Archivo | Uncategorized RSS for this section

Diario de malamadre: cosas que echaré de menos cuando no te tenga…

Desde la clandestinidad escribo, despacio por el hábito perdido, emocionada por el reencuentro esperado, feliz por todo lo vivido y triste por lo que no pudo ser.

No soy yo de cumplir las promesas. ¿A quién quería engañar? Si siempre he sido un poco mentirosilla y tramposa en el parchís. Eso sí, cuando le prometí al PNSN que no escribiría en las tres semanas, cruce los dedos del pie. Las cosas como deben ser.

Y es que tres semanas dan para mucho. En tres semanas te da tiempo a llenarle el cubo de agua a la NSN en la orilla del mar cientos de veces, bajo sus órdenes de «agua». Tres semanas es tiempo suficiente para que la NSN amplíe su vocabulario, añadiendo palabras completas y hasta frases construidas llenas de amor como «¿quieres agua?» o «a la calle mamá». 21 días es el número ideal para que la NSN se convierta en una pequeña tirana, que ha decidido comer todo lo que le da la gana y más, dormir pegada a mí, bajo amenaza de gritos y llantos, chantajear a los abuelos con cara de perro pachón y obligarte a poner el pie en la calle a las 4 de la tarde con el solano y el cuerpo débil de la sobremesa. Tres semanas es el tiempo necesario para que tu mente huya de tu cuerpo y te des a la comida, a la bebida y a la pereza hasta el punto de que te das hasta cuenta de que si sigues con este ritmo acabarías postrada en una cama, siguiendo el zumbido de un mosquito, interrumpido sólo los miércoles para ir a comprar el Hola y los viernes para ver el Sálvame Deluxe.

Tres semanas es el tiempo mínimo para que mi mente haya vuelto a mi cuerpo, pidiéndole marcha y activación. Pero tres semanas es el tiempo para que te lleves la maleta llena de recuerdos, de cosas que se que echaré de menos cuando no te tenga… Cuando te diga adiós. 

Su risa.

No la que nos regala cada día, sino la que comparte con los abuelos al despertarse, con las titas cuando las persigue, con los primos cuando la achuchan… Esa risa nueva, contagiosa que te da energía para superar las noches perrunas que te da.

laninasinnombre_surisa

Su olor.

El olor de su hogar, el olor de sus besos, el olor de su cuello en un abrazo. Ese olor que se te queda clavado en la mente y que sólo recuerdas cuando vuelves a olerlo y que desaparece, oprimiéndote el pecho, cuando los dejas atrás.

laninasinnombre_olor

La luz.

La luz que entra por cada rincón. La luz del sol, de la calle, de los amigos que vuelves a ver… La luz de tus ojos que se iluminan de felicidad y la luz que se apaga cuando los cierras la noche antes del adiós.

laninasinnombre_laluz

Mi sombrero.

Mi sombrero, mis chanclas, mi pareo, mi bikini… Ese atuendo de gitana que me ha acompañado cada día, dejando relegados a la más absoluta de las desdichas los «modelasos», que un día atrás llenaron mi maleta.

laninasinnombre_sombrero

La familia.

Y esas comidas eternas. Da igual que no los veas o que no hables con ellos, están ahí y los sientes más cerca que nunca, con la ilusión de exprimir cada segundo, cada brindis, cada abrazo…

laninasinnombre_lafamilia

Despertar juntas. 

Malamadre se ha apoderado de mí con una fuerza imbatible. He caído en sus redes, he colechado en busca del descanso y el relax merecido y he disfrutado de cada despertar a su lado, de los besos mañaneros y su risa, de sus bailes saltando encima mía y hasta de sus despertares nocturnos buscando mi abrazo.

laninasinnombre_despertar

Las maletas están llenas de todo esto y más. El ruido del mar y cada instante vivido me acompañan hasta la próxima vez. Ahí te quedas vacaciones, que Truman, Miss Nicaragüense, mis #biutifulzins, las historias para no dormir, los nuevos proyectos, la rutina y todo lo bueno que está por llegar, nos espera… Porque ellos también nos han echado de menos.

¡Allá vamos! Yeahhhhhh.

P.D. No dejéis de ver el resto de cosas que echaré de menos cuando no te tenga en mi instagram @laninasinombre, esa red social a la que me he enganchado este verano y es que una drogadicta 2.0 como yo algo tenía que hacer…

La niña sin nombre, volviendo…

Biutifulzin: despedida y cierre…

Que sí, que todo llega, que cierro el chiringuito, que me piro vampiro, que desconecto y echo el cierre de este «tinglao» hasta septiembre. Que me despido de vosotras, que os dejo tranquilas tres semanas. Porque esta que escribe ha prometido a su consorte, a su hija y al mundo entero no escribir en el blog en vacaciones aunque me ocurra la mayor de las desdichas, aunque me pique una medusa, pise un erizo y me muerda una piraña al mismo tiempo. Y yo como soy una mandada, no puedo más que obedecer. Porque realmente, muy en el fondo, ahí donde casi no llego a divisar, en mi interior, sé o intuyo que necesito ese descanso, desconectar para volver con fuerzas renovadas. Así que iré apuntando en una libretita todas las aventuras para luego contároslas así de golpe y que os de un colapso.

A día de hoy soy la única superviviente en Truman Residence. La casa sin nombre se ha convertido en un hospital improvisado y tengo a la NSN y al padre de la criatura, que es muy envidioso él, en cuarentena. Las madres somos fuertes, no nos quejamos y seguimos cumpliendo nuestras tareas. Pienso firmemente que no se trata de una Brigada Secreta, sino que es un mal de ojo en toda regla, de esos de toda la vida, de con una mirada fulmino a tu familia y te quedas tú tirando del carro bonita, preparando maletas, conduciendo rumbo a tierra santa y sin rechistar, que como yo me queje esto se va a pique.

Pero me da igual, a un día de la huida, nada ni nadie va a perturbar mi paz interior, así que hoy voy a dormir ya con el biquini y la pamela puesta para ir haciéndome el cuerpo. Atrás queda el horror de la cuenta atrás, un año de mucho esfuerzo y trabajo y por delante llegan días de comidas familiares, quedadas con amigos, días con unos abuelos, días con otros abuelos, bodas, cumpleaños, comida con unos abuelos, comida con los otros abuelos, fiestas de guardar, playeo, rabietas, discusiones… ¡Ay!, me callo, que me estoy agobiando.

He pactado con el PNSN que no puedo desconectar 100% del mundo 2.0, que una drogadicta como yo necesita su dosis para no volverse tarumba-tarumbera. Así que me deja mantener en abierto el WhatsApp con mis socias y el Instagram. Sí, yo quiero ser como las blogueras famosas que quieren seguir mostrando su vida con filtros y postureo del bueno durante las vacances. Además lo hago por vosotras para que no sufráis demasiado mi ausencia.

laninasinnombre_vacaciones

«Déjate de rollos y di el ganador» – Tengo poderes y escucho lo que pensáis.

Vale, vale… Si ya sé yo que me queréis por lo que me queréis. Por lo que tengo, no por lo que soy. Imposible sería elegir a uno de vosotros porque sí… Así que he tenido que acudir a Mr. Random para que él, de la mano del malogrado PNSN, elija el ganador, ¡qué digo!, los ganadores. Porque me habéis dicho cosas tan bonitas que me habéis llegado al alma y uno me parecía poco. Me encantaría haceros una a todas, pero bueno… Poco a poco iré haciendo más sorteos.

GANADORA 1. MOUSIKH. ¡YEAHHH!!!

Me hace mucha ilusión que sea una de las ganadoras porque es genial y siempre tiene bonitas palabras para todos, su blog fue el primero que seguía de maternidad y me regaló consejos muy buenos. ¡Enhorabuena!

Pues te admiro por haber creado un blog con un diseño tan chulo y tan bien organizadito y porque aunque digas que no sabes cocinar, con él has encontrado la receta perfecta combinando humor, amor, un poco de ironía y un mucho de inteligencia.
Feliz cumpleaños guapa!!!

Captura de pantalla 2013-08-08 a las 12.18.51

GANADORA 2. NOEMÍ.

Hay gente con suerte. Noemí me decía esto:

Felicidades guapísísima! Si es que hasta con ojeras tienes buen humor… Lo que más me gusta de tu blog es la NSN y luego tú. Porque le pones ese toque andaluz que a esta catalana tanto gusta a todo lo que cuentas. Y ahora voy a hacer presión, mañana es mi cumple así que podría tocarme a mí esa lámina, no? Porque a ver, la mayoría de edad no la alcanzo pero la adolescencia me sienta la mar de bien… Un beso!
Así que felicidades por tu cumple con una #biutifulzin y gracias por estar ahí, que eres de las que me siguen desde el principio. ¡SUPER YEAHHH!

Captura de pantalla 2013-08-08 a las 12.19.29

Escribidme un e-mail con la #biutifulzin que os gustaría tener. Y en septiembre la tendréis :).

A las demás, besos, abrazos, achuchones… ¡¡Disfruten de agosto!! YEAHHHHHH

laninasinnombre_playeo

La niña sin nombre con el cerebro desconectado.

Historias para no dormir: a 3 días de la huida.

El verano ya llegó, ya llegó, ya llegó…

 

A 3 días de mi huida a tierrasanta, por fin siento el verano en mis carnes, siento el cosquilleo en el estómago y la piel de gallina al alejarme de Truman. Llego a las vacaciones en mi mejor momento, léase en tono de humor negro: borracha de Dalsy, con resaca de noches de juerga y una contractura que pronuncia mi chepa. Tengo claras sospechas de que hay una Brigada Secreta del más allá que quiere acabar conmigo para que no llegue viva al retiro espiritual. Su último intento ha sido esta tarde. Nos han mandado toda la tarde  y parte de la noche otra vez al hospital, pero la NSN es fuerte y no se deja achantar por virus veraniegos. Aunque a mí por poco me matan del susto.

La NSN sigue ahí, debatiéndose entre la vida y el delirio, con una fiebre que no baja de 38  y unos episodios de terror cuando ve acercarse el mejunje amarillo del demonio. Cuando llega la hora, el PNSN y yo nos ponemos nuestro disfraz esterilizado y blanco impoluto de enfermeros del mal, paralizamos cualquier movimiento de la NSN hasta que los dichosos 5 ml. acaban dentro de su maltrecha garganta. No me extrañaría que vinieran las Fuerzas Armadas de Truman a quitarnos la custodia de la niña, pero nosotros alegaremos que es por evitar un mal mayor. Damos gracias a que en Truman no hay ni Dios y los gritos desaforados de la pequeña hacen eco en el cartón piedra.

Si eres trumaniano de pro tienes casa en la Sierra, tienes un trabajo flexible que te permite tener un agosto entero para viajar y tienes, por supuesto, abuelos con destino vacacional. Si no cumples estos requisitos, deambularás por Truman como alma en pena, cayéndote encima el solano infernal de un barrio fantasma donde la tragedia se masca al doblar cada esquina.

A ver, ¿quién era el guapo que dijo que en Madrid agosto era la bomba, la repanocha, el paraíso… ??? Como he decidido volverme una positiva plasta, de «jiji», «jaja» que, aunque esté sudada y con las carnes lastimosas, sabe sacar lo positivo a estos días de agosto en Truman, he detectado pequeños placeres mundanos y me he visualizado como dueña y señora de las zonas comunes de Truman Residence. El sábado hasta nos bajamos nuestra cervecita fresca y una bolsa de patatas para disfrutar de nuestras dos horitas al sol, relajados, sin conversaciones chupipanderas ni más niños que la NSN. Por la tarde visitamos un Mercadona desértico, que te lleva la compra al instante porque no tienen nada mejor que hacer y después me dejé llevar hasta el centro comercial de la zona para que las chinas me hicieran un completo, sin tener que esperar la interminable cola como de costumbre.

El PNSN y la NSN me esperaban con cara de aburrimiento para luego dejarnos llevar por las avenidas despobladas, andando al ritmo de las bolas enormes de paja que recorren las calles hasta algún bar trumaniano, donde nos hicieron la ola al vernos llegar.

Todo un sinfín de pequeños lujos que hacen que me de una pena horrible, una tristeza infinita y un desazón sin cura el alejarme de este barrio hasta septiembre… ¡Ja!

1940s Baby Sherlock Holmes In Diaper

* La NSN tiene la mosca detrás de la oreja y sospecha quién puede estar detrás de la Brigada Secreta. 

Os recuerdo que aún podéis participar en el sorteo #biutifulzin del verano AQUÍ. Mañana o el jueves (según las actuaciones de la Brigada que busca mi muerte) comunicaré el ganador/ a. Me estáis emocionando con todos vuestros preciosos comentarios. Ay, la lagrimica… 

P.D. Parte del contenido de este post ha sido inspirado por una lectora trumaniana. ¡Gracias María! 

La niña sin nombre.

Biutifulzin: un día especial para celebrarlo con vosotros…

Había pensado escribir una entrada maldiciendo al mundo por el nuevo año que me cae encima como una losa, en un momento de crisis existencial, trabajando y encima en lunes… Como sería propio de mi naturaleza dramática.

Eso hubiese sido lo más fácil, quejarme, quejarme y quejarme, dramatizando con la mano en el pecho y sintiéndome desdichada por cumplir años sin cumplir muchos sueños que me atormentan en la cabeza, pero NO… Estoy a 4 días de mis esperadas y merecidas (está mal que yo lo diga, pero es así) vacaciones, he recibido muchas felicitaciones bonitas y estoy feliz, aunque la NSN haya decidido ponerse mala, por primera vez, en mi cumpleaños y la fiebre nos haya acompañado toda la noche. Con más ojeras que nunca, malamadre pasará el cumpleaños brindando con un chupito de dalsy ahora y uno de apiretal después. Ay NSN que ya te olías tú que tu padre y yo nos queríamos dar al Gin Tonic esta noche y mirarnos a los ojos como dos chavales imberbes… No te culpo, sé que no te gustan las fiestas donde no eres bienvenida.

Así que pospondré la fiesta de estos 32 añazos a tierrasanta. Pero como un cumpleaños sin celebración no vale ná de ná, he decidido que os merecéis, por aguantarme, haciendo que el declive a la senectud no sea tan duro, UN SORTEO de #biutifulzin.

laninasinnombre_sorteo_summertime

Sólo tenéis que dejar un comentario en esta entrada, como dice la imagen, respondiendo a:

¿Qué es lo que más te gusta del blog? 

Y no me vengáis con respuestas estándar, de: «me gusta todo», que no engañáis a nadie. A mojarse. Y si no hay nada que os guste, pues también.

Y rapidito, que desconecto en nada. El miércoles diré el ganador/a de una lámina personalizada. La que vosotros queráis. Eso sí, la tendréis la primera semanita de septiembre.

La niña sin nombre con más años que la tana.

Suspiros de amor: por lo que vendrá…

– NSN, tengo algo muy importante que decirte, que va a cambiar tu futuro a medio plazo…

– Mamá es viernes, estoy cansada y quiero gusanitos, un helado e irme a la piscina… No te me pongas trascendental. Que sí, que estás de depre prevacacional. Ya te has dedicado a dar el coñazo (perdón) a todo Dios con la dichosa cuenta atrás… Que me has creado hasta ansiedad a mí. Mírame que he perdido hasta la barriga de la tensión de que lleguen ya las vacaciones. Cosa que me viene muy bien, todo sea dicho de paso, que ya no me veía yo tan mona con esas curvas, pero…

– Pero NSN, ¿puedo hablar yo?

– ¡¡Ya!! Que no es eso, que es lo otro… A ver mamá yo no te lo quería decir pero sí, entiendo que estés un poco preocupada con la cercanía del día fatídico… El lunes te caen 32 tacos y ya no eres una chavala. Vaya que estas un poquito desmejorada. Pero ya sabes que tú eres la única culpable de que parezcas mi abuela… Deja un poquito el blog o las láminas o los diseños o… Y cuídate un poco, que no se puede bajar a la piscina con antiojeras y gafas antifaz… ¡Ah! y muévete un poco.

– NSN, vas a acabar por deprimirme y esto no es lo que quería contarte… Te he dicho que cambiará tu vida a medio plazo…

– Ajá… ¿No???? Pues entonces no me vayas a venir diciendo que Miss Nicaragüense se va porque nos mudamos a un país exótico en busca de un futuro mejor, que sé que tienes ganas de coger la puerta sin mirar atrás. O que nos vamos a tierrasanta porque tengo que hacerme el cuerpo, que la familia me agota. Soy un espíritu libre.

– NSN lo que yo quería contarte, es que hoy es un día muy especial porque dentro de unos meses seremos una familia más…

– Venga hombre lo que me faltaba, que aún no he cumplido 20 meses, ya me vas a traer otro vástago al que tenga que ignorar para mantener mi estatus. Mamá, no estoy preparada… Esto antes se pregunta, existen medios, ¿sabes?

– NSN, ¡que es el Hada Madrina!!!! ¡Que va a ser mamá!!!!

– ¡Ah! Pero, dilo antes, mira qe eres tentona. ¡Que ilusión! Un primito/ a al que manejar a mi antojo y enseñarle las las leyes de la vida.

– Claro!!! Ayyyy voy a ser Tita!!!

– Oye mamá, pero la primera nieta es la primera nieta ¿verdad? ¿Seguiré siendo la preferida?

– La primera siempre será la primera NSN.

No vamos a darle un disgusto a mi pobre niña… La NSN cada día habla más, pero sólo yo la entiendo y por supuesto sólo sé traducirla yo (como hoy).

Para el resto de los mortales su lenguaje es único, basado en acortar las palabras diciendo sólo la primera sílaba:

PA > «pa» son tantas cosas: papilla, patatas, parque, papá…
CO > coche.
CA > calle, carro.
CHU > chuche.
ABUA > abuelo/ abuela.

Algunas palabras se salen de la norma:

MA > comida. Ma es «más».
PE > chuPEte

Y también es capaz de decir algunas palabras completas:

MAMÁ, PAPÁ, AGUA, BAILA, NENA, TITA…

Mientras ella va mejorando su lenguaje escrito y hablado, yo le daré la palabra en los momentos importantes como hoy.

laninasinnombre_voyasertita

La niña sin nombre.

Post con estrella: voy a viajar soñando…

Que sí, que todavía estoy por aquí y aún dando guerra. Pero es que esta cuenta atrás si no la comparto con vosotros sería un horror, más horror aún de lo que está siendo… Además ahora, en estas fechas donde la vida está ralentizada para la mayoría, con los pies en la arena y el corazón contento, da igual que escriba de lo que escriba… ¿Por qué? Por varios asuntos importantes:

A) Por si no se han enterado, el ranking de Madresfera está de vacaciones, se ha ido de parranda a algún lugar perdido, a tomarse unos mojitos o qué sé yo. No está activo y eso a una pues como que le ha dejado el corazón triste porque el numerito era tan #biutifulzin (y por otras cosas), pero una cosa no quita la otra, estoy como más relajada. ¿Qué queréis que os diga? Que a mí ahora lo que me apetece es escribir de lo que me venga en gana, sin pensar demasiado en si interesará o no, en si será leído o no… Pase lo que pase, Madresfera ya no va a ser igual, ni mucho menos… 😦

B) Porque en verano la gente sólo lee las revistas del corazón, los libros de Marian Keyes y los crucigramas. Así que eso da una libertad, que sé que un día confieso que fui hombre en otra vida y ni os inmutáis, que no estáis para cosas profundas.

C) Porque me pienso tirar 3 semanas sin dar señales de vida en el blog. Y esto lo prometo por mis washis, mis papeles bonitos y mis troqueladoras. «Sí, NSN (me dirijo al blog, no a la niña) yo te quiero mucho hijo, pero que o me desintoxico de ti o acabaré en una clínica antes de lo esperado…». Así que ahora me desquito hablando de esto y de lo otro antes de la separación.

Pero, yo hoy vengo a viajar…

¿Alguno de vosotros conoce a algún individuo en Madrid que sea de Madrid? No existen, son una leyenda. En el curro todos somos de fuera menos dos . Y es muy divertido, cada uno con nuestros palabros, nuestras costumbres y comidas autóctonas y con la eterna discusión: ¿Norte o Sur?

No voy a dejarme llevar por el orgullo sureño que me corre por las venas, por la gracia salerosa o los topicazos cansinos, no. Sólo diré una cosa, en verano gana el Sur y punto. Lo que me faltaba es que llegaran las vacaciones y tuviese que ir con paraguas y abrigo…

Pero como me gusta tragarme  mis palabras, una a una, sólo haré una excepción. Sólo hay una ciudad a la que no me importa irme en verano, sacrificando, con todo el dolor de mi corazón, la feria, el espeto, el rebujito y la hamaca. De esas que descubres y te enamoran.

El 6 de agosto, un día después del fatídico día (mi cumpleaños), hago 10 años con el PNSN, 10 años dan para mucho. Ahora no, pero antes solíamos viajar… Dentro y fuera de España y llevar nuestras peleas amor por el mundo.

Recuerdo como si fuera ayer una pelea monumental en la playa de La Concha, en esa ciudad que te deja paralizada, camino al Peine de los Vientos mientras se me calaban los pies y el pelo se me erizaba cual puercoespín… Aquellos años de carácter incontrolable, de chorradas que parecían el fin del mundo los recuerdo con nostalgia.

El tiempo me ha quitado los viajes y me ha dado paciencia y algo de cordura…

San Sebastián es de esas ciudades que piensas «tengo que volver», que te dejan con ganas de seguir descubriendo esas calles majestuosas llenas de encanto, que tienen cosas preciosas por cada rincón donde mires y que está rodeada de «pueblinos» de costa que son una auténtica maravilla como Zarauz o Zumaya. Así que por eso me pareció una suerte escribir un post con estrella que recordase aquellos días y recomendar alojamiento en San Sebastián. Yo soy así de maja y si me gusta lo que me cuentas, aquí estoy apoyando la causa.

Yo viajo en sueños, con la mente, desde que el tiempo, la economía y la maternidad me permiten poco más… Así que esta noche voy a volver a ir allí con Morfeo y no me despertaré hasta recorrer la playa de La Concha descalza, admirar el Kursaal, redescubrir la obra del gran Chillida, tomarme unos pinchos en el casco viejo. Y algún día ir al Festival de Jazz, ¿habéis ido?

No me esperen levantados…

Y tú, ¿dónde te irías en sueños?

South and north arrows

La niña sin nombre descubriendo mundo.

Diario de malamadre: el inicio del declive…

Yo me las prometía felices. El viernes con un mal cuerpo de querer morirme, me dirigía a #tierrasanta con el PNSN y la NSN, sintiendo en mis carnes flácidas el relax de dos días de cuidados intensivos y recuperación exprés, que me devolviesen la energía y fuerzas, que mis llagas estaban absorbiendo a la velocidad de la luz. No hay dolor por hacer la maleta medio mareada del chute que lleva tu cuerpo si al final ves la recompensa: los abuelos como la salvación.

Bajar del tren en tierrasanta es felicidad al instante, el olor a mar te penetra por los poros de la piel y el mal se detiene; no desaparece, pero se queda paralizado a lo lejos, esperando impaciente tu vuelta.

Mi madre es vidente,  pitonisa, vamos lo que se viene llamando que tiene boca de cabra. Todo el santo mes de julio se lo ha tirado la mujer diciendo que «qué mes de playa tan estupendo… Verás cuando bajes como cambia la cosa…». Y efectivamente. Este fin de semana ha sido el primero de viento de Poniente. Una suerte para los que navegan, surfean o sienten la velocidad del viento en su cara o quieren acabar «tarumbas». Pero una broma de mal gusto para mí y la NSN. La NSN se iba altiva de Truman contando a sus amigos que se iba de playeo, con su bikini a rayas y su maleta de piel… y vuelve más blanca que antes, pobrecita.

Yo imaginaba mis tardes de convalecencia en el sofá mirando al mar, reconciliándome con alguna lectura intensa (el Cuore o el Hola) y con la babilla caída de esos sueños no profundos que te devuelven a la vida. Pero no. Todo se ha tornado oscuro, intenso y agotador.

Si al chute de pastillas que lleva tu cuerpo, le sumas:

1. El viento de Poniente.
2. Una niña hiperactiva.
3. Mucho gusanito y poca comida sana.
4. Discusiones sesudas porque los abuelos piensan que la vida es una bambola y todos los vestidos que le compran a la niña son una talla más, que parece que va a hacer la comunión con ellos…
5. Efecto croqueta por la mañana, por la tarde, por la noche, en la casa, en la calle… cuando no se hace lo que ella quiere, a rodar.
6. 2 noches de despertares infernales por una fiebre nueva, sin causa aparente más que matar lentamente a su madre.
7. Mamitis aguda extrema, rozando la manía persecutoria…
8. Lo que se viene llamando depresión prevacacional, de ver tan cerca las vacaciones, tocarla con la punta de los dedillos y saber que realmente no han llegado…
9. Una vuelta en AVE de noche, con un frío polar en el dichoso vagón que todavía estoy tiritando.
10. La imposibilidad de darte a la bebida por no mezclar con las drogas que te mantienen viva y que te recetó el médico, ese médico con tics nerviosos que te da poca confianza o ninguna.

El resultado es este: mi cuerpo me ha abandonado, se ha dado a la comida basura y ha dejado en manos de mi destino a un cerebro chamuscado, que no acierta a decir más de dos palabras hiladas y que sólo repite, una y otra vez, una y otra vez: «toy cansá».

Y sí hoy es lunes… Y yo odio los lunes… Pero puedo decir algo:

la foto

No sé si reír o llorar… Y si notan ustedes cierto pesimismo, melancolía, delirio en mis palabras, les diré algo más: quedan 8 días para ser un año más sabia, más experta, más… ¡¡¡¡¡VIEJA!!!!! Y eso a mí me pone de peor humor si cabe. Comienza el declive.

¡Feliz semana!

La niña sin nombre.

Historias para no dormir: mi culamen y yo, amores que matan…

La última vez que me puse a dieta fue hace poco más de dos años, 28 meses para ser más exactos. Desde que una es madre desarrolla una habilidad impresionante de contar todo en meses y me parece una juerga. Hace 19 meses que nació la NSN (corto plazo), hace  39 meses que me casé (medio plazo), hace 120 meses que empecé a salir con el PNSN y paro mejor de contar…

A lo que iba, mi última dieta… Por aquel entonces, con apenas 30 años, me asocié con una compañera de culamen y decidimos darle a la dieta Dukan como si no hubiera un mañana. Iba hasta al supermercado a hacerme con las viandas oportunas y me organizaba los días. No me reconocía ni yo… Cuando ya llevaba unos meses días de dieta y me sentía más ligera y lozana, pero con más mala cara que los pollos del Pryca (y no es coña) llegó la GRAN NOTICIA, la niña sin nombre venía de camino.

Alegué mi falta de voluntad y mi cariño a mi culamen para abortar, sin levantar sospechas, la operación culamen… No era plan de que mi pequeña niña sin nombre creciera sin alimento suficiente, así que me di a la dieta del comer con ansieté… Los que me conocen me habrán visto pocas veces o ninguna devorando una hamburguesa completa del VIPS, una tarta de zanahoria también completa de LIVING LONDON o unos brownies bocatidicardinale de cualquier lugar con el ansia que lo hacía en el embarazo. Llegaba a casa y atracaba el frigorífico a mano armada sin remordimiento. Pero eso ya pasó. Sólo engordé 10 kilos en el embarazo. Y me di margen del primer año para dejarme llevar. Comiendo poco, pero picando a deshora y desayunando bollería, un día sí y otro también.

Este verano iba a ser distinto. Mis días de sol en la hamaca sólo boca arriba, mis inexistentes paseos o mis vestidos vaporosos, porque el culamen no merece ser visto, llegaban a su ocaso. Me lo había tomado en serio. La semana pasada me sentía orgullosa y poderosa, encadenaba los días de dieta con una entereza que me veía protagonizando la portada de Interviú. Hasta llegué a adelgazar un kilito, cuando conseguí pesarme. Y me las veía victoriosa retomándolo esta semana con energías renovadas, después de un finde con sabor rural en el que me dejé querer por un GT, unas cerves y algún dulce mañanero.
Pero no… Este culamen, el mío, busca cualquier excusa para acabar con mis propósitos de conquistar el mundo y no parece que vaya a desaparecer de mi vida… Es un amor no correspondido, como los buenorros de 20 de los que me enamoraba y pasaban de mi culo, nunca sea mejor dicho.
 
RAZONES QUE ME LLEVAN A ABORTAR LA OPERACIÓN CULAMEN según vosotras en la Fan Page de la NSN:
 
> Embarazo del segundo niño sin nombre. ¿De verdad pensáis que lo contaría así? Tan a la ligera, sin una fiesta a lo grande para celebrar que la poca vida que hasta ahora tengo llegaría a su fin. ¡ERROR!
 
> En una semana he perdido los kilos sobrantes. Pues no… Sé que confías en mí, pero no. Siento decepcionaros… Más quisiera yo… ¿Os imagináis? Una semana de sufrimiento… y tipazo del verano. ¡ERROR!
> He decidido hacerme una lipo… Mmmmm esto me ha hecho pensar… Pero voy con poco tiempo. No lo descarto, pero con lo que me está costando llegar a las vacaciones, pasármelas postrada con el culamen vendado, no lo veo nada claro. ¡ERROR!
> He decidido, otra vez, que las dietas son un horror y que no merece la pena tanto sufrimiento. Que las delgadas no existen, son imaginaciones de nuestra mente perversa, hologramas de otro mundo. ¡ERROR!
¿Y entonces? ¿Y entonces? ¿Y entonces?…
> Soy una llaga andante… Lo sé, qué poco glamour. Y vaya excusa… ¡Ay! Almas de cántaro. Aquellas que sufráis esto, sabréis que es un horror… Ahora mismo soy una mudita andante, me comunico en la agencia con una pizarrita colgada al cuello y a través de muecas, señas y ruiditos varios… Menos mal que mis compis son un tesoro y no me mandan a paseo. ¡ACIERTO!
Por lo que, teniendo en cuenta que poco puedo abrir el pico ahora mismo, si lo abro es para zamparme un bollo, que es blandito y no hace daño.
El culamen ha ganado esta batalla, pero no la guerra. Espero que ustedes estén teniendo mejor semana que una servidora. Y no olviden un consejo: si están agotadas, estresadas y hasta los… deseando que lleguen las vacaciones, mejor no cierren el pico porque si no… aparecerá un mal mayor. Ya me lo avisó mi madre, el Hada Madrina, el PNSN y la Boticaria García, pero yo a ellos no les hago ni caso.
Four Senior Women on the Beach at Coney Island
* Si no puedes con el enemigo, no lo ocultes… La venganza se sirve en plato frío.
P.D. Se aceptan consejos, remedios milagrosos, ritos del más allá, lo que sea por curar estas llagas. Si quieres ganarte una lámina, ¡ayúdame! S.O.S.
La niña sin nombre y su culamen.

Diario de malamadre: ¿cuánto puede medir un culamen y no tener vida propia?

La barriga me hace ruido. No es la ansieté, aunque podría serlo, que la cuenta atrás hacia las vacaciones se me está haciendo terrorífica, no es la regla, no y no es un niño sin nombre, Dios no lo quiera que estoy yo como para un malvivir multiplicado por dos. Es el hambre que tengo… He decidido cortar de raíz con el crecimiento de mi culamen antes de tener que empadronarlo y educarlo como un miembro más de la familia, porque el muchacho está tan crecido que tiene identidad propia y reclama asilo político.

Antes de que esto se nos vaya de madre, que tres ya son multitud en Truman. He decidido poner medios. Y visualizar el verano… Visualizar los paseos por la orilla, moviéndose mis carnes sin ritmo alguno. Para mi el verano no llega hasta que estoy en tierrasanta, esto de ahora mismo es el  infierno, así que aún hay tiempo.

Ser madre me ha llevado por una senda peligrosa del malvivir. El maldormir se ha apoderado de mi vida, pero el malcomer no tiene futuro conmigo. La maternidad me ha borrado la cintura, las curvas y el ombligo. Me he convertido en un trozo de carnes sin forma definida.

Me he concienciado, me da igual que el PNSN se ponga fino por las noches y encima diga convencido que «ha sido una cena ligerita», me da igual que la NSN se deje sobras apetitosas en sus cenas, me da igual que la compi tipazo de turno llegue a la agencia con bollos que son bocatidicardenale, me da igual que sea el santo de una, el cumpleaños de otra… Estoy concienciada. Y no lo digo por decir como cada lunes. Esta vez es distinto.

Superados los 30 grados, seguir llevando leggings, medias tupidas y mangas largas atenta contra tu salud y la de los demás, que pueden sufrir un colapso al verte de esa guisa. Tú argumentas que eres una persona friolera, que el aire acondicionado te sienta fatal, pero chica en junio esto ya no cuela, que tienes marcas en las sobaqueras, el flequillo húmedo y la respiración cortada.

Así que te dejas llevar y vas dejándote ver, mostrando, de poquito a poco, tus encantos. Eso sí, mueves cielo y tierra para encontrar pantalones cortos que no pasen el límite de la pierna normal a la pierna de mastodonte, evitas gasas, transparencias, telas de seda que dejan ver tu flacidez y vas avanzando por la senda del mal hasta que abren la piscina… Negada a caer en la tentación de una talla más (eso sería la perdición), coges el biquini y te metes en el baño. Sin que nadie te vea, te pones la parte de arriba, con esta nunca ha habido problema, no crece por más ciruelas que comas (¿eran ciruelas?), pero ¡ay la parte de abajo! Tiras de aquí, de allí para ensancharlo un poco… Y con más esfuerzo que si estuvieras haciendo spinning acabas sudando la gota gorda para meter tu culamen en la braguita. Ahora no puedes respirar, ni andar… A saltitos llegas a la puerta de casa donde la NSN y el PNSN te esperan para bajar a las zonas comunes con cara de «sabemos que no podemos ahora mismo ni toserte».

Con la cara de «ni me mires ni me toques» te dejas caer en la toalla en una postura contorsionista para que no se te note la celulitis, el michelín o los pelos que aún siguen ahí después de la depilación exprés que te has hecho mientras te embutías en el baño. Y así pasan los días y vas usando sólo el biquini de embarazada, relegando los otros a una vida en el olvido, hasta que el calendario marca la cuenta atrás.

1. Zumo de naranja y melocotón en trocitos. Desayuno. Triste.
2. Pescado con guisantes ó pollo con arroz. Almuerzo. Más triste.
3. Manzana ó zanahoria. Merienda. Esto sí que es triste.
4. Melón y cereales ó Verdura hervida y sandía. Vacío estomacal, pero llevas superados 3 días sin pecar.

Para controlar un poco el tema. He decidido bajar a pesarme hoy y he vivido un episodio terrorífico en mi vida. El peso incapaz de darme una cifra, ha decidido quedarse con mi mano enganchada. Había dos opciones de peso, sí, pero yo estoy al límite de mis fuerzas y no coordino bien. He metido 3 monedas de 20 porque creía yo que eso me daría un completo y la solución a mi problema. Así que después del peso y la altura, venía la tensión, que nunca está de más, he pensado. Pi piiii piiiiiiiiiiiiiii ha empezado hacer el aparato del mal y el flotador gris ese donde estaba mi mano ha empezado a hincharse tanto que me oprimía la muñeca. He intentado sacarla sin éxito, eso pitaba más, hasta que la boticaria me ha venido a salvar. Yo con la mano morada he sacado un hilo de voz para preguntar:

– ¿Y mi papel? El del peso ideal por el que tengo que seguir pasando hambre.

– ¡No hay papel! Se ha acabado. Y la máquina ha dado un error… Nos costará unos minutos que vuelva en sí…

Así que he pedido que me devolvieran mis 3 monedas de 20…

Sin peso, a punto de quedarme manca y con el susto en el cuerpo he tenido una visión… Aquí lo importante no es la dieta que hagas, no, no te equivoques…

laninasinnombre_adiosculamen

Me veo fuerte. Estoy que lo doy todo. Seré una madre triste, pero con algún centímetro de menos en el culamen mientras paseo por tierrasanta. Eso espero…

La niña sin nombre en el día 2.

Suspiros de amor: bodas que te dejan el cuerpo contento

Que no, que no me había olvidado, que ya sé yo que os gusta mi lado ego-blogger-wedding-planner de pacotilla. Así que hoy, sábado de desconexión cerebral vengo a contaros cosas bonitas, de esas que dejan las neuronas muertas, el cerebro vacío y el corazón contento.

Poneros en situación:

LUGAR: Playa de Marbella. 

HORA: 20.00 horas. 

Viento de Levante de «¿para qué me he pasado el mediodía en la peluquería?». Ahí todas remonísimas de la muerte, de largo como mandaba el protocolo, pero con un toque chic y colorista propio de una boda en verano y en la playa.

Después de la primera media hora de «qué horror de pelos» nos dejamos llevar y a lo loco… disfrutando de todos los preciosos detalles mientras llegaba la novia.

Al lado del mar, antorchas encendidas, un setting con estrellas de mar, sombrillas, madera blanca, flores preciosas…

969864_677068578986251_401157071_n

600201_677069302319512_1711383135_n

941443_677068792319563_1393856474_n

996808_677068572319585_1586923909_n

Me encantó recibir esta foto del precioso ramo antes de que ella llegará… Me emocionó muchísimo. En ese momento estábamos ya ansiosas por verla aparecer… Yo agarrada a su madre que no podía reprimir las lágrimas. Y estaba tan guapa… El vestido era impresionante, el peinado… Pero es que ella es preciosa. Sobran las palabras…

nsn_wedding1

1012356_677070302319412_96514766_n

1044973_677070335652742_334178136_n-1

Y después de la ceremonia y abrazar bien fuerte a la novia, disfrutamos del cóctel a pie de playa. Hasta que llegó la noche, la iluminación preciosa y con ella la cena alrededor de la piscina. Fue todo tan bonito… y tan esperado porque una de tus mejores amigas no se casa todos los días, que se te queda el cuerpo triste de que ya haya pasado.

Sobra decir que lo di todo en el baile porque las bodas son las nuevas juergas para las malamadres, que supe retirarme a tiempo, que la resaca me duró tres días, que tengo las amigas más guapas del mundo a las que echo TANTO de menos y que estoy deseando que vuelva la novia del viaje para cotillear todo…1017369_677071528985956_203790911_n

941769_677072218985887_1764308513_n

Las fotos bonitas las hizo mi amigo Paco, que está hecho un crack. Y para los que no me seguís en Instagram, os dejo fotos de todos los detallitos que prepararon los novios: la decoración de las mesas en tonos coral, los meseros que diseñé, los espejitos de mr. wonderful, el rincón de firmas… Mucha biutifulzin y más…

laninasinnombre_collagelaninasinnombre_collage2

Ya tengo el cuerpo preparado para la próxima… Aunque no creo que sea tan preciosa como esta. Este año las bodas por las que he suspiradodeamor son la del Hada Madrina y la de mi amiga del alma Anita… Love u darling!

Espero que os haya gustado…

¡Feliz finde!

La niña sin nombre de boda en boda…