Diario de malamadre: desde el infinito hasta el más allá

Todavía recuerdo como si fuese ayer los minutos previos al nacimiento de la NSN.

– “Por favor, que esté bien…”, le decía al PNSN con lágrimas en los ojos. Clavado en el alma y en el corazón el resultado del Triple Screening que me daba una probabilidad altísima de que la NSN no viniera bien. Pese a que la amniocentesis descartó cualquier problema genético, hasta que no la vi no pude creer que mi niña estuviese perfecta.

Cuando me la pusieron en el pecho nada más nacer, me pareció la cosa más bonita y perfecta de este Universo. Ese momento que no desaparece de tu mente nunca más. En ese instante me enamoré de ella y el corazón se me iba a salir del pecho como nunca antes lo había hecho…

Después tuve suerte, no sentí depresión postparto. Ni siquiera después de las primeras semanas, cuando ya todo volvió a la normalidad, mis padres estaban en tierrasanta, el PNSN trabajaba y la NSN y yo estábamos 12 horas la una con la otra, solas ella y yo. Sentía que era lo que había estado esperando siempre, incluso las noches en vela, los primeros colicos, los llantos inconsolables. Me sentía feliz, cansada pero feliz.

Pero llegó el momento, la operación biberón fue preludio de un cambio radical en nuestras vidas. Las carreras contrarreloj, la culpabilidad, la ansieté se apoderó de mí y las primeras semanas de vuelta al trabajo no fueron fáciles.

Pero todo pasa. Y eso también pasó. Y de repente sin saber cómo, me vi inmersa en una época de distanciamiento. El trabajo me separaba, el blog me separaba… pero realmente era yo la que me separaba. Quizás para no sufrir, quizás para no sentirme culpable, asumí perfectamente el rol de esposa-trabajadora-freelance… y no se cuantas más funciones, todas ocupándome demasiado tiempo y quitándole tiempo a mi niña y a mí como madre.

En los últimos meses le he preguntado al PNSN:

– “Yo creía que la querría más hasta que me explotase el corazón. Que no podría estar trabajando sin que me doliera el alma… Siento como si no la quisiera lo suficiente…”.

Era un pensamiento que tenía clavado y que tenía que compartirlo para que no me doliese tanto. Las palabras del PNSN secaban mis lágrimas y la rueda seguía girando hasta hoy.

Ha tenido que ser este fin de semana de soledad el que me diese el bofetón en la cara. Normalmente hubiese clamado al cielo porque el PNSN nos dejará tres días y medio solas. Pero realmente sentía que lo necesitaba, me apetecía muchísimo pasar todo ese tiempo 100% pendiente y entregada a la NSN, sin relevo, sin tareas programadas, sin prisas, solas ella y yo disfrutando de cada momento.

Y me he enamorado, me he dado cuenta de que ese amor infinito, que sentí los primeros meses y que esta locura de vida en la que yo sola me he metido lo había empañado, haciéndome dudar, alejándome de ella, creyéndome que es lo que hay y no hay que darle más vueltas.

Esto también pasará. Y la rueda volverá a girar. Y nuestras vidas seguirán. Pero ahora sé que ese amor está ahí y que nunca desaparecerá…

La soledad me da por comer, por echar de menos al PNSN, por beber cerveza para cenar, por malcriar a la NSN, por añorar el mar y lo que allí me espera… y sobre todo me da por pensar.

La niña sin nombre. 

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

43 responses to “Diario de malamadre: desde el infinito hasta el más allá”

  1. Marta says :

    Hay veces que son necesarios esos momentos de complicidad entre ambas para recuperar ese amor que se creía perdido. Muy bonito!

    • La niña sin nombre says :

      Gracias Marta… Ay, me salió del alma, me alegro que te gustase… Porque a veces sientes la necesidad de compartir cosas y con quién mejor que con vosotras!!! Un besazo. Quiero foto de ese cocodrilo enamorado cuando tenga lugar en el hogar de tu princesa!

  2. Natalia says :

    Qué bonito! Qué curioso ser madre, yo también tengo grabado a fuego el momento en que vi a mi niño por primera vez, todo azul y cubierto de mugre, a grito pelao ya nada más salir, y me pareció precioso…
    Disfrutad mucho la una de la otra.

    • La niña sin nombre says :

      Ayyyyy ese momento es tan especial y mágico verdad??? No se nos borrará en la vida… Si es que son tan geniales!!! Lo disfruté muchísimo y hoy no la he visto snif snif… Pero bueno, me quedo con esos momentos vividos.
      Gracias Natalia por comentar!

  3. Maria says :

    Nena, ¡me has llegado al alma! Me alegro de que te hayas “reencontrado” con la NSN.
    Beso enorme y disfrútala mucho, que crecen muy rápido 😉

    • La niña sin nombre says :

      Ayyy guapa, sí que crecen rápido… Y yo he llegado hace un rato y me la he perdido… Pero bueno, he disfrutado tanto tanto del finde….
      Mil gracias por leerme y comentar. Me alegro que te haya gustado! Un besazo enormísimo! A ver si nos vemos pronto!

  4. NOEMI says :

    ME ENCANTA!!!!!!!!!!

  5. Lucía laMamádeBebédePucca says :

    Un artículo precioso y muy real. Las relaciones cambian y las madres nos sentimos culpables por todo. A veces, estar a solas con nuestro bebé es lo que necesitamos. Un beso.

    • La niña sin nombre says :

      El sentimiento de culpabilidad es algo sin duda con lo que hay que convivir, yo no aspiro a superarlo. Esta vida te impide pasar de largo de él… Así que habrá que ir conviviendo con él, intentando sacar esos momentos que tanto nos hacen felices. Es que los bebés son tan monos, tan preciosos, dan tanto amor y tanta guerra jeje.
      En fin… mil gracias. Me alegro que te haya gustado y que te haya parecido real, así no me siento sola en esos pensamientos que me invaden…

  6. Maria Paradela says :

    Que bonito, nena. Ha sido precioso levantarme con esto. Además, estoy en esa fase de “no sé si lo quiero suficiente”, últimamente me saca mucho de mis casillas. Veo que pasará. Que le adoro, aún con las crisis.

    Un beso enorme. Qué post más triste y más alegre a la vez. ¡Ay!

    • La niña sin nombre says :

      Ay mariapagar menos mal que tú también me entiendes… Sí, si lo que nos pasa es del amor a la locura en un minuto. Pero piensa en lo que lo quieres cuando lo abrazas, cuando se duerme sobre ti, esas miradas, esas sonrisas valen tanto, que lo demás no importa y se olvida. Nos hipnotizan creo…
      Ay!!!! Que ya mismo tenemos a la niña por aquí. 5 de agosto, ni antes ni después.

      Por cierto, pídele disculpas a tu amiga que me contactó, Isabel. No llego en tiempos a hacerle la lámina para esta semana. He salido a las 11 de la agencia y me es imposible que entre en el pedido de esta semana… me siento fatal, porque es la primera vez que me pasa… le he dicho que la compensaré con un regalo…

      A todo esto, espero que sea tu amiga (y no de otra, y me haya confundido) jaja
      Un besazo y dile cómo soy, que no soy una informal, por favor! Ay qué mal rato!

  7. la madre novata says :

    Ay.. ¿pero cómo podías pensar eso? Se te nota a la legua que te mueres por ella. Pero el tiempo solas es lo mejor, yo lo adoro, dormir con ella la siesta, jugar, mirarla ayayayay.. pero para disfrutar de eso hay que ser mujeres también y tener una vida, porque si no cuando crezcan.. sí que nos moriríamos de dolor

  8. planeandoserpadres says :

    ¡Ay, vaya mala madre más buena! Ese temor a la sensación de culpabilidad por no poder dedicarle a mi bichilla el 100% de mi tiempo cuando nazca es algo que siempre me ronda.

  9. 1MadreinItaly says :

    Joer cuando te pones intensa… que me has emocionado vaya. Yo creo que ese sentimiento de culpabilidad lo tenemos todas las madres, yo me paso todo el día con el mio y también pienso que hago mal muchas cosas. Lo que está claro por como hablas de ella es que no tienes ningún motivo por el que sentirte mal, te sale el amor por todos los poros de tu piel. Un besote y que disfrutéis de vuestros momentos solo chicas.

  10. Diana says :

    Todas en algun momento tenemos un bajoncillo, lo importante es saber salir lo mas rapido posible porque tenemos unos peques que se merecen que estemos al 100%. Lunalunera es mi motor, la que me agota, pero a la vez me da energias, en la mejor experiencia de mi vida. Nuestros momentos de complicidad no los cambiaria por nada.

  11. Marina says :

    Hay MNSN solté la lagrimita … De los post más bonitos que he leído!! Usted suspira de amor por el PNSN y por la NSN y eso es muy bonito de leer, y que sea transmitido más!! Besoos

  12. atempramv says :

    Que bonitas palabras, a veces lo único que nos hace realmente felices es pasar raticos juntas, yo que paso mucho tpo con la bichito veo como que lo mas importante no es la cantidad si mo la calidad de esos momentos.

    Buenas noches

  13. vaninasblog says :

    Ese sentimiento de que no estamos lo suficiente con ellos, nos acompañará siempre, y el sentimiento de culpabilidad de no saber si damos lo suficiente, pero claro teno que Tenedor es el centro de mi universo, y esté, má o menos con él, mi vida gira a su alrededor.
    Un emotivo post, ánimo mi niña, y disfrtua todo, todo y más.
    Un besote

  14. Noemí says :

    Que bonito. Me pasa un poco lo mismo y me siento identificada con lo que escribes. Hay días q llega la noche y solo he podido darle un achuchón, es entonces cuando me doy cuenta que tengo q aprovechar cualquier momento q esté con ella. Un besín, guapi.

  15. Star en Rojo (@Starenrojo) says :

    Qué bonito post, chica!! De verdad dudabas de tu amor incondicional??? Ahora si que me siento malamadre(yo no dudo jamás)

  16. desmadreando says :

    ¡Muy bonito y muy sincero!

    • La niña sin nombre says :

      Gracias desmadrosa… La verdad que cuando te pasa algo así, necesitas compartirlo aquí y me alegro que te guste!!! Lo he pasado tan bien este finde!!! Le voy a tener que decir al PNSN que se vaya más de vez en cuando jajaja
      Besazos y good night!

  17. pasándolo pipa says :

    Un post valiente y sincero, imagino pocas personas capaces de escribirlo.
    Cada vez que me paso por aquí me sorprendes 🙂

    • La niña sin nombre says :

      ¿Si? Wow!!! Eso sí que mola… Quizás soy atrevida en compartir estas cosas… Pero para mí el blog es esto… Compartir mis experiencias como madres (y otras locuras).
      Mil gracias por tu bonito comentario. Me voy con una sonrisa a la cama, ea!

  18. susana cdnv says :

    Precioso!!! Me ha encantado!!!
    bsss
    cosicasdenuestravida

  19. Irene MoRe says :

    Pues yo lo que creo es que has tenido una depresión post-reincorporación-post-maternidad. A veces el ritmo de vida que llevamos y las obligaciones que nos auto-imponemos no nos dejan ver la realidad, pero está claro que adoras a la NSN. Para cuando tengas tiempo te aconsejo leerte el libro “El bolígrafo de gel verde”. Creo que te gustará.

    • La niña sin nombre says :

      Bueno… no creo que sea depre… Porque no estaba deprimida… Simplemente me dejaba llevar por la marea, sin pararme a pensar… Pero es que son tan geniales los peques… Se lo merecen todo, porque te dan tanto amor. Estoy feliz de este finde, y mira que hoy no la he visto :(. Y ese libro lo tengo, como te decía, en la mesita de noche a espera de retomarlo, pero si me lo recomiendas, mañana mismo lo retomo y te voy contando.
      Mil gracias guapa por estar ahí y comentar!

  20. Mousikh says :

    Me ha gustado mucho leerte desde la sensibilidad y casi la fragilidad, diría yo, se te da también como el humor, jeje. La verdad es que vivimos en una sociedad donde conciliar nuestras facetas de madre, esposa, trabajadora, mujer… es complicado y siempre vamos renunciando a pequeñas parcelas de nuestra vida y buscando el equilibrio. Y a veces no queda más remedio que tirar para adelante y ponernos una coraza que nos ayude a sobrellevarlo. No te has vuelto a enamorar, lo has estado siempre, sólo que estos días te has permitido disfrutarlo y te has dado cuenta de lo que echas de menos no poder hacerlo a diario. La rueda volverá a girar inexorable, pero recuerda que eso no hace disminuir tu amor.

    • La niña sin nombre says :

      Ayyyy qué bonito lo que me dices… Qué estoy sensiblona! Que hoy la rueda ha vuelto a girar de manera imparable y he llegado cuando mi niña ya dormía… Se me parte el alma… No puedo evitarlo… Un día que no la veo es como un trocito de mi corazón perdido… Pero parece que no todo el mundo lo entiende.
      Mil gracias por tu comentario, me reconforta y me dibuja una sonrisa ahora mismo…
      Un besazo. Gracias por estar ahí!

  21. trimadre says :

    Creo que a veces en esta vida de locas que llevamos de madres estresadas-trabajadoras, nos resulta más fácil ponernos una coraza de “ni siento ni padezco” y tirar hacia delante, que pensar en lo poco que les hemos visto hoy, que no les hemos abrazado suficiente, que les hemos regañado demasiado… Por eso de vez en cuando es bueno reconocer esos sentimientos de #malasmadres dentro de nosotras, reconciliarse con una misma y volver a empezar. A mí me pasa mucho, porque con los tres muchas veces me planteo si a cada uno le estoy dando lo que necesita. Quiero que pensar que sí pero también hay que esforzarse porque todas las relaciones hay que regarlas, no sólo las de pareja 😉 Ozú que intensa me has puesto MNS!!! (culpa tuya ;))

  22. PNSN says :

    He vuelto! ! Sin cornadas, sin horas de sueño y sano y salvo, deseando abrazar a mis reinas! Besos

  23. I.Vera says :

    Es la primera vez que escribo en un block.

    Muy bonito lo que has escrito. Creo que todas pasamos por esa etapa de pensar que no los queremos lo suficiente. Y de repente nos volvemos a rencontrar con el amor y la mirada de nuestros peque, la cual te dice que te quiere.

    Saludos

    • La niña sin nombre says :

      Hola!!!! Pues mil gracias por comentar! Un placer tenerte por aquí. Los peques son tan geniales y auténticos! Yo llevo una semana un poco dura porque la veo muy muy poquito pero bueno… Estoy deseando que lleguen las vacaciones para disfrutar a tope de ella.

      Un beso!

  24. Tardes de Verano says :

    Me ha encantado!!!por sincero, por bonito, por todo…tenemos que aprender a no ser tan exigentes con nosotras, pero es que es tan difícil!!!!besazos

    • La niña sin nombre says :

      Gracias Tardes de verano ;). Me alegra mucho que te guste y que estés por aquí con tu nombre de blog bonito :). Y sí, toda la razón, somos demasiado exigentes, pero yo estoy ya con las fuerzas mínimas, necesito unas vacaciones y disfrutar de ella con la tranquilidad y la alegría del relax 🙂

  25. paula sd says :

    uffff. esos conflictos interiores. Pues por si te consuela, como has podido ver, todos los sufrimos (y más aun todas) y es parte de este business de la maternindad, no? con o sin nombre.
    Pero es un vínculo que nunca se borra. sí, va cambiando, evolucionando, y a veces hasta parece que se ha borrado un poquito….pero nada como un par de días para volver a cogerle el ritmo.

    Un beso

    • La niña sin nombre says :

      Pues sí Paula toda la razón la maternidad está llena de altibajos en todos los sentidos y en los sentimientos también, menos mal que tenemos esos momentos de reencuentro que nos dan energía para seguir…

  26. Noemi says :

    Precioso post, uno de mis favoritos sin ninguna duda!!pero que bien sabes expresar los sentimientos y hacer que toda madre que lo lea se sienta totalmente identificada!me ha emocionado!no tiene precio sentarse a leer algo tan bonito después de una dura jornada!no lo dejes nunca!!!!muakkkk,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: