Tag Archive | bebé

Opinión de las buenas: soy un dispensador de leche feliz…

9 de diciembre de 2011.

11:45 horas. Nace la niña sin nombre, después de 14 largas horas desde que comenzaron las dolorosas (mejor dicho, insufribles) contracciones.

11:46 horas. Me ponen en mi pecho a la niña sin nombre. Mientras yo intento recuperar la respiración después de la emoción de verla, sentirla y tocarla, ella comienza a buscar mi pecho y comienza a mamar. Si fuese por ella no se hubiese soltado nunca… Y cuando digo nunca, me refiero a que a día de hoy seguiría ahí. Toda una succionadora nata…

Y yo una dispensadora feliz… Al principio se hace más duro, pero pasadas las primeras semanas, la lactancia materna se convierte en la experiencia más bonita que he tenido junto a la NSN hasta ahora. Sentir que sólo contigo quiere estar, como si fueses su héroe. La única capaz de salvarla, no sólo cuando tiene hambre, también cuando está cansada o busca consuelo. El rostro de satisfacción cuando termina, con sus ojos orientales medio vueltos y su sonrisa automática, es emocionante. ¡Te sientes tan especial en ese momento!

* Foto de Ellen Moreira, vía Flickr.

Es por ello por lo que haber tenido que dejar de darle el pecho de un día para otro me ha parecido tan duro. De repente hemos roto (o, mejor dicho, he roto) la conexión que teníamos. Mi intención, como en los primeros días, era la lactancia mixta. Pero, sólo cuando he dejado de darle el pecho, ella ha decidido, por supervivencia, que tenía que coger el bibi. Que ese cuerpazo no se alimentaba con el aire.

Así que no me ha dado tiempo a despedirme, a decir adiós, de manera gradual, a esos momentos entre ella y yo, donde se podía parar el mundo porque todo lo demás no importaba. Se despertaba por la noche o estaba nerviosa y tú sabías, sólo tú, que tenías el poder de hacerla sentir bien. Y ahora lo añoro muchísimo, tanto que prefiero no pensarlo. Prefiero tomarlo como que este es el primer paso hacia la separación obligada por mi vuelta al trabajo. Quizás así sea menos duro.

A lo emocional, tengo que sumar otros beneficios de dar el pecho, que me han hecho la vida más fácil estos meses:

• Es económico. Pues sí que se gasta rápido un bote de leche de fórmula. Sin embargo, tu pecho no se agota nunca y es gratis, en tiempos de crisis, no está mal. Sobre todo, cuando tienes un bebé glotón, que se toma un bibi enterito en apenas 4 minutos de reloj, sin casi respirar.

• Es muy práctico. Sales a la calle sin más preocupación que no olvidarte de llevar contigo tu delantera, que, dicho sea de paso, se te pone de un volumen, que más quisiera que durara toda la vida. Qué bien te sientan ahora los escotes y camisetas ceñidas. Lo comento como anécdota, porque quizás sólo es un benficio para las que no estamos acostumbradas a tal despliegue y porque, está claro que además es perecedero (que a ver con qué aspecto se quedan luego. Miedito me da. Vivan los push-up y derivados).

• Fuera gases. Ha sido decir adiós a los llantos por los bibis y dar la bienvenida a los gritos por los gases. La NSN no es de bibis supersónicos, con válvulas especiales anticólicos. A ella le van los de tetina de látex de toda la vida, fuente maravillosa de gases. Así que tiene su barriga de ranita que va a explotar de un momento a otro. «Explota explota explo…».

• Lo mejor para las noches. Sí, dormir es increiblemente mejor cuando das el pecho:

* 3 de la madrugada. La NSN comienza con sus quejidos… La coges y en la cama sin casi moverte le das el pecho. Que más de una vez os quedáis las dos dormidas en esa posición. Y sin hacer muchos esfuerzos la dejas de nuevo en la cunita y hasta mañana. Ahora con el bibi es otro cantar.

*3 de la madrugada… Tírate de la cama, arrastrándote por el pasillo, llega a la cocina, alcanza el biberón, llénalo de agua, échale los cacitos de leche (¿cuántos eran?), caliéntalo, pruébalo… Todo esto si lo consigues sin echar agua al suelo, espolvorear la vitro con la leche en polvo y no quemarte es que eres una superwoman. Vuelve al cuarto, dale el bibi, sácale los gases… Cuando acabas, sueltas a la niña sin nombre en la cuna y te mira ojiplática con una sonrisa de gamberra diciéndote: «Sí, ahora se va a dormir tu tía». Y ahí te ves cogiéndola, meciendo la cunita una hora hasta que no puedes más, la dejas quejarse y ya te da igual… Al final se duerme ella y tú, desvelada, no sabes si levantarte a escribir un post, ponerte a hacer un bizcocho de zanahoria, con sus nueces y todo o salir a la calle a gritar que los andaluces no somos imbéciles, en todo caso lo serán los que gobiernan (tenía que decirlo, sino la que explota soy yo…).

Siendo la mejor alimentación que le puedes dar, desde mi sesgada y particular visión de la maternidad, no concibes no dar el pecho y animas a todas las futuras mamis a disfrutar de la lactancia materna. Y no pertenezco a ninguna Liga de la Lactancia, que sólo conciba como válida la lactancia materna o grupo extremista que vea como un sacrilegio el no dar el pecho, pero pienso que (si es posible y no hay ningún problema) si no lo experimentas nunca podrás saber lo que te pierdes.

¡¡Bibi eres un ser maligno!! Pero necesario, muy necesario.

La niña sin nombre en facebook.

Historias para no dormir: con la música a otra parte.

Música pop, rock, nanas y, sobre todo, música clásica son el deleite de la NSN… Parece que haberle puesto los cascos durante el embarazo ha tenido sus frutos… Cuando escucha las primeras notas, abre sus ojos orientales como si algo extraordinario estuviera a punto de ocurrir…

Y cuando le cantas o hablas con entonación responde con sus gritos en ese tono… O al menos eso dice el abuelo… Así que menos mal… parece que no ha heredado mi oído, que yo me lo dejé en algún lugar perdido de donde no vuelven las cosas…

El PNSN si que canturrea y hasta entona bien, tanto que hace gentes en los karaokes de empresa y al nivelazo de que el sing star le dice que está a un paso de ser una estrella (y no del firmamento). A mi ese jueguecito no me puede ni ver… El muy… (innombrable) me dice que me retire a otros quehaceres que estoy a punto de romper la máquina. Así que una que tiene muy mal perder ha decidido que cuando se plantea un evento del tipo 1) o me pongo mala de repente o 2) apago el móvil y no me encuentra ni Sherlock Holmes… El PNSN se siente unido con little en este sentido y es él el que le pone sus musiquitas en el IPad… Hacen tan buen tándem que a mi me dejan de lado, discriminada por mi falta de oído y no me dejan participar en sus bailoteos de salsa, tango o bachata, que hacen las delicias de los presentes… Así que mientras yo me dedico a otras cosas que se me dan bien como: mmm… coser (no la verdad) cocinar (peor aún…)… En fin que me siento en el sofá a verlos llena de envidia.

Estos días la NSN por la noche anda un poco mucho revolucionada… Que me río yo de los comentarios diarios de: «qué buena es». «No da un ruido»… Que porque no puedo invitar a nadie a pasar la noche con nosotros por peligro de morir aplastados por hacinamiento (recordad la habitación de 3m donde vivimos cuando bajamos a nuestra querida Málaga). Pero sufrirían sus desvaríos nocturnos… Y es que la pobre normal… Tanto beso y apretujamiento de moflete tienen su efecto secundario….

Los ensayos a soprano de la NSN son graduales… Primero empieza en un fa menor y acaba en agudos al nivel
que ni la mismísima Montse en sus tiempos mozos… rompiendo cristales y los tímpanos de los aquí presentes… Cuando comienza a entonarse antes de que sea tarde preparamos todo nuestro arsenal para tenerlo a mano: mochila portabebé, hamaca, llavecitas sonoras, muñeco musical, gasas, chupete… Después de utilizar todo lo inimaginable para calmarla, entra en acción DJ PNSN y su mesa de mezcla (vulgarmente conocida como IPad…). Una pieza – otra – otra – otra – otra – dolor de cabeza – otra – otra – nervios crispados – otra – otra – aumento de decibelios – otra – otra – vecinos aporreando la pared – otra – otra – abuelos descompuestos (se les cambia la cara cuando ven a la NIETÍSIMA llorar, tanto que parecen que se van a unir ellos a los llantos) otra – otra y… De repente llega el remedio esperado.

Siiiiiii esta canción, numero uno en todo el mundo es éxito asegurado en casa de los NSNs. Que la perseverancia del padre consigue su resultado… Es escuchar el ai se eu te pego y la NSN abre sus ojos mas que nunca, que deja de ser china de pega a ser caucásica. Que ahí nos veis a los dos descoyuntados dándolo todo con el Audi ti pego o como se escriba, que ahora también vamos a tener que saber portugués… Y su cante va decreccendo hasta apagarse al mismo tiempo que mi peluca encrespada se moldea. Michel Tello nos vuelve a salvar la vida hasta nueva entrega de las dotes cantarinas de la bondadosa NSN.

(Esta historia esta basada en un hecho real… La canción de Michel Tello tiene un trasfondo oculto de tonos y melodía que amansa a las fieras… No pruebe este experimento en casa a menos que llegue a la desesperación…).

A los despistados (que vivan en el mundo de la no comunicación, aquí el enlace de la pieza única e inigualable que calma a la NSN). Estamos en la sociedad de compartir y somos muy generosos:

http://www.youtube.com/watch?v=531ZXJkeOOE

La niña sin nombre en facebook.