Tag Archive | biutiful zin

Suspiros de amor: ser parte de momentos muy especiales

Este mundo 2.0 es cuanto menos curioso, no me lo negaréis. Yo aún no lo asimilo. En menos de un año me han pasado cosas de mequedemuertaenelsitio. Sí, que la intensidad es tan intensa (valga la redudancia), que yo, para hacer gala de mi extremismo, he pensado más de una y más de dos veces en cerrar el chiringuito porque medalaganaypunto. Luego una habla con alguna muy listilla y se relaja, se aleja, lo ve con perspectiva y valora lo que le aporta La niña sin nombre y este universo paralelo al que dedico tiempo, ilusión y ganas. Y claro, pues como cuando pasas una resaca de las malas, todo vuelve a su ser y la calma llega.

Seguro que entendéis sin darle más vueltas a lo que me refiero. Además para mí La niña sin nombre últimamente me permite formar parte de momentos muy especiales de algunas de vosotras. Y eso es increíble ¿o no? Es lo que me ha pasado con dos blogueras que hace unas semanas me escribieron para que les hiciera algo especial. Si es que para ser tierno no hay sólo que parecerlo (cuña publicitaria 2).

La primera fue Kina de Cartas a Hermes. Me escribió un mail muy cariñoso, pidiéndome una lámina para sus dos peques. Quería reflejar el cariño que se tienen, pese a estar peleando por los libros y juguetes a diario. Me mandó fotos de Sofía y Jorge, a cual más remono. Y me dejó libertad para hacer lo que quisiera, ella quería que fuese sorpresa. Pero al final con su ayuda, este fue el resultado.

Me encantó su respuesta: «Son mis niños vistos por la NSN». Deseando estoy que me diga que la tiene ya colocada en un lugar especial. Si lo piensas es genial sentir que algo que es parte de ti forma parte del universo de otra persona. ¡Hoy le ha llegado la lámina!

La segunda sorpresa vino de mamá frikeriza. Quería que hiciera unas láminas muy especiales para su pequeña. Para el bautizo que celebró el sábado pasado. Fue genial. Ella me mandó unas fotos chulísimas de la pequeña, ¿a que son preciosas? Así que fue fácil hacer algo bonito. Cada lámina iba personalizada para los invitados y tenía distinta foto. Y mamá frikeriza las enmarcó con mucho cariño. Me encantaría haber visto la cara de los invitados cuando la recibieron.

Lo mejor de estas oportunidades no son sólo el resultado final, sino que conoces gente que se entusiasma con lo que haces y te lo demuestra. ¡Ay! ¡La lagrimica! Y luego me quejaré cuando me digáis que soy una blanda redomada. No, si me lo estoy ganando a pulso.

Y COMO SIGO DE CAMPAÑA… Mira que es cansado esto de hacer campaña ¡eh! Pues hoy he decidido que si me votáis aquí (número 19) y me dejáis un comentario con que lo habéis hecho, os enviaré un japicrismas a los primeros en hacerlo de los que tanto os han gustado made in La niña sin nombre. Y entre los que comentéis sortearé un pack como los que voy a dar para colaborar en el HanDay y en los premios madresféricos.

Un pack con tres japicrismas como estos:

y una lámina como estas puede ser tuya:

RÁPIDO QUE SÓLO QUEDAN 3 DÍAS. Sólo tenéis que VOTE aquí y comentar. Espero que participéis. Me hace mucha ilusión que felicitéis la Navidad con mis tarjetas navideñas.

Disculpen este post tan ñoño, pero quería compartirlo.

La niña sin nombre se pasa la vida laminando.

Suspiros de amor: biutiful zin a precio lou cost

Yo los jueves me enamoro, ¡ay! Sí, este es el momento en el que mis socias me dirán: «Pero mira que eres ñoña, cursi y pastelosa». Que algunas de vosotras me diriéis que «soy más dulce que un cupcake de dulce de leche» (odio el dulce de leche), pero ¿qué le hago? Es así.

Luego quien me conoce en persona, sabe que soy rancia, que tengo muy mal humor cuando medalaganaypunto y que pongo cara de nutria a la primera de cambio. A un lado este análisis de mi persona gratuito y totalmente prescindible, que no viene a cuento para nada y que creo que me ha salido porque estoy muy espesa y no me salen las palabras, quería decir que los jueves estoy muertamatá, pero feliz. Llega el fin de semana y con él un mundo de posibilidades, con mucho curro pendiente, pero con planes perfectos como tomarme un café con el Hada Madrina, salir de paseo con el PNSN y la NSN, ir en busca (por fin) de unas butacas para que cuando tenga visita no se sienten en el suelo, comer con una amiga de las que achuchas hasta quedarte sin respiración y disfrutar del día sin horarios impuestos. Los jueves además vienen acompañados de suspiros de amor. Cosas requetebonitas que descubres, biutiful zin en toda regla y encima con descuentos para que no podamos decir notengomoney.

Al final muchas de estas cosas me las pierdo porque el tiempo no se estira y las horas no dan para más. Pero, al menos las comparto para que podáis disfrutar de un jueves de bonitismo y, quizás, encontrarnos rebuscando entre las perchas.

HATO. Esta tienda me encanta. La descubrí hace mucho, cuando imprimí mis invitaciones de boda en la calle Argensola. Justo en frente está HATO. Es una tienda preciosa de dos plantas, con unos vestidos especiales y preciosísisimos. Además tienen bisutería y objetos de decoración. Son de esas tiendas donde te quedarías a vivir. Es pequeñita y muy acogedora. Te sientes a gusto porque puedes mirar libremente sin sentir la respiración de alguien en tu cogote, que te pregunta: ¿Puedo ayudarte? ¿Qué tal te queda? a cada paso que das.

Esta semana están con un 20% en la nueva colección. Gracias a la campaña que han hecho con Madrid Confidential.

Yo me quedo con esto de su nueva colección:

Si nos vamos hacia el Barrio de Salamanca, a mi sitio ideal Federica&co, en su mágico jardín encontraremos estos días el outlet de Mimoki. Ay, Mimoki, algún día pondré a la venta en el blog el tocado que me hice para mi boda que al final decidí (tres días antes) no ponerme… No me preguntéis por qué. Te levantas un día y lo tienes claro, te dices a ti misma: ¿Dónde vas con eso en la cabeza cuando tú, precisamente tú, odias los tocados? Coge y lo guardas en su preciosa caja, lo metes en el altillo y le das boleto. Algún día, a lo mejor te da la neura y te lo pones, lo vendes o lo regalas. Pero ahí te quedas cosarara.

Bueno otra historia gratuita, a este paso no termino el post. La ropa de Mimoki es especial, son vestidos únicos con un estilo muy personal, así que no me lo pierdo. Mañana voy, si encuentro cosas interesantes, os las enseño.

Y antes de cerrar este jueves de cosas que no perturban el cerebro, os dejo a una ego-chic-it-gril-blogger-del-espacio (estas chicas son así). Son cansinas, pero el estilo de esta chica me encanta. De mayor quiero ser como ella. Karla’s Closet.

Me encanta su estilo vintage, pero las uñas tan largas dan grima, a veces se pasa de ochentera y en su tienda online lo tiene todo vendido. En fin, nadie es perfecta.

Hasta aquí el jueves de «chorradas» varias. ¡Feliz fin de semana! ¿Qué planes tenéis?

La niña sin nombre suspirando…

Suspiros de amor: hapi berdei tu yu

36 días para que llegue el día 9 de diciembre. No es un día cualquiera, es el primer cumple de la NSN. Y no, no sé qué voy a hacer. He pasado por varias fases:

Fase 1. Una macro fiesta en tierra santa con la familia, los amigos, con cositas ricas, GTs y todo con un bonitismo del bueno para que la NSN lo disfrute como una loca y lo recuerde toda su vida. Me pondría el disfraz de madre super mega guay de la muerte y sería la excusa perfecta para quedar con mis amigas, ponerme piripi, y de paso dejar la tarjeta temblando por comprar mil y una cosas bonitas aquí, aquí y aquí también.

Fase 2. Paso. No hago nada. Tampoco se va a enterar y es un auténtico follón bajar a tierra santa. Vivir fuera definitivamente es un tostón para todo… Ya lo celebramos en Navidad. Modo austero, rancio y malamadre ON.

Fase 3. Sí, después de las fases extremistas, llega el sentido común. Sea donde sea, lo celebraremos, pero no será una miniboda. La NSN se lo merece y sí que se da cuenta, le encantan los globos, el color rosa (esto lo digo yo) y el chocolate. Eso sí, compraré detalles que lo hagan especial y si empiezo ya no tengo por qué agobiarme. Aunque seguramente será algo íntimo, pero no por ello triste y aburrido. Que ya me visualizaba, haciéndole apagar la vela perfumada del baño, comiendo un pastelito hacendado dividido en tres trocitos y cantando hapi berdei tu yu con el vídeo de Parchís de fondo y matasuergas que no suenan… Más triste que levantarte el día de reyes y no tener regalos.

Y vosotras ¿habéis celebrado el primer cumple de vuestros peques? ¿Fue especial? Se admiten ideas bonitas. Yo por mi parte os presento dos invitaciones diseñadas por La niña sin nombre.

Sí os gustan y queréis estas o unas especiales escribid laninasinombre@gmail.com. Las podéis tener personalizadas, con la temática de la fiesta de vuestros peques y todos los datos. También podéis elegir estos modelos para escribir directamente lo que queráis. Impresas en papel especial, con hendido al centro para que queden dobladas tipo invitación quedan chulísimas. En cuanto que tenga las de la NSN subo fotos para que las veáis.

Espero que os guste. Poco a poco vamos ampliando el mundo de La niña sin nombre…

La niña sin nombre y sin macro fiesta.

Biutiful Zin: renovando el armario…

Parece que el llamamiento que hice hace unos días: «Mi armario parece el baúl de la Piquer» ha causado el efecto esperado. Eso o que mis amigas realmente se han dado cuenta al verme que ya no es lo que era, que sí, que no combino del todo mal las prendas de antaño, pero que los zuecos ya no están de moda y los cuadros vichy menos. Y el cumpleaños al final tampoco ha sido tan malo como parecía el mismo día 5 de agosto. ¿Para qué me voy a engañar? El momento regalos es de lo mejor y más cuando eres madre y ya no te prodigas tanto en eso del shopping.

Como a estas alturas de verano la mayoría tenemos las neuronas chamuscadas o simplemente nos hemos convertido en amebas, hoy un post sólo de bonitismo, de algunas de las biutiful zin que he recibido estos días. ¡Ays! Viva lo material, en épocas de crisis dicen que hay que fomentarlo, ¿no? Pues yo lo comparto con vosotros, para daros ideas. Intento, por la NSN, que me puso un ultimátum, no dejar a la personal shoppeor que se manifieste, pero ¿qué queréis que os diga? Me quedan 5 días de vacaciones, la desconexión es total, la depre postvacacional está a la vuelta de la esquina, así que dejemos las reflexiones y las entradas sufridas… para dentro de unos días. Y démonos un caprichito. Que ya tendremos momento de llorar.

La NSN me dice ahora por lo bajini, la muy suya, mientras escribo esto, cuando ya me he encariñado con las Biutiful Zin: «Mamá, yo que tú, cogía todos los tickets regalo e iba renovando mi armario, que, por si no te has dado cuenta ameba de mi amor, este invierno no tengo NADA que ponerme». ¡Ay! NSN pues ya engañaremos a los abuelos o empeñaremos el reloj de la bisabuela, tú no te preocupes, además vas a la guardería, así que con un chándal y dos babys vas que te matas.

Y vosotros, ¿tenéis fichado ya algún modelito que os alegre la vida? A seguir disfrutando del Summer Time.

P.D. Hay un regalo recibido no material, que me hizo tanta ilusión como heredar el armario de Paula Echevarría y me provocó una hora de risa floja en el ocaso de mi cumpleaños, cuando creía que ya todo estaba perdido. Algún día verá la luz. Las primas son así, muy suyas.

La niña sin nombre y sin armario.

Fallen Princess: Nunca dejes de soñar…

Érase una vez una niña sin nombre con el pelo rizado, muy rizado, lleno de tirabuzones y color azabache, ojos grandes y cara de bichito malo… Sí, esa era yo con 5 años más que la NSN, una «gitanilla canastera» que habían recogido debajo de un puente, historia con la que se encargaba mi hermana de torturarme…

Pasaba muchas tardes aislada del mundo en mi habitación sin poder ver la tele o salir a jugar… Porque telita con la niña, espero que la NSN no salga tan rebelde, al menos un poco menos. En las tardes solitarias la imaginación se apoderaba de mi ser y me visualizaba como una princesa encerrada en un castillo, triste, muy triste, asomada a una pequeña ventana de la torre desde la que veía un precipicio aterrador (creo que aquí nació una de mis fobias actuales: las alturas). Y claro, ¿cómo continuaba la historia? Pues con un príncipe que llegaba y me salvaba del tormento de los dias encadenados de castigos de niñez. Normalmente quien me salvaba era mi madre, que se apiadaba de mi tristeza y llantos y me levantaba el castigo, un día sí y otro también. Vivía en un bucle continuo.

Hoy en día cuando paso momentos de soledad, últimamente escasos, pienso que estoy en una isla desierta donde todo es paz, armonía y relax. Sí, que estoy en Cancún tirada en la playa, vuelta y vuelta, mojitazo en la mano y un «negro» abanicando…

Está claro que la vida me ha hecho dejar de soñar en princesas y hadas. Las princesas actuales han perdido toda su inocencia y se convierten más bien en heroínas o, en el peor de los casos, en princesas abandonadas, atrapadas, perdidas o sin rumbo, como las que ilustra en sus fotografías Dina Goldstein y dan nombre a su proyecto Fallen Princess.

* Más imágenes en su web aquí.

Estas imágenes me llegaron esta semana de la mano de mi compi Isabel, toda una artista, y son una bofetada de realidad que te encoge el alma… No hay que dramatizar, pero sí reflexionar… A veces, los castillos maravillosos con princesas fabulosas vistos desde dentro son totalmente distintos…
Por eso, estas imágenes me hicieron «toc toc» en mi cabeza en esta semana agotadora y me dijeron: «Despierta, tú si que vives en un castillo de hadas y en él hay una pequeña princesita a la que hay que enseñar a soñar…».

NSN algún día te contaré mi visión de los cuentos de hadas, pero mientras: «Sí, tú eres una princesa, nunca dejes de soñar…».

La niña sin nombre, mi little princess.

Suspiro de amor… Monica Vinader

Hace un año más o menos, mi amiga Ana, it girl donde las haya, por monísima de la muerte e ideal con cualquiera de sus looks, hasta para dormir va guapa, me habló de Monica Vinader, creo que le regalaron un anillo de esta chica… Si la memoria me falla, que ella misma nos cuente, que sé que de vez en cuando me lee… Después de escucharla por primera vez, luego empecé a ver su nombre por La Vogue y otras Biblias de la moda… Mirando creaciones preciosisimas que soñaba con lucir… Así que ya lo tenía apuntadísimo en MAYÚSCULAS en mis infinitas Wish List que me hago en las notas del Iphone, esperando una ocasión especial en la que engañar a alguien y hacerle creer que me merezco más que nadie una cosita mona de esta chica o que no puedo vivir sin ello, por peligro de morir envenenada de la envidia mala…

Pero se me olvidó, no reparé demasiado en ello… Una no suele gastarse ese dinero en una pulsera o un anillo todos los días, sobre todo, desde que una es madre y le ha cambiado su esquema mental, pasando de darse un voltio por las tiendas todas las semanas a pensar: «tengo de todo… Voy a reinventar mis looks… Las faldas de cuadros escoceses aún tienen su punto, según cómo las combines, y las camisas de franela ya ni te digo…». Así que olvidé su nombre… Hasta que el pasado viernes, en el famoso 15J, el nombre de Monica Vinader salió de la boca de mi socia la mami del Gremlin, cerrando un discurso precioso… Ella pensó que me emocionaba por sus bonitas palabras, pero realmente me emocioné cuando me fue entregado un packaging re-monísimo con una pulsera preciosa dentro… Sólo tenéis que mirar la foto…

Evidentemente, la cajita está a buen recaudo, guardada junto con las mil cajas y papeles y sobres y etiquetas que guardo en casa porque NO puedo tirarlas… Algún día escribiré sobre mi síndrome de Diógenes.

Dentro una pulserita remonísima en color rosa palo o nude, según se mire, que pega con cualquier look. De esas que te da por ellas y no te quitas en un año. Y encima tiene un significado: es la pulsera de la amistad. Y claro, yo que estoy en terapia de desintoxicación post #15J… Al menos así me siento unida a mis dos nenas re-bonitas (yeahhhh!).

Para escribir este post me he pasado por la tienda online de Mónica Vinader. Y chicas, lo siento mucho, es mejor no entrar porque lo querréis todo todo… Yo me quedo con estas tres cositas biutiful zin donde las haya… Para quien no lo sabéis, queda apenas mes y medio para mi cumple y se aceptan sobornos, regalos, detalles como éstos. No sé por qué ibais a querer sobornarme, pero bueno, cosas más raras se han visto…

Así que gracias a mi querida Gremlin, la chica del barrio y la sin nombre nos sentimos celebrities por un día… La verdad que fue un detalle que nos dejó sin palabras, sobre todo, porque ella cedió estos dos regalos para demostrar su amistad. Una amistad 2.0 que se ha convertido en amistad 3.0 (como diría la querida Base Echo) en tan solo un mes, pero es que la intensidad ha sido mucha… Así que yo, me levanto cada día, me coloco mi pulsera friendship y ya estoy cargada de energía positiva y buen rollo para todo el día.


* ¡Ay! Hasta mi amiga La Palermo es clienta de Mónica Vinader…

Como véis aún no he superado la depresión del #15J (el evento del que ya estáis hartas de leer) y como quiero que el espíritu del #15J siga vivo, me he puesto el Widget en la columna derecha de «Yo estuve allí». Si os sentís como yo, os ha gustado el evento o queréis compartirlo, coged la imagen y llevarla a vuestro blog.

* El espíritu #15J sigue vivo.

Aquí el código creado por la genial Base Echo. Copia y pega en un Widget de Texto:

<table align=»center» cellpadding=»0″ cellspacing=»0″ class=»tr-caption-container» style=»float: left; margin-right: 1em; text-align: left;»><tbody>
<tr><td style=»text-align: center;»><a href=»http://baseecho.blogspot.com/2012/06/el-15j-en-la-blogesfera.html» imageanchor=»1″ style=»margin-left: auto; margin-right: auto;»><img border=»0″ src=»http://3.bp.blogspot.com/-HuDD8LnvTxw/T-dseD0-BhI/AAAAAAAAIu0/43WKYDr2VzY/s1600/15j_yoestuvealli-01.png» /></a></td></tr>
<tr><td style=»text-align: center;»><i>Diseñado por <a href=»https://laninasinnombre.wordpress.com/» target=»_blank»>nsn (la niña sin nombre)</a></i></td></tr>
</tbody></table>

¿Y qué me decís de la ilustración que nos ha dedicado la madre novata? Enamorada me tiene… No puedo dejar pasar un post sin ponerla. Siento que no venga a cuento, pero es que es tan re-monísima, que llevo un día muy tonto, sin poder dejar de mirarla. Sí, me ha sacado muy muy guapa, en las distancias cortas pierdo, pero me encanta!!!

Desde aquí le doy las gracias. Y os enlazo a su post para que podáis ver quiénes son LAS CHICAS 15J, de la que tanto os he hablado. No os perdáis la orla tan chula que nos ha hecho. Esta chica es un artista y en persona más!!!!

La niña sin nombre (con pulsera de Monica Vinader).