(diario de) malamadre: ¿parque o… parque?

De un solo día de visita al parque infantil trumaniano sacar conclusiones es precipitado, inconsciente e impulsivo. Pues sí. Pero la primera impresión es la que cuenta ¿no?

Así que aquí algunas cosas que NO puedes hacer cuando vas al parque:

– No puedes ir al parque infantil sin kit de playa. Es fundamental para que la NSN le saque partido a ese terrizo infernal. Aunque os diré que no hay nada más triste que utilizar la pala y el rastrillo lejos del mar.

– No puedes ir al parque infantil como si la niña fuera de domingo. No tiene ningún sentido, aunque mucha madre trumaniana no nos vaya a hablar porque las zapatillas no son de este mundo.

– No puedes ir al parque infantil sin llevarte la casa a cuestas. Es fundamental, fundamental, cogerte la toalla de la playa, el kit de juguetes completo, la bici, la excavadora, el perro, la niñera y meterla en una bolsa gigante de esas de transporte para llegar allí preparado.

– No puedes pisar el parque infantil y pretender que la NSN vuelva sin un grano de arena en su cuerpecito menudo… Hay que unirse al enemigo, rebozarse y pensar que esa tierra es limpia y maravillosa, traída de las profundidades del océano más cercano.

– No puedes llegar al parque infantil tarde. Hay que ir prontito, con el solano o, en su defecto, dejar la toalla y la sombrilla colocadas cual domingueros. Porque si llegas tarde, ¡ay si llegas tarde amiga!, todo el pescado está vendido, no cogerás un columpio ni aunque sobornes a los pequeños con cientos de aspitos, que ahí están las madres acechando: “Pepito, yo voy detrás tuya. Esa con cara de china ¿¿quién es??”. Y la pobre NSN se tira al suelo y patalea, con toda la razón del mundo por esta vez.

– No puedes ir al parque infantil sin primero adoctrinar a la NSN de dos cosas que no puede hacer en un parque infantil:
1. No puede abrazar a los niños que no conoce. Denota demasiada falta de afecto o apego. Y eso no me deja bien.
2. No puede quitar a los niños la pala empujándolos porque no es una conducta apropiada. Dar un abrazo y luego empujar me deja peor aún. No hay que levantar sospechas.

Así que hoy no vamos al parque, hoy vamos de visita al chino trumaniano, a hacernos con un kit de supervivencia: pala, rastrillo, cubo, todo aquello con lo que podamos comprar la amistad de los pequeños trumanianos, mimetizarnos con el entorno y parecer unas más de su especie; un impermeable lo bastante hermético para que cuando lleguemos a casa los gérmenes del parque no contaminen nuestro hogar, unas gafas de protección ante la sacudida de arena de los pequeños terremotos que allí se concentran. Y, lo más importante, practicar el guión de conducta, que así no sobrevivimos ni un día más.

Lo que sí me ha llamado la atención es que dentro de la especie trumaniana se divisan distintas subespecies. Curioso, cómo en un mismo hábitat conviven madres tan dispares: las había con bolsos de Louis Vuitton, con mochila cruzada de rayas y con maletín negro de portátil o IPad bajo el brazo. Pero para ser más precisos, estudiaremos sobre el terreno e intentaremos interactuar con ellas…

¡Deseadme suerte!

Children Play on a French Swing in St. James' Park

* ¿No se dan cuenta de la peligrosidad del parque infantil? El miedo en el cuerpo…

Si quieren leer una guía práctica de cómo sobrevivir o al menos intentarlo lean el desmadre AQUÍ.

La niña sin nombre.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

15 responses to “(diario de) malamadre: ¿parque o… parque?”

  1. emilia says :

    Qué bueno! qué mundo, el de los parques!! uno se da cuenta exactamente de en qué barrio vive tras ir al parque una tarde… ánimo con el segundo día, con el kit completo, seguro que todo va muucho mejor!

  2. amordebatmami says :

    dios! llevo tres días yendo a diferentes parques del barrio y creo que ya encontré el mío! hay bastantes subespecies pero no soporto las madres de los niños inmaculados que me miran mal porque mi hijo es una croqueta literal. La primera expedición solo te digo que lavé los pantalones y aún salía tierra de los bolsillos… me he dado cuenta que hay parques y parques, y no lo digo por los columpios! besos!

  3. desmadreando says :

    Gracias por el link hermosa….pero algo si te digo…¡no puedo con la arena!…y le he transmitido genéticamente a Critter ese cosquilleo y ella tampoco puede…una lástima pero YO ME LIBRO muajajajajajaja así que tranqui que te guardo todo el arenero de Lionville para la NSN 😛

    En cuanto a las subespecies de madres que vamos jajajajaja eso es para hacer “un tratado de Especies en honor a Darwin” 😛

    Un besote desmadroso

  4. migremlinnomecomegre says :

    Voy a añadir, con tu permiso, otro NO a la lista:
    No se puede ir al parque del Más Allá y ponerte a twittear mientras la niña corretea por un inocente e inofensivo suelo de caucho… al levantar la vista de la pantalla puedes encontrarte a la criatura con la boca llena de migas y una galleta maría asquerosa en la mano. Galleta cuyo origen desconocemos y que parecía llevar dos tres tardes viendo la vida pasar por allí.
    Por lo demás espero ansiosa el tratado de las subespecies, como dice aquí la amiga Mex….
    Besazo socia del alma.

  5. urbanmon says :

    Te añado dos subespecies más, yo estoy a caballo entre ambas.
    Las que van a un parque con libro o twitter (solo se puede hacer cuando son mínimamente independientes)
    Las que se tiran en la tierra para hacer castillos de arena después de haber llevado un cubo con agua y haber amasado en mejunje convenientemente.

  6. planeandoserpadres says :

    ¡Jajaja! Lo de abrazar a los niños desconocidos es algo que hace mi sobrina, la pobre ve a tan pocos niños a diario que cuando sale a la calle y se topa con personitas de su estatura se lanza a por ellos para tocarlos y claro, los otros rehuyen tanto exceso de contacto humano inesperado.

  7. Noemí says :

    Aiiiii amiga que te entiendo. Sobretodo con lo de que los columpios estan pillados siempre. Bruna aún no se columpia en el de mayores y en el parque de mi pueblo sólo hay uno de niños chicos, así que imagina. Por ese columpio MA-TO (léase en tono Esteban). Lo del kit de playa tb, ya siempre viene conmigo cuando la recojo en la guarde. Y la arena, esa arena que viene cada día con nosotros a casa. Tengo el piso que parece el caribe. Nada, que ya ves, no nos queda otra…

  8. vaninasblog says :

    La flora y fauna de los parques, es digna de estudio. Veo que en tu primer día, has aprendido grandes lecciones. Seguro que con la práctica, vas mejorando a pasos agigantados.

    Yo he esquivado el parque casi todo el invierno, pero me temo que con el buen tiempo, tendré que volver a la guerra.

    Besos princesa!

  9. Marialu says :

    Complicado el tema del parque…

  10. la madre novata says :

    Yo procuro ser todo lo antisocial que puedo pero hay madres que no me dejan. Cuando la NSN y N se vean, se abrazarán, porque tienen “una historia” detrás jajaja..
    A ver si empezamos la temporada de parques para madres antiparques.
    Un besaco, morena

    PD.Yo he sacado arena a N de dentro del pañal, con eso te lo digo tó.

  11. Mamamedusi says :

    Jajaja creo que estamos en el mismo punto! Este año es nuestra primera incursión oficial a los parques, el otro día tuve la primera y quede impresionada como tu!
    Veo que esto va a dar que hablar de mas de una bloguera…
    Ánimo y yo tb iré a por el kit de supervivencia este año!

  12. Lalibretademamá (@Meriluc) says :

    Preparate maja…Verás cuando pase de su pala y su cubo y se tire a por todos los juguetes menos los suyos, a no ser que los coja otro niño que entonces habrá lucha…jejeje

  13. Mon petit coeur says :

    Poco a poco, cogerás practica, a llevar una bolsa mas grande con todo lo necesario y cuando tengas pillado el truco, crecerá y ya solo te limitaras a agua y comida, y que se apane con lo que hay

  14. María Paradela (@mariapagar) says :

    Leo vuestras entradas sobre el parque infantil y no veas lo que me alegro de lo insociable que es mi Pitufo. Que a lo lejos ve niños en el parque y me dice “ahí no, mamá. Vamos al otro que no hay nadie”. Que sí, que me toca jugar al fútbol con él, y correr de lado a lado… pero no tengo que aguantar a nadie. Ahora que lo pienso… ¿será que yo también soy una insociable?

Trackbacks / Pingbacks

  1. El parque, ese gran desconocido | Mama Medusi - abril 22, 2013

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: