Tag Archive | cuna

Opinión de las buenas… Colecho si o no. La reina de la cama.

La niña sin nombre de día no duerme demasiado, pero de noche sí… Desde que cumplió un mes suele dormir 10 horas, más o menos, con 1 o 2 interrupciones en la noche para comer. Esto lo tenemos a veces oculto porque hay padres que lo pasan tan mal que se alteran si saben que otros tienen tantas horas compartidas con Morfeo. Eso no significa que el proceso de dormir sea rápido ni mucho menos, a veces más y otras no tanto… A veces son dos horas hasta que la princesita decide retirarse a sus aposentos para dormir. Pero en este sentido somos unos afortunados y la NSN una niña consciente de que la noche es para dormir.

En el primer mes alguna vez practicamos el colecho (palabra fea donde las haya y que me sonaba a chino hasta que la aprendimos en una de las clases de preparto). Era muy chiquitina y necesitaba estar más arropada, pero tan sólo fue un par de veces. Animados por la matrona, que es de la opinión de que en esos primeros días pueden necesitarlo y por ello no quiere decir que vaya a durarle hasta los 30 y tener que mandar al padre al sofá. Ahora lo que si hacemos es meterla en la cama con nosotros cuando a lo mejor se despierta a las 7, mama y no quiere dormir. Se revoluciona y ponerla cerca nuestra, escuchando nuestra respiración y dándole calorcito, la tranquiliza muchísimo… Así nos da tregua a nosotros para descansar un poco más, sobre todo, cuando es sábado y las fuerzas nos fallan.

Ahora, cómodo lo que se dice cómodo en mi opinión no es… Que ahí te ves de lado, que si te mueves un centímetro te rompes una pierna del golpe que te das contra el suelo… Ella anda a sus anchas… La reina de la cama… Que esta ilustración es más que verídica y cuando me la pasaron me hizo muchísima gracia. Como para tener intimidad…

 

En este tema como en la lactancia y tantos otros de esta difícil tarea de la crianza hay siempre dos grupos. Lo que me llama la atención es lo extremista que son ambos. Que uno aboga por el colecho diario y otro por todo lo contrario. El primero son las madres de nueva generación y aquellas que apoyan el mimo al niño en todos los aspectos. Vaya que este es su reinado y come y duerme donde, cuanto y como quiere. Que tienes que plantearte hasta una reverencia a su paso. Como no nos pongamos serios la NSN va a creerselo y estamos perdidos para el futuro. Y las otras son las abuelas que ven los brazos, el colecho, los mimos, la lactancia a demanda como un auténtico sacrilegio. Que lo primero que te preguntan es: «¿no le dormirás en brazos no? Estás perdida, estás perdida… Que luego se acostumbran…». Que te visualizas por el pasillo (pasillo arriba, pasillo abajo) con la NSN ya toda una mujer de pelo en pecho, 30 kilos sobre tu dolorida espalda y cantándole el «duérmete niña de una vez».

Como en todo, en el término medio esta la razón. Ni hacer colecho a diario ni poner el grito en el cielo por hacerlo, ¿no creéis? Yo a priori soy más de no hacerlo, a menos que ella esté penosa, malita y eso la reconforte. Porque por el día lo doy todo por ella. Pero por la noche necesito descansar y recuperar fuerzas para estar al día siguiente estar otra vez preparada. Por esto me llamó la atención el artículo de este blog que os adjunto, donde señala los beneficios del colecho cuando hay lactancia materna. Además de por leer este artículo, este blog nos ha gustado porque toca otros temas interesantes, que iremos analizando.

• Beneficios del colecho I: la lactancia materna.

• Beneficios del colecho II: la lactancia materna.

Pues aquí os dejo hoy que me reclama la niña sin nombre para comenzar el día. A ver qué tal lleva el primer día después de las vacaciones, acostumbrada a estar todo el día de cachondeo y con una agenda social que ni las infantas.

La niña sin nombre en facebook.