros y el papi decide irse, muchas veces el principe reclama la presencia de los dos….entonces una vez dormido lo volvemos a llevar a su cama con mucho cuidado, porque como dices, es poner un pie en el suelo y ellos activar las antenitas…

    ten paciencia, muuuucha paciencia, es lo unico que puedo recomendar…
    besitosss

  9. ropadecolores says :

    Ayyy!! pués a mi lo que se me ha vuelto difícil es colechar con mi maridín, no hay quien soporte sus ronquidos desde que ha cogido unos kilos de más.
    Así que lo hemos desterrao mientras no solucionemos el problem y peque y yo dormimos la mar de agusto en la cama grande 🙂

    Lo importante es que durmamos todos bién y sin traumas, tan agusto.

    Saludos

  10. Mis Midos says :

    Son todos iguales, yo ya no busco motivos!!Nosotros tenemos la cuna en sidecar (genial para ganar espacio)y no le mola que la pongamos entre nosotros. Los despertares no te los quita nadie, pero al menos no te tienes q levantar! Dulces sueñossss!

  11. otramalamadre says :

    Hay que subidón me ha dado al leer éste post….y yo que pensaba que era la peor madre del mundo por no ser capaz de ver las bondades, milagros, beneficios…etc del colecho….será que hay otras supermamás que, a parte de querer infinítamente más a sus retoños, claro está, no necesitan descansar??? (pensaba yo…..) Después de leer cosas como: tras una noche sin parar de llorar me fuí a trabajar feliz pudiendo dejar por fin a mis mellizos durmiendo….y yo pensando, venga, no me jod….pues no se me pone a mi mala leche cuando te dan una noche toledana! Lo dicho, gracias por salir del armario de las malas madres!!

    • isabela says :

      pues yo descanso súper bien! mi peque se mueve un poco en la cuna sidecar, le enchufo el tetolo y aquí nadie se entera de nada ni se despierta. a mi lo q me parece q tiene q ser una tortura es levantarte e irte a la habitación de al lado pq tu peque está llorando. allí si q me desvelaria y llegaría al curro como una zombie. cada mujer y cada bebé son un mundo, pero creo q el sarcasmo hacia las mamis q colechamos y damos pecho diciendo “q los queremos más” debe ser algun tipo de complejo de las que no lo hacéis, porque sino no lo entiendo. ya tiene 10 meses y es así desde q nació.

  12. Babette says :

    Me siento taaaaan identificada! Yo también practico el colecho porque es la única forma como tú dices de “descansar” un poco más, que no dormir claro. La tía tiene 7 mese y por supuesto no ha dormido una noche entera así que el colecho en muchas pcasiones me salva de ir a la ventana y tirarme. Como tú dices, aunque cayera una bomba el padre ni se entera. Qué hemos hecho para merecer esto?
    Vendrán tiempos mejores? Yo ya no me creo nada!
    Un beso

  13. Bego says :

    ánimo que es una mala racha! malditas muelas! cuatro a la vez…. pobre NSN… dadle un poco de paracetamol antes de que se duerma a ver si así se despierta menos y duerme más tranquila. a víctor le funciona. es que si no te levantas muy pero que muy matada, tienes razón.

  14. vanina says :

    Estoy contigo, una noche durmiendo con tu pequeño, puede ser tierno y conmovedor, por sistema es una ruina para los huesos cansados, para los músculos llenos de contracturas, para las ojeras perennes…
    Vamos yo la he compartido en contadas ocasiones, y descansar lo que se dice, descansar…poco!!!

    Un besote y ánimo princesa.

  15. Jesús says :

    ¡Mira el lado positivo, es una gran ocasión para practicar el Kamasutra para padres!

    http://www.cuantarazon.com/656558/kamasutra

  16. urbanmon says :

    Yo también soy de colecho tardío.No lo hice de bebé, más que en ocasiones contadas y en las siestas y ahora… le ha cogido un cariño a “dormir” con los papis. Los fines de semana tiene un pase, pero a diario ¡Es insoportable!
    Me uno a tu semana de insomnio por colecho.

  17. Noemí says :

    Estás contando mi historia? En mi casa pasamos así todas la noches, pero sinceramento, lo prefiero (por no ponerme a llorar y echarme al suelo cual pataleta infantil). Bruna duerme en su cunita y sea la hora que sea la que decida hacer como la NSN, tirar el chupete y llorar, me la meto en mi cama. No descanso bien, pero paso de desvelarme dando bandazos de un lado a otro. Por cierto, ya era hora que alguien hablara de las noches, que parece que aquí todos los niños son ángeles que duermen 10 hores sin rechistar.
    Un abrazo

  18. Sindara Mum says :

    uf! a mi monstruito le pasa lo mismo lo mismo, después de girar varias veces sobre si misma se queda dormida perpendicular a nosotros, metiendome sus piececitos en la boca, o en un hojo, o donde le parezca… y encima la tia, ronca y todo! solo tenemos 1 diente y medio y tiene 12 meses…. imagínate el estado de sus encias…. van a estallar en cualquier momento!

  19. El papá de Joan Petit says :

    Yo defiendo el colecho, pero lo que está claro es que cada familia debe de elegir la opción que mejor les vaya a todos, padres e hijos. Si los padres y el niño no duermen a gusto todos en la misma cama ¿para qué seguir? . También ayuda tener una cama grande o una cuna de esas que se acoplan a la cama (que es lo que tenemos nosotros), que cuando el peque se agobia y empieza a dar vueltas (normalmente porque tiene calor o porque también necesita su espacio) le arrastramos un poquito hacia la cuna y se queda tan a gusto.

  20. Celita says :

    Yo creo que os gano, porque ¡mi colechante está a punto de cumplir 5 años! Desde que nos mudamos de ciudad y de casa no ha habido manera de sacarlo de la cama grande. Al principio eres comprensiva, porque el pobre necesita seguridad entre tantos cambios, porque ya querrá irse el solito cuando tenga 16… pero dos meses sin poder acurrucarme con mi santo esposo y sin conseguir dormir sin que me tiren del pelo a media noche ya es pasar de castaño oscuro, que queréis que os diga. Solo vislumbro soluciones drásticas…

  21. sradiaz says :

    El colecho parece un deporte de alto riesgo.

  22. María Paradela (@mariapagar) says :

    Las (pocas, y sólo en caso de necesidad, también) veces que colecho el Pitufo usa mi mejilla de almohada. “Contigo, mami, yo quero contigo”. Y que no se me ocurra moverme “¡Noooo! ¡No te vayas! Contigoooooo” Cuando se duerme se pasa a la almohada, sí, pero me deja el sitio justo para dormir de lado. Como intente moverme me caigo de la cama. A todo esto el padre, que duerme en su mitad de la cama tan ancho y tan pancho, se permite la libertad de decir por la mañana “Mira que molesta este niño durmiendo en esta cama”. Mi mirada se lo dijo todo. TODO.

  23. sammi11 says :

    Yo hago colecho (que hay que ver que hay que ponerle palabrejas a todo… Es dormir con tu peque y punto), y he de reconocer que me siento identificada con lo de que se pone a girar, se pone transversal y ocupa más que los dos adultos juntos, jajaja.
    Lo empecé a hacer por la facilidad de darle el pecho, que por las noches pide más que por el día… Y ya me he acostumbrado, porque a pesar de que se duerme regular tirando a mal, a mi me mola mucho cuando se te acurruca, te pone la manita, te da besos cuando se medio-despierta, y duerme mejor, no se despierta chillando porque no estás a su lado…
    De todas formas estamos esperando a tener la casa nueva ya en breve y ponerle en su nueva habitación con camita, a ver si podemos volver a dormir anchos en nuestra cama 😉

  24. Mamá de Cleo says :

    Me ha encantado tu post. Yo todavía me estoy planteando lo del colecho, ya se que es lo mejor para ellos, y todo lo que cuentan, y en el fondo es lo que todas las madres queremos, pero también hay que seguir viviendo!jejej!
    Un besoo

  25. planeandoserpadres says :

    Pues visto desde tu experiencia ¡no al colecho! Que si ya nos va a estresar tener un bebé lo único que nos faltaba era no poder dormir a ninguna hora. ¡Ay! Qué nos quedará por pasar…

  26. Miss y Míster Golosina says :

    Ay MNSN, què duro… Con Marcela sólo cuando estaba malita, hasta q se ha hecho mayor, q ahora a la q puede se viene a nuestra cama, aunque se lo permitimos poco por.nuestra salud; es imposible dormir con ella.
    A Bruno lo hemos metido mucho más de pequeño, por nuestro descanso. De momento con él aun se puede dormir.
    Pero vamos, en.mi casa sí tenemos la suerte de tener niños q duermen bien, del tirón, solos y muuuuchas horas.
    Un besote

  27. Dos gatos y un bombo says :

    Nosotros al principio empezamos por la teta, ýa desde el hospital me lo puse al lado y bien, después en casa era más cómodo tenerlo en la cama que en el capazo, depertarme, cogerlo, ponermelo al pecho… en la cama me lo acercaba y mamaba. Además lo de mirar cada minuto si respiraba era más fácil si estaba en cama.
    Y ahora tiene 6 meses, resulta que ponemos la cuna en la habitacón lo dejamos una noche y él duerme genial, él sí, pero la mamá no pega ojo y se despierta a cada segundo buscandolo. Así que sigue ahí, en medio de los dos, metiendome la mano en la boca cuando se despierta. llevamos 6 meses así, ya no tenerlo se hace hasta raro.

    Qué la cama sea de las de 160 ayuda mucho, y que no sé mueva y le guste dormir pegado a uno de los dos también.

    Besos y a darle apiretal para poder dormir…que las noches sin dormir son horribles. 🙂 Dos gatos y un bombo.

  28. Ursula says :

    A mi me lo “avisó” una amiga madre y me puse una cama a modo de “sofá” en su habitación. La cantidad de noches que hemos dormido ahí juntas, porque si la metía a nuestra cama (cosa que he hecho estando de viaje) el padre no dormía y luego me ponía mala cara todo el resto del día. Y con el segundo? Cuando me “pilló” el padre con él en la cama a la semana de nacido me cayó la mega bronca porqie lo estaba “malacostumbrando”. A ver, guapo, con un bebé con frío y llorando. Quiero verte a ti manteniéndolo en su cuna!
    En fin… Pero la verdad es que ckn la mayor en una cama pequeña dormía FATAL! Espero no repetir con este que me da algo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: