Diario de malamadre: compartir es vivir

Compartir:

(Del lat. compartīri).
1. tr. Repartir, dividir, distribuir algo en partes.
2. tr. Participar en algo.

Creo que la RAE debería incluir una tercera definición, sólo para madres. El concepto de “compartir” adquiere toda su fuerza, una dimensión totalmente nueva y desconocida cuando tienes un hijo (dos y tres ya no me lo quiero ni imaginar).

Cuando llego a casa y comienza mi jornada de madre de apenas unas horas, antes de que la NSN se retire a soñar o a cantar, somos hermanas siamesas. No es que me persiga, no, es que tiene que ir acomodada en mi cadera como un pequeño koala. Ella, que a pesada no le gana nadie, para que no se me ocurra soltarla, pega sus garras a mi camiseta y aunque yo la suelte, ahí sigue colgada…

Una ya se ha acostumbrado a los casi 14 kilazos de hermosura. El problema ya no es ese. Ni yo ni mi chepa sentimos dolor, estamos anestesiadas, el problema es compartirlo TODO, todito, todo.

Lo comparto todo y no porque yo sea así de generosa, sino porque “no hay más tu tía”. La NSN tiene fobia al suelo si estoy en casa, así que una tarde mormal en truman life es:

– Preparar las #biutifulzin que vuelan al día siguiente, mientras que ella acaba con todo el washi existente.

– Contestar los e-mails retrasados, mientras ella intenta aporrear el teclado sentada en mis maltrechas rodillas.

– Poner la lavadora (esta tarea no la dejo a Miss, me niego), mientras ella le va dando a todos los botones… Así luego pasa lo que pasa.

– Ir al servicio, soy de las que en la ofi no me concentro, que queréis que os diga… Y en casa pues tampoco, con una niña con sus ojos clavados en tu culo, diciendo: “mamá, caca…”.

– Preparar la cena (esto normalmente lo hace el PNSN, para que voy a marcarme el tanto).

Todo esto con la NSN colgada hasta que llega el momento baño. Y sí, pese a que los inicios fueron duros, últimamente comparto mucho el baño con ella, por optimizar tiempos. Y así, diciéndolo bajito, es el mejor momento del día… Ese en el que se olvida todo.

Hay cosas que me gusta compartir como compartir sus cenas, cuando no quiere más y el PNSN no mira, me lo zampo yo todo y ella, como está rolliza, no levanta sospechas. Compartir sus abrazos y sus besos. Compartir las horas de sueño, esto, aunque me quejo y el PNSN me llame #malamadre, en el fondo me encanta. Pero luego despierto y levantarme con sus piernas clavadas es un horror. Pero, sobre todo, me gusta compartir su risa y su compañía. Sentir que ya no voy sola a ningún sitio.

¿Y vosotras qué compartís?

Mother Ironing with Child on Back

* Te quejas de vicio mamá, te sirvo de contrapeso. Además no mientas, que tú ya ni planchas…

P.D. Post dedicado a mamá biznaga ;). Compartir es vivir hasta que eres madre…

La niña sin nombre.

Anuncios

Etiquetas: , , , ,

About La niña sin nombre

Las aventuras de la niña sin nombre con su globo volador y su #malamadre. Historias para no dormir, Diario de malamadre, la vida en Truman Residence y mucha biutiful zin. ¿Os venís?

18 responses to “Diario de malamadre: compartir es vivir”

  1. Dr. Papá says :

    jajajajaja un post muy divertido!! la verdad que me imagino que debe ser duro, pero es lo que dices y todos dicen, luego tu niña te mira, te sonrie y te abraza y es cuando tus pies ya no tocan el suelo!! estoy deseando que mi niña me haga eso a mi! 🙂 un abrazo y me he reído mucho con lo de “mamá, caca…” jajaja!! buen finde en Truman

  2. lunaluneracascabelerablog says :

    Compartoooooooo todooo!!!!!!
    Me pasa exactamente lo mismo, en lugar de koala, es mi monita-araña….. Jajaja ….. lo mejor del mundo…..
    Ah, el momento baño, es muy especial, me lo paso pipa con ella en la bañera, se vuelve más loca, si cabe, con el agua (cosas de familia, #locosdelagua)…

  3. My Stories Project says :

    Cuánta razón! Lo llegas a compartir todo! Lo último que me ha dicho el chico ha sido mi mano es suya, la coge y dice: “¡Mi mano, mi mano!”. Creo que ahí tengo que contradecirlo un poco, jejeje…

    María

  4. susana cdnv says :

    Pues toda la razón…compartimos demasiado con ell@s… lo del baño ya es por demás…
    Ahora también te digo que todo pasa. Mi hijo mayor tiene 6 años y algunas veces le “molesta” mi cercana presencia.
    Al final hasta te dientes rara si estas sola
    Bsss
    Susana de cosicasdenuestravida

  5. paula sd says :

    El baño….la intimidad….esa gran desconocida….espera a que hable todo….con todos. JAJAJA #verguenzatorera. Dejas de ser el angel puro que todos creian….
    Besotes

  6. lacitos On The Door says :

    Pues, si, así es! Jajajajajaja me parto con la foto, que buenísima por favor…cada vez que veo algo así, mi teoría de que todo lo útil y ingenioso ha sido inventado por una madre queda corroborada!
    Que pases un buen fin de en tu Tierra Santa y besos para la NSN!

  7. Patch says :

    Yo tengo a la heredera igual, en modo koala desde que aparece. Además es que intento separármela y dejarla en el suelo y sigue en la postura ranita y se me acopla a la pierna jajajaj.

    Compartir está bien, a mí me gustan las noches cuando nos la traemos a la cama porque empieza a dar la brasa a las 4 am y se queda dormidita abrazada a mi brazo. Es que muero de amor!!

  8. atempramv says :

    Yo comparto baño, me encanta! Masaje claro esta!! Y momentos de cuento y sueño.
    Son geniales!!

  9. atempramv says :

    Yo comparto baño, me encanta! Masaje claro esta!! Y momentos de cuento y sueño.
    Son geniales!!

  10. Almudena says :

    jajaja, me recuerda tanto a saioa, ella se pega a mi como una lapa y así todo el día, pero es que cuando está su padre es alucinante ya, parece un perrillo faldero todo el día detrás, se levanta del sofá y va a la cocina, ella detrás, va al baño, ella detrás.
    Lo bueno es como se engancha cuando la llevas en brazos, igual que LNSN, se agarra como los monitos a su mamá, y las piernas las sujeta con tanta fuerza alrededor de la cadera o de la pierna si intento bajarla, que no hay manera,…
    Un besazo

  11. vanina says :

    A estas alturas del juego, hay pocas cosas que una no comparta, pero desde luego las mejores son su risa, escuchar su dulce voz, jugar con él, sus abrazos, y sus besos, aunque estos, me los quedaba todos yo, sin compartir, jejeje…
    Desde luego es todo un lujo compartir con ellos….
    Un besazo

  12. minimoi says :

    Buenísimo! Una vez más la has vuelto a clavar!!! ¿Cómo puede ser que me pase exactamente lo mismo? Mis dos peques tienen 3 y 1 año así que a veces incluso hay peleas por tener más “trozos” míos. Una pierna para cada una no es suficiente! Será que las mamás somos LO MÁS…

    Roser
    http://www.minimoi.com

  13. tinkerbell says :

    Qué bonitooo!! Ains a mí me costará q soy muy mongola y muy hija única…

  14. Babette says :

    A la mía le pasa algo parecido justo después de ponerle el pijama pero hasta ese momento sólo quiere a su padre. Está con él que no caga (hablando en plata). Ten niñas para esto. ASí que básicamente es él que carga con ella!

  15. Irene MoRe says :

    Pues tú y yo sí que parecemos hermanas siamesas, porque coincidimos en casitodo, menos en lo del ordenador, Peque y él son completamente incompatibles. Y las cenas aquí son al revés, yo las preparp y si sobra algo, Churri deja el plato limpio.

  16. psicologiadelembarazo says :

    Toodo eso y: el vaso de agua, la comida, la servilleta, la mesa, las conversaciones, los paseos,… y en breve el armario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: