Tag Archive | Chicas Night Out

Big Ideas: Chicas Night Out mit die Blumen

Mi relación con las flores/ con las flowers/ mit die blumen… comenzó cuando pasaba los veranos de mi niñez en la Campiña inglesa y el hada madrina y yo recogíamos flores silvestres en la pradera de nuestra bisabuela…

Siempre he querido decir esto.

Pero no, eso era en mi sueño de Antoñita La Fantástica, realmente, mi amor por las flores comenzó hace menos de dos años cuando empecé a diseñar el evento de mi vida: mi boda… Uno de los temas eran las flores y me empapé de ellas en todos los preciosos post de bodas de Once Wed ó 100 Layer Cake.

Ahí desarrollé mi amor por las peonías, las hortensias y las rosas envejecidas… Siguiendo con mi obsesión por lo vintage y combinando con mi cara salida de Downtown Abbey. Así que ésto mezclado con mi fanatismo extremo por el color rosa dió como resultado una decoración floral de lo más british, pero muy colorista…

* Aquí el ramo… Un día os haré un post enterito sobre mi boda.

En un primer momento, quería que me hiciera el diseño floral Sally de The Workshop Flores, cuyo trabajo me tiene enamorada, pero el desplazamiento desde Madrid lo hacía complicado. Así que busqué y rebusqué en Málaga hasta dar con Juan Cereto, cuyo trabajo perfeccionista e increible os recomiendo 100%. Ya os enseñaré los resultados de mis centros de mesa en cubos de zinc con palas de madera como meseros identificativos.

Esta pasión por las flores se durmió el 23 de mayo cuando acabó El Gran Día. Y volvió anoche. Realmente de casualidad. Tenía claro que quería ir al Chicas Night Out, fuera cual fuera la temática en esta segunda sesión. Y ahí estaban las flores, de vuelta a mí, para retomar nuestro affair olvidado.

De la mano de Elisabeth Blumen, florista, con un estilo fascinante, con una de las pop up store con más encanto de Madrid, el espacio de Grey Elephant se inundó de flores preciosas, que te alegraban el olfato y la vista…

Mi sorpresa llegó cuando comenzamos por decorar los jarrones donde íbamos a hacer nuestros bouquets. Latas usadas, cubos de cinc, tarros de cristal, de los que vais reciclando o van atestando los muebles de la cocina y luego no sabéis muy bien cómo o cuándo usar. Y miles de papeles y cintas bonitas. Tantas que era difícil elegir. Pero al final cada uno, inconscientemente, deja su toque personal en todo. Y dejándome llevar por la mezcla de colores básicos, tonos pasteles, topitos y obsesiones varias, comencé a dar forma a mis contenedores.

*Así iban tomando forma.

Mientras estaba inmersa en mi obra temporal, charlaba con Diana de su maravilloso proyecto La Noa , comía delicias de Apeti Oh! y sonreía a la cámara de Lucia M, entre copa y copa de un tinto buenísimo, Nuve, de baja graduación, propio para las que el alcohol ya les pasa factura y más si es jueves noche, y al día siguiente hay que trabajar.

El ambiente era genial, la anfitriona cuidando cada detalle y nosotras a lo nuestro: corta, pega, una cinta por aquí, un encaje y voilà… Aquí mis dos jarrones sacados de esos veranos a lo british de mis ensoñaciones…

*¿No me quedaron monísimos?

Después de la clase magistral de Isabel sobre tipos de flores, que, pese a su esfuerzo, creo que se me han olvidado todos los nombres, contarnos la técnica de cómo cortarlas y el proceso para ir creando nuestros bouquets, nos pusimos manos a la obra. Desde el inicio tenía fichada una hortensia y directa fuí a por ella cual alma que lleva el diablo… Y con unas rosas preciosisimas en tonos lima, unos claveles amarillos, un poco de aquí y de allá hice mis dos ramos «ñoñísimos» como decía Isabel… Románticos y monísimos diría yo ;).

*¿Podían ser más bonitas las flores que nos trajo Elisabeth Blumen?

* En primer plano, mis obras florales, junto a otros ramos de las Chicas. Nos quedó una exposición digna de museo.

Así que desde ayer me nombro fan incondicional de Elisabeth Blumen, admirando más si cabe el trabajo de las floristas, las diseñadoras de bouquets, que iluminan los momentos con sus colores y olores. Y esta tarde mismo me compro una hucha, en forma de Elefante, para los talleres de las Chicas Night Out.

Como no hay post que se precie sin hablar de La niña sin nombre, la protagonista de este blog, a las 11 de la noche, como a Cenicienta en su hora de fin de fiesta soñada, dió las campanadas el reloj de mi muñeca y me entró la ansieté. Me marché casi sin decir adiós a las Chicas para ver a little. En algún momento me sentí culpable, malamadre por salir de la agencia y hacer un plan de chicas. Pero, ¿Qué iba a hacer? ¡No podía perderme esta preciosidad de taller, conocer el espacio de Grey Elephant que es lo más, poner cara a Diana y a Lucía y disfrutar de una noche mágica, de unas flores que parecían irreales y de unas manos, las mías, que consiguieron hacer un ramo, pese a la poca confianza que tenían en ellas mismas. Mereció la pena pequeña little y tú, niña buenina donde las haya, estabas dulcemente dormida, después de los mimitos del PNSN, soñando con tus veranos en la Campiña inglesa, mientras mamá recoge flores en su vestido para hacer unos bouquets dignos de una princesa.

Y aquí mis bouquets, ya en el hogar de La niña sin nombre. La NSN está como loca, con cara de asombrada, diciendo, en su idioma: «Pero mamá, ¿también eres florista?»…

La niña sin nombre en facebook.


Lugares por descubrir: Mi vida es un taller…

Decorar con washi tape, hacer lámparas, introducirme en el mundo del scrapbooking, aprender a hacer bouquets de flores, soñar en una casita de muñecas, embellecer dulces con azúcar son mis objetivos de estos próximos meses. He encontrado la manera de canalizar mi afición a las manualidades o como ahora lo llamamos: a las cositas «handmade». Y es que el hobby me viene desde bien pequeñita cuando metía las manos en todos sitios, alllí donde no tenía que hacerlo, porque todavía no era consciente de para qué me servían.

Recuerdo cuando en clase de 5º de EGB el profesor D. Antonio (qué bonito era llamar así a los profesores ;)) pidió que le hiciéramos un retrato y le gustó tanto el mío que se lo llevó a casa y lo enmarco. Mi carrera en el mundo del «pinto y coloreo» continuó, pasando por clases de plástica con los cuadernos que me hacía con los ojos cerrados, que pasaban por el colegio en manos de todos o las posteriores clases de pretecnología, donde ya había que usar materiales. ¡Eso era vida! Ya en el Instituto, que tampoco soy tan mayor, lo llamaban hogar. Sí, tenía delito el nombrecito. Nos hacíamos unas alfombras y unas figuras que quitaban el hipo. Y ahí tenías el despacho de mi padre lleno de todas «mis obras de arte»,  que bien parecía el cuarto del horror con tanta figurita.

Esperé hasta el último día de matrícula para apuntar las carreras de Universidad. Esa mañana, de poca lucidez, escribí: Publicidad. Bellas Artes, que era mi vocación, no se estudiaba por aquel entonces en Málaga y no me ví con las ganas, valentía o yo que sé lo que se me pasaba en ese momento por la cabeza, para irme a otra ciudad. Así que me enfrasque en el mundo universitario de la creatividad. De esto hace ya 13 años y en ese momento decías lo que estudiabas y te decían: «eso qué es ¿para pegar carteles?» o «pinta y colorea, ¿no?». Al acabar, lo tenía claro, no sólo quería pensar la idea, sino también plasmarla y me vine a Madrid a estudiar diseño. Y ya no me fuí, me quedé en esta ciudad sin mar, pero llena de posibilidades.

Ahora, inmersa en el ritmo frenético de una agencia de publicidad, son escasos los días que me paro a bocetar, hacer maquetas y probar materiales. Hay que hacerlo bonito, barato y a la velocidad del rayo. Así que he encontrado en el mundo de los talleres un lugar donde reencontrarme con mis manos. Aquí os traigo una selección de algunos. Para que os animéis. Seguro que pasáis un rato divertídisimo y nos sorprendemos de lo que podemos llegar a hacer. Más aún cuando la NSN sea mayorcita y me acompañe de manera activa, no pasiva durmiendo desde el carrito.

Chicas Night Out. Un plan diferente, animado y muy crafty, pero esta vez solo para mayores, que de vez en cuando también se merecen un poco de diversión en Grey Elephant. Mejor, leed aquí, donde Beatriz de Con dos botas de agua explica todo sobre este proyecto tan divertido.

En la primera jornada disfrutaron del Scrapbooking y cómo crear cuadernos de viaje preciosos. No os perdáis la crónica aquí.

* Foto de Lucia M| Photography.

Yo no me pierdo la segunda jornada: Taller de Bouquets Florales. ¿Puede tener mejor pinta? Además de flores entiendo poco, por no decir nada. Pero me encantan, sobre todo, las peonías y las rosas envejecidas. Prometo post completo con fotos de la noche ;).

Taller de washi tape. Organizado por Madresfera y Desaforando, me esperan unas horas de pegar celo japonés… ¿Puede haber mejor plan? Para mí, no. Hoy se han acabado las plazas, pero no perdáis de vista a Desaforando y Madresfera porque hay nuevos talleres a la vista. En cuanto que vuelva a casa con mi obra de arte envuelta de washi, la comparto con vosotros… A ver qué sale.

Lo mejor de estos dos talleres es conocer a gente súper interesante a la que estoy deseando poner cara.

Y como ni la economía ni el deber familiar me lo permiten, no puedo apuntarme a más talleres por ahora, pero los comparto con vosotras para que os animéis.

Taller de cómo decorar con fieltro. De la mano de Chiribambola, que hace cosas tan preciosas como ésta:

Y organizado por lanooa handmade y Desaforando. Seguro que os sale una caja tarta preciosa para guardar tesoros secretos.

Taller Lamparty de Madredemialma. Este taller estaba deseando hacerlo. Porque su primera edición fue una pasada. Si os acordáis os enseñé las fotos en este post. Y las chicas de Madredemialma han organizado un nuevo taller. Pero coincide con el de washi. Así que me lo pierdo. ¡¡Chicas, por favor, no os solapéis en fechas!! Habrá que esperar a la tercera edición.

Y para mis seguidoras malagueñas, no os perdáis el taller de casita de muñecas. Es precioso también.

Para despedir la selección de hoy, os dejo con un taller de MI RECREO, el espacio que compartí con vosotros hace poco, donde hacen un taller de decoración de dulces sugarcraft. No me resisto a ser algún día una madre repostera. Es tan bucólica la estampa de la NSN viendo a su mami decorar galletas, ¡ays! Para ver fechas, estad atentas a su facebook.

Hasta aquí la confesión de mi última obsesión… Talleradicta… ¡¡Un vicio muy peligroso chicas!!

La niña sin nombre en facebook.