Historias para no dormir: ¿qué es un brunch familiar?

Hasta ahora no necesitaba mucho de un lugar para que para mí fuera mammaproof. Un restaurante bueno para mí era bueno para la NSN. Con espacio para colocar el carrito y… ya está, ese era el requisito fundamental. Que hay escaleras, pues las subimos, que la NSN llora, pues salgo y la paseo, que la gente nos mira mal, pues mira: “es un bebé, no un monstruito…”. Y así pasaban los días de salidas la mar de felices… Hasta que la NSN se convirtió NSNdistroyer y entró en la edad peligrosa: demasiado grande para quedarse en el carrito, demasiado pequeña para sentarse en una silla. ¡Aja! Esto de salir a comer no era tan fácil, ingenua de mí.

Imagen 1

Así que tengo mi lista de lugares mammaproof particular. Sigo siendo poco exigente, así que no la toméis de referencia. Yo ahora solo pido que haya trona… ¿Parece fácil verdad? Pues no no no…

> La Mucca. Sí, aborrecida tengo ya la pizza de carne, el pollo con curry y los pimientos de Padrón. Soy de ideas fijas en cuanto a la carta se refiere. No os creáis que es la bomba. No hay cambiador y la taza del wc se me está quedando ya justa. La NSN peligra con la cabeza y las piernas fuera. Pero no rechista porque ella estando en la calle es feliz. El ambiente es poco familiar, nunca me he cruzado con más de dos bebés. Pero los camareros son agradables y tienen trona. ¡A la lista!

la_mucca_3752_320x

> Pizzería trumaniana. La bella Anna. Esto es un clásico. Deberían poner un cuadro con mi cara: “Cliente del mes”. Y repetiría mes a mes… Hay trona, nos conocen, hay muchos niños (es lo que tiene Truman), así que no te miran mal. Hay globos, papel para pintar… Y encima hay cambiador. La mesa 3 es la mejor. Y por supuesto, trona. Este sí que es un sitio mammaproof.

restaurante+la+bella+anna+diseño+comida+italiana+1 restaurante+la+bella+anna+diseño+comida+italiana+2

> Block House. Adicta era a su menú Miss Rumpsteak desde la adolescencia en tierra santa y a su ensalada con salsa francesa. El mejor strudel que he probado. Este también es de nota porque es agradable. Y cuenta con maravillosas tronas, lápices de color, globos… Y menú infantil para cuando la NSN sea una señoritinga.

88500c19e06507175ef05be7da74fbc3

A estos tres lugares que son el top three en mis salidas… Se unen los típicos que nunca fallan. Comer tampoco vas a comer bien, pero oye cumplen la regla de oro: T-R-O-N-A y son, sí, los que estáis pensando: Vips, Ginos, Tony Roma’s, Taglietella.. etc etc.

Pero una, a veces, se sorprende a sí misma y se arriesga a probar, a experimentar y piensa que nos estamos europeizando. Ingenua de mi (otra vez). Hoy era un día especial. Un día de riesgo, no era un domingo cualquiera. Después de una mañana de locura con una NSN de rabietas continuas… Nos pusimos guapetones y a la calle, a disfrutar de un brunch familiar en un hotel chulo, con actividades para niños. ¿Suena bien verdad? Suena de coña. Sí, yo también lo creía… Hasta que entré en ese lugar… Un salón de bodas de tres al cuarto, con techos bajos, ambiente ahumado, mesas y sillas vestidas hasta los pies, de color intenso negro. Color apropiado porque era para estar de luto. Pensé: ¿esto es una broma? Pero tenía reserva, el PNSN más rápido que el viento ya sujetaba una cerveza en la mano, así que no nos fuimos (pensamiento inicial). Paseé una y otra vez por el brunch de mis sueños matutinos, que se había convertido en un bufé caótico de comida caliente sin estar caliente. Como buena seudoagente mammaproof investigué…

El brunch familiar del hotel puerta América estaba desbordado por la cantidad de reservas y habían decidido cambiar el espacio del brunch, moviéndolo de la planta primera habitual, espacio agradable con luz y mesas con caminos al zulo en cuestión. Comida fría, bebidas prohibitivas… Dos animadoras que no daban a basto con más de 40 niños a su alrededor… Su cara lo decía todo. A los 5 minutos de dejar a la NSN con una de ellas, apareció la chica en mi mesa con cara de pavor para dejarme a la niña, diciéndome: “No deja de decir mami mami”… “¿Estás segura? La NSN no dice mami…”. Corramos un tupido velo.

Lo que yo creía que iba a ser el invento del año: comer tranquila, mientras la NSN juega con niños (ya sabéis de su necesidad social) se convirtió en una ensalada con mucha cebolla (maldita la hora en la que me dió el ansia cebollil), un plato ingente de postres sin sentido, dos cervezas sin espuma a precio de oro y un peste a fritanga que aún me dura, por la falta de ventilación de la boda. Eso sí, no logré ver a los novios, ¡me cachís!

Como hay que ser positivos en esta vida, no me fui sin darle la charla a la encargada, que perjuraba que habían avisado del cambio de espacio y la NSN disfrutó de lo lindo en un castillo hinchable esquivando saltos mortales de niños ya con bigotillo.

buffet

*Este es el bufé que ponen normalmente y que yo no vi. Cualquier parecido con la realidad fue pura coincidencia. Fuente: directoalpaladar.com

Imagen 2

* El espacio donde normalmente se hace el brunch bufé.

-1

* Y aquí el salón de bodas de ayer… ¿No me digáis que no es para poner una queja? ¡Qué pena que no hiciera fotos de las mesas donde se despachaba la comida… 

Por dejar un hilo de esperanza en esto de los lugares de espíritu familiar, te encuentras espacios agradable, con el objeto de deseo donde menos te lo esperas: en Cercedilla con parque infantil y todo y en Baltimore en un mesón donde comer buena carne. En mi lista quedan Riofrío, Wogaboo Las Tablas y otros tantos que dejaré para días de experimentación.

Ya que estamos y a los que hayáis llegado hasta aquí sin dormiros, se agradecen sitios que me recomendéis, ya sabéis, requisito: T-R-O-N-A-S y poco más…

Algún día lo raro será que un restaurante no tenga trona, espero estar viva para verlo… Y que quizás mis nietos lo disfruten.

La niña sin nombre.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

20 responses to “Historias para no dormir: ¿qué es un brunch familiar?”

  1. mi mama me mola says :

    Vaya brunch! y yo que lo tenia fichado para una ocasion especial… porque el precio es de oro y si encima te cobran la bebida a parte.. apaga y vamonos!

    Bueno, que me enrollo mucho! jeje! al grano: mi sugerencia es la siguiente: La mafia se sienta a la mesa.
    Si, ya sé, suena un poco raro pero el de la calle Ibiza está bastante bien, tienen tronas y animadora infantil.
    La comida (italiana) esta bastante bien relacion precio/calidad y tambien tienen un menu infantil.

    Cambiador en el baño creo que no tienen y en este local en particular hay unas escaleras de bajada a la planta baja que es donde tienen el salon mas grande.

    El ambiente es agradable y la unica pega que le pondria (o no…) es que mas que comer parece que estes cenando porque la luz es baja y la musica suave…muy intimo. Pero bueno, asi te haces ilusiones por todo las veces que no has podido salir en los ultimos años. Luego sales a la calle a plena luz del dia y la fantasia se acaba 😦

    Por ultimo, me resulto curioso que organizasen fiestas infantiles… Aqui el que no corre vuela, que la cosa esra muy malita y hay que aprovechar…Jajaja!

    Ah! en Riofrio estuvimos este verano y la comida normalita y de la animacion infantil nada de nada. Le daremos una segunda oportunidad un dia de estos solo porque alli se conocieron mis padres y me toca el corazoncito, que si no… Next!

    Gracias por las recomendaciones, apuntadas quedan! Un besazo, guapa!

  2. Tereza. says :

    madrecita! qué locura los Brunch! en París son super típicos, y hay gente que se gasta la pastaca! los hay hasta con masaje incluído, en hoteles super VIP por 200 euros por cabeza! jaja…
    eso sí… aquí no se ve ni un niño!!! 😉

    • La niña sin nombre says :

      jajajaja y tanto… Alguien me decía: ¿por qué le llaman brunch cuando quieren decir bufé? En fin, la verdad que tuve mala suerte, porque las fotos de los días normales no tienen mala pinta…
      Si es que yo creo que a los empresarios, por norma general, no les interesa tener 50 niños gritando enloquecidos… Cosa que entiendo y no piensan opciones jaja.
      Fuera es otra cosa. Ay! París… ¿Vives allí? Di que sí y dame envidia para siempre 😉
      No conocía tu blog, me encanta! Me quedo a cotillearte,
      🙂

  3. vaninasblog says :

    Me apunto las recomendaciones, y nunca suele ser bueno cambiar un espacio blanco, por uno negro con telas colgando.
    Menos mal, princesa, que tú te adaptas a todo.

    De recomendaciones voy escasa, a Tenedor lo siento ya en la silla, y no me suelo fijar en las tronas, y cuando era más pequeño, como no comía, salíamos poco, 😉

    Besines mil.

    • La niña sin nombre says :

      Sí, la verdad que en estos sitios me siento a gusto la verdad… Y sí, ayer le saqué lo positivo, que la NSN flipó tirándose en el hinchable jaja.
      Con la NSN no hay problema, come demasiado, diría yo… Unos tantos y otros al revés… Ay!
      Mil besos guapa, fue un placer verte! muac… La niña como loca con su “gallo” Pepe jeje.

  4. Confeti en los bolsillos says :

    Jajajaja, la verdad es que cuando tienes niños tus exigencias cambian, pero tambien aguantas menos y pones una queja a la mínima (al menos a mí me pasa)
    Sí que tengo algunas sugerencias pero tengo que pensar y te las mando.
    Confeti en los bolsillos

    • La niña sin nombre says :

      Esto ganó por goleada, te lo digo… Tenía que haber hecho un reportaje gráfico, pero creo que estaba tan estupefacta que me olvidé jaja.
      Pero sí, tienes razón, las exigencias cambian.
      Espero esa lista cuando tengas un huequito, que seguro que me encantará.
      Besos!!!
      🙂

  5. desmadreando says :

    Me reí horas jajajajajajajajajajajaj lo leí bajando del avión y podía leer todo tu odio hacía la promesa incumplida 😛 buenoooo seguro quedaste invitada a VOLVER al salón de fiestas 😛 una boda es de lo más romantic y a ti te molan las flores 😛 piensa positivo.

    Un besote desmadroso

    • La niña sin nombre says :

      jajaja ay desmadre, me alegro haberte entretenido la bajada del avión jaja.
      Y no en ese lugar del infierno no había ni una marchita flor… Así que no sé a qué agarrarme para ser positiva, bueno sí, a los achuchones que la NSN dio a los más peques.
      BIENVENIDA A CASA!!!!! Besossss!!!

  6. Marialu says :

    Ayayaya vaya fail de brunch, no?? Menos mal que existe algún sitio bonito con tronas…

  7. Beatriz says :

    uy que decepción…a puntito estuvimos nosotros de ir, menos mal que no fuimos… yo te puedo dar dos nombres más, Espazo Enxebre y The Knife, gallego y argentino, están los dos en San Sebastián de los Reyes, al lado del C.C. Plaza Norte, tronas y cambiadores, la comida no está mál y lo bueno que son restaurantes muy grandes y suele haber muchos niños. Te podría recomendar alguno más por las Tablas y Sanchinarro, es la zona que más controlo…

  8. la madre novata says :

    Joder, que timo más absoluto. ¿volvemos y lo quemamos?

  9. Cruz says :

    Me dejas alucinada con este post. Me imagino el chasco, madre mía. Yo estoy bastante indignada con el tema de las tronas y los cambiadores. Joder, que valen 13 euros las tronas de Ikea y están de PM. Y lo de los cambiadores, ya ni te cuento. ¿Cuánto les constará poner uno en un baño? Yo siempre voy con la trona portátil en el coche por si acaso, pero lo del cambiador es más difícil de solucionar. Olivia está en fase “no me da la gana que me cambies el pañal” y las lía pardas. No me apetece llenarme de mierda en un lavabo, en el que me da miedo que se abra la cabeza mientras hace de la niña del exorcista… Tenemos que orquestar una campaña para que pongan trona y cambiadores en los restaurantes y llevarla a la Asociación de Hostelería o donde sea que nos hagan caso. Besitos

  10. emilia says :

    Hola, nosotros fuimos el mismo día y opinamos exactamente lo mismo. Y así lo hemos hecho saber: http://masalladelparque.com/tres-dias-en-madrid-tres-planes/2013/03/
    Ah! nosotros íbamos por el novio 😉

  11. babbupi's mumm says :

    Bueno a nosotros nos pilla lejos, pero me lo apunto para no ir sí por por esos lares.
    La verdad es que por muchos animadores y mamaproof que sean lo niños, Grommy no se va con un extraño ni de coña marinera, Pequete aún se iría, por que ese se va con el primer gitano que lo invite a una buena juerga.
    Pero vamos que en el único sitio que ellos están quietos/callaos es en el McDonald y por que tienen la boca llena de patatas fritas.
    Besos.

  12. Almudena says :

    Pues que poca vergüenza, porque barato precisamente no es, y esos manteleres negros??? perdón???
    En fin, que para no volver.
    Un beso

  13. María Paradela (@mariapagar) says :

    Madre mía, qué decepción, ¿no? Menudo timo.

    Pero oye, eso te pasa por ponerte moderna e ir a un brunch. Anda que… 😉

  14. zubiriland says :

    Vaya sitio! La verdad es que yo cuando voy a comer a un restaurante siempre me llevo una de las dos tronas plegables que tengo, y así voy más tranquila. Y también busco sitios que sean adecuados.
    Eva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: