Tag Archive | Bodorrio del Hada Madrina

Suspiros de amor: el BODORRIO del año…

La POSTBODA es rápido de contar. Se resume básicamente en dos días de resaca de emociones, de felicidad y, sí, también de algún que otro GT, para qué negarlo. Ayer cuando llegué a Madrid después de haber dormido 4 horas parecía que bajaba de un barco, que no quería dejar de moverse… Pero claro es lo que tiene ser la hermana de la novia y que no te dejaran ni un momento con la copa vacía.

– ¿Un GT señora?
– No, no a lo de señora, el GT sí, por supuesto.

Hoy hemos vuelto a la realidad de la vida real con un bofetón en la cara. El frío me ha calado los huesos, el madrugón ha matado mi única neurona viva y para cerrar el lunes lunero la NSN parece que también andaba mareaba de tanto amor y frenesí y me ha dejado el parqué la mar de mono cuando ha decidido vomitar toda la cena.

Pero lo prometido es deuda y aquí me tenéis preparada para contar lo importante: EL GRAN DÍA. Que la POSTBODA no tiene gracia alguna.

El sábado fue el GRAN DÍA, por si alguien aún no se ha enterado. Pasó lo que tenía que pasar:

– Fuimos on time en todo. Desde las 7 en pie como para no serlo. Yo dormí toda la noche, pero la madre de la novia vio pasar todas las horas.
– La peluquera, la única cuerda de la casa en esos momentos, abrochó los mil botones del vestido, menos mal.
– La novia no podía ir más preciosa, más sencilla y elegante.
– Brilló el sol.
– La NSN no hizo ni por asomo el pasillo de la Iglesia, ella prefirió ir por libre toda la ceremonia, acercarse al Hada Madrina como sí tal cosa, gritar a lo loco, quitarse la capota en el minuto 1… Menos mal que la pelirroja, que estaba preciosisima, dejo el listón bien alto.
– Cuando el cura dijo: «comencemos con la lectura», yo estaba en la luna de Valencia y me costó reaccionar. A la tercera frase de la Carta del Apostol San Pablo a los Corintos, la voz me empezó a temblar: «si no tengo amor, no tengo nada…».
– Todos estaban que parecían sacados de Hola, luciendo sonrisa, tocados a lo Ascot y taconazo de los que te quieres cortar los pies, menos la madre de la novia que aguantó hasta el final con ellos, ¿cómo lo hiciste mamá?
– El padrino iba feliz no, lo siguiente. Él ya ha cumplido y ya ha colocado a sus dos callos hijas preciosas en buenas familias.
– El niño de la comunión tuvo su tarta.
– El padre del principito Pablo resultó el fotógrafo no oficial que hizo unas fotos de cine, que rulan hoy por mi facebook personal (vídeos no, por favor, mi reputación está en tela de juicio).
– Había más sobres que en La Moncloa.
– Hubo momentazo lagrimónnopuedoconmivida en el baile de la novia.
– A los 20 minutos de comenzar la barra libre no quedaba ni una chuchería.
– El marco de mi socia triunfó como Los Chichos y no pudo dar más juego.
El fotógrafo era el mejor del mundo mundial, #supirosdeamor por ver sus fotos. 15 días quedan, ¡ay! ¡ay!

– La NSN comió más chucherías que en toda su vida, bailó como una loca y abandonó el lugar dos horas antes del final para que su #malamadre lo diera todo sin remordimientos.
– La gente estaba feliz, muy feliz, demasiado feliz diría yo, había gente que hablaba con media lengua, yo no, que conste.
– Me tomé en serio el papel de wedding planner y fui la pesadilla del personal. Que me perdonen por ello.
– Los novios recibieron un carrito de la compra con regalos y comida para un mes y con un bote de pajitas con los billetes enrollaitos. El shérif se ha tirado 3 horas para salvarlos.
– Cuando me tomo algún GT se desata en mí la exaltación de la amistad que es igual a no dejar irse a nadie, a convencer de mala manera al novio de que ampliase la barra libre, a pedir 100 veces por lo menos un mojito cuando ya sabía que no había, a desatar la locura pidiendo Prodigy, momentazo en el que mandé a la porra al precioso tocado y a los zapatos remonos. El novio también tuvo momento exaltación del amor e iba repartiendo besos por doquier.
– Que no he nombrado al PNSN?? Es que no lo vi, yo creo que no estuvo en la boda. Si conocen más datos, razón AQUÍ.
– A las 6 y media de la mañana, después de 4 horas dormidas, abrí los ojos como platos cayendo en la cuenta de que el marco no había vuelto conmigo… No volví a pegar ojo. Pero hoy está el marco a salvo en el trastero de Truman Residence.

Y como lo divertido son las fotos, me callo ya, que aún me dura la resaca del amor.

* El Hada Madrina me regaló un brazalete preciosisimo. 

la foto 2

* Aquí el tocado, tocado grande o no ande. #suspirosdeamor por él.

la foto 1

* Los botones de las mangas los abroché yo.

la foto 2

* Los meseros estuvieron a punto de volar!!

h8IDOa2rNa39TFFcmiPuB4OQ24uyg5IUmK5VyfMhetY

* Mi niña sin nombre y yo. Esta foto que me hizo tita Vic no me puede gustar más, así que no podía resistirme a compartirla. La borraré en unos días. 

la foto 3

* Las palas que usé en mi boda eran los meseros. En cada una había detallitos made in la niña sin nombre, personalizados para la ocasión.

la foto 4

la foto 1

la foto 2

* El ramo de la novia desató la emoción entre las amigas del Hada Madrina. 

la foto 1

* Y llegó el momento Photocall… Que me gusta un pompón. 

la foto 5

* Pizarras y muchos detalles para customizarse en el Photocall.

la foto 4

* Un libro de firmas que creó nadie firmó… La gente no estaba para escribir mucho.

la foto 3

* En el baño, canastillas con pañuelos de dibujos, saquitos de olor y velas perfumadas, #biutifulzin.

la foto 1

* El marco fue la estrella de la boda, después de la novia. Gracias socia!!!

la foto 2

* Todos quisieron dejar un deseo precioso en la maleta de los novios. 

la foto 3

* Y las chuches estaban tan ricas que duraron un suspiro.

la foto 4

* Y aquí ella, el Hada Madrina, la novia más preciosa del mundo al final de su día. Ya con el pelo suelto, la cola del vestido recogida y las cuñas de esparto, pero radiante.

q8FIw8tqtBEOCI4MkCbH3qhUkxeF5zNYDXmhspfVPMQ TRZo1wsL2_ARiGqHZrTMD-bGaWwqNJHh5FX_g88FuHs

Todos iban reguapos, pero mi economía sumergida no me da para pagar derechos de imagen, así que imagínenlo que es más bonito… Aunque puede (estoy segura) de que cuando tenga en mi poder las fotos oficiales no podré resistirme a compartir algunas con vosotras, que para eso me habéis aguantado todos estos días.