Tag Archive | bautizo

Crónica de un bautizo mágico (II)

El salón estaba preparado… Sobre el plato de cada comensal… una minuta divertida, que Limonar 40 nos preparó con una fotito de la NSN. Optamos por un menú con entrantes a compartir y arroz caldoso con bogavante. El precio estaba muy bien y me parecía más divertido que un primero y un segundo, tipo boda. La mesa sencilla, con un mantel precioso de toile de jouy en tonos rosados, que me encantó.

* Ensalada de Queso de Cabra… Buena pinta, ¿no?

* El postre: lo mejor el olor de las flores que llevaba.

Una de las cosas buenas del menú es que tanto el vino como el agua, los refrescos, las cervezas estaban incluidos. Y pedimos muchísimo. Que ahí estábamos dándole al codo, la mar de «a gustito», como diría el marido de La Más Grande… Menos yo, claro, sin alcohol… Todo sin alcohol. Que cuando me tome la primera copa de vino después de un año, me veo cantando por bulerías… No te digo ya cuando me tome un gin tonic… Mmmm… Un gin tonic… Me apetece y todo.

Que no sé yo si fueron las copas -o que realmente fue bonito- lo que desató las lágrimas cuando les sorprendí con el detalle que tenía preparado. Las típicas estampitas, peladillas o variados no son de mi devoción. Creo que tenemos que darle un toque personal. ¿Os acordáis la foto que publiqué con el detalle preparado?

Pues se trataba de unos marquitos muy monos con fotografías de la NSN. Cada detalle estaba personalizado para cada uno… Porque cada uno tenía un significado, acompañado de una cartita de la NSN… ¡Sí! Mi niña ya habla, ¿la vuestra no? Qué raro. Ella por las noches me cuenta cosas, que sólo entiendo yo, y me pidió que les escribiera unas palabras preciosas a sus titas y abuelos.

La verdad que me emocioné muchísimo porque no pensaba que les gustaría tanto… Ahí te das cuenta que las cosas hechas con cariño triunfan… Algunos (no diré nombres…) no pudieron ni leerla… Fue un momento muy especial, que siempre recordaremos. Cuando la NSN sea mayor, cada uno la leerá para ella en otra reunión familiar, ¿os parece?

* Me encanta el papel de seda rosa y los washi tapes!! :). Podéis comprarlos en soufflé, en madredemialma y en all washi tape.

* Y qué decir de los muñequitos de fieltro para pegar en una libreta, una camiseta. Son de Pórtico.

Pues nada, aquí acaba la crónica del bautizo… Deseando estoy que llegue el primer cumpleaños de la NSN, para organizar una fiesta con globos, chuches, tarta, detalles y mucho más. Sólo quedan 9 meses, eso no es nada ;). Yo ya estoy ahorrando. Reservad el día…

¿Y vosotros qué detalles habéis dado o habéis recibido en un bautizo? ¿Algo original? ¿Cuál os ha gustado más?

La niña sin nombre en facebook.

Anuncio publicitario

Crónica de un bautizo mágico

El día 11 de Marzo a las 12 horas comenzó el bautizo de la NSN… Cuando pensaba en su bautizo hace unos meses quizás lo visualizaba de otra manera: con todas aquellas personas que son tan especiales para nosotras y que han estado ahí durante estos meses, con mayor preparación (todos esos detalles que tenía en mente) y en un lugar distinto. Pero las circunstancias y el hecho de vivir lejos nos hicieron optar por un bautizo mucho más íntimo y por una organización de apenas una semana… Pero cuyo resultado fue tan especial que merece la pena compartirlo con vosotros.

La luz con la que amaneció el día ya hacía pensar que iba a ser un día que no olvidaría la NSN nunca. A las 11 horas estábamos en casa vistiéndola con un vestido precioso blanco, con lazos rosas, con su capotita y sus zapatos a juego, que no le duraron ni un minuto (me parece demasiado pequeña para llevar «papes»)… Parecía una princesita… Su sonrisa, que la acompañó todo el día, la delataba. Estaba emocionada y feliz. Ya estábamos listos. La MNSN con un vestido de Mango, de la temporada de primavera del año pasado, que me compré para la boda de una compi y que me parece precioso. Es comodísimo y muy elegante, ¿no os lo parece? Creo que va a ser el vestido comodín para muchos eventos más. Este vestido tiene un toque vintage que, junto con mi cara de antigua de los años 20, me hacen parecer que he salido de la serie Downtown Abbey o que soy extra en la peli The Artist, que tanto recomiendo. Me hubiese encantado vivir en aquella época… Eso no lo niego. Pero lo de parecer como sacada de una foto antigua no lo hago a conciencia. Si que es verdad que me gusta ese estilo, pero mis ondas, mi corte de pelo y su color son más casualidad que otra cosa. El PNSN también iba guapísimo, como la ocasión lo merecía. Que cuando se pone tan elegante me enamora como una quinceañera, aunque esto no se lo digo, se lo vaya a creer.

* detalle del vestido de la NSN.

La iglesia elegida, la de nuestra boda, hace ya casi dos años. Es una Iglesia preciosa, muy sencilla pero cuyo entorno me cautivó desde un primer momento y eso que es muy decadente… Eso precisamente es lo que me encanta. Aquí os enseño una foto de ese día tan maravilloso, que otro día os contaré con más detalle.

*foto de mi ex-compi Lisa.

*foto preciosa de mi amiga Adri (cuyo blog de diseño no os debéis perder ;)).

Ahí estábamos puntuales… La NSN dormida, tras su traqueteo en el coche, que le gusta el movimiento… Din don… Las 12. Hay que coger a la NSN para que reciba su bautismo. Se despertó enseguida, pero, contra todo pronóstico, no se puso a llorar… Ella sabía que tenía que ser buena… Y así estuvo durante toda la ceremonia, muy atenta a lo que el cura le decía, porque era algo serio y no podía distraerse.

El agua bautismal le sentó divinamente, nunca mejor dicho, porque ella, que es muy calurosa, quería refrescarse y estaba muy atenta a que es el signo más importante de la ceremonia. Luego le pusimos su capotita. Y ya al final de la ceremonia es cuando se puso penosilla… Así que acabada la ceremonia, y una vez que la NSN se alimentó, nos dirigimos al lugar donde lo celebramos.

La historia del lugar está ligada a la historia de Málaga. Es una parcela preciosa, con unos jardines, que enmarcan una casa señorial de finales de siglo XIX. Todo el conjunto tiene un encanto histórico y una belleza que no te dejan indiferente. Hace dos años nuestra primera opción para casarnos fue ésta, pero nos parecía un lugar idóneo para una boda de tarde o para menos personas… Así que quedó en el olvido. Pero sabíamos que algún día celebraríamos algo allí y cuando el PNSN lo propuso mis ojos brillaron porque no puede gustarme más Limonar 40. No sólo el espacio: los jardines, la casa con sus preciosos salones, sus techos altos, enmarcados por lámparas antiguas, sus balcones y sus pasillos lo hacen especial, sino también su personal, que son encantadores. Desde aquí quiero agradecer a Patricia su buen trato.

Al llegar disfrutamos del sol y del jardín con una copa de bienvenida.

Para después pasar a la casa y recorrer sus pasillos, su escalera infinita y llegar al salón 44, donde nos esperaba el almuerzo. Cuando estás allí, el ambiente te transporta a finales del Siglo XIX… La entrada al salón, precedida por una maravillosa puerta y un espacio para los camareros, es majestuosa.

Pero quienes realmente hicieron esta primera parte del día tan especial fueron nuestras familias, que no pueden ser más maravillosas. Siempre están ahí, apoyándonos en todo y dándonos todo su cariño, que es muchísimo más de lo que jamás pude imaginar (sí, hoy estoy muy ñoña…).

Hasta aquí la primera entrega del bautizo de la NSN… ¿Qué os ha parecido? Mañana os enseñaré el menú y el detalle que preparé (a toda velocidad) para la familia, que arrancó sonrisas y lágrimas…

La niña sin nombre en facebook.