Tag Archive | bodorrio

Suspiros de amor: el coral y los corales

Nos vamos de boda. Sí, ¿no decían que el 13 daba mala suerte? Pues parece que todo el mundo se ha puesto de acuerdo para casarse en este año.

Además de desafiar al 13, quieren desafiar mi economía… Seis bodas este año y aún me quedan cuatro. Mi tarjeta ya me mira con ojos de perro pachón, pero no hay piedad, «aún te queda mucho meneo bonita…».

Pongámonos en situación. 29 de junio. Tierra Santa. Boda en un club de playa (beach club para los más duchos). Una de mis mejores amigas, de las que compartías ropa, apuntes, llamadas diarias, confesiones, todo menos los novios, eso sí que no. No, yo no estaba nerviosa. Hasta ayer, que la llamé y se me puso el pellizco en el estómago. Es de esa clase de amigas que cuentas con los dedos de una mano y que, a pesar del tiempo pasado, de la distancia y de las vidas dispares, nunca dejas de recordar, querer y añorar. No, no soy la wedding planner, a ella no le hace falta, a organizadora no le gana nadie y los detalles van a ser de película, así que amenazo con volver con un post del después. Además yo he puesto mi granito de arena con el diseño de unas invitaciones #biutifulzin. Obsesión 1 por el color coral. 

nsn_wedding_1

* Esto es sólo un detalle. En el post del después, os las enseño mejor y también los meseros que van a juego y son una chulada ;). 

Así que, sin duda, la ocasión lo merece y hay que ir, sí o sí, de largo. Después de descartar los maxi vestidos espectaculares de aquí y de allá, me he arriesgado, sí y mucho… Me lancé a la compra on line. Por primera vez. Yo era virgen en esto y decidí arriesgarme para el segundo bodorrio del año.

Si no quería poner a la NSN a pedir en la calle noche y día más me valía buscar algo bonito y barato. Huyendo de las tiendas de Amancio por miedo a comparaciones odiosas, tecleé asos.com y voliá. Después de una selección previa con el Hada Madrina, que descartó la mitad de los elegidos, este nos enamoró… Por el contraste de color, por el bordado de arriba y el hueco en la espalda.

Tocaba rezar para que la realidad no me quitase la emoción de un plumazo, esperando que llegase el envío. Y la realidad superó la pantalla. Así que ya está colgadito en tierrasanta. Obsesión 2 por el color coral.

nsn_asos

Podéis criticarlo… Conste que no os he enseñado los complementos, aunque el tema zapatos aún no lo tengo decidido…

Ahora sólo me queda una cosa que odio con toda mi alma: hacer  la maleta. Pero mañana a esta hora estaré mirando el mar. Así que hasta el martes no me busquéis, que el blog queda cerrado por bodorrio y necesidad imperiosa de desconexión y relax, si quiero llegar viva a las vacaciones. Hasta que llegue ese momento me quedan muchas historias para no dormir en el barrio fantasma (Truman en verano), que os iré contando…

¡Feliz finde!

La niña sin nombre.