Tag Archive | Daily

Daily: Sayonara baby…

Para ti Lucia…

 

Con esta canción de Sabina de fondo…  No podía ser otra.

8 años 8 meses 8 días viviendo lejos del mar, de la familia, de los amigos de siempre, de los espetos de sardinas y de la alegría y el sol de una tierra que engancha, y no lo digo yo…

Más de 100 despedidas y ésta, la de hoy, sabe tan amarga como la primera, o más.

Desde que está en nuestras vidas la niña sin nombre todas las emociones se multiplican. Cuando reímos, reímos más fuerte, cuando lloramos, lloramos con el corazón «encogío», cuando nos preocupamos, sentimos un dolor en el pecho. Y cuando nos despedimos, nos despedimos como si fuera el último adiós…

«Es que esto es una cosa muy chica…». Dice la abuela cuando entre lágrimas no puede dejar de besarla. Y ella, mujer fuerte donde las haya, porque la vida la ha hecho así, ante little no es madre ni abuela ni esposa ni, mucho menos, mujer fuerte… Es todo dulzura y sentimiento.

Y en ese momento, esos minutos que quieres que pasen, pero al mismo tiempo se hacen eternos querrías dejarlo todo, pedir la cuenta en el trabajo, malvender tu casa, desandar lo caminado, romper con el futuro construido y volver, sólo volver… Porque solo una pregunta te atormenta la mente: «¿Merece la pena?» Sólo esperas que un día no te arrepientas de estos 8 años, 8 meses y 8 días vividos en la distancia.

Y ahora, a tan sólo 24 horas de esta última despedida, sólo quieres que la rutina se apodere de nuevo de tu vida para no sentir el dolor de la tierra olvidada.

Bendita rutina…

Diario de un viaje: sanos y salvos en tierra santa…

1 vómito. 4 paradas. 550 km. 1 bote de miel. 2 accidentes. 3 biberones. 7 horas. 1 bocadillo de lomo y queso. 2 discusiones sin violencia. 3 pañales. 20 minutos dormida. 3 caravanas. 1 padre muy hablador (*ver nota). 5 reproducciones del temazo de Michel Tello.

 
25 grados. 2 abuelos de lágrima fácil. 1 niña estupefacta. 20 bultos por desempaquetar. 10 amigas por ver. 5 comidas programadas. 1 promesa que cumplir. 1 biquini que me niego a usar. 15 espetos por comer. 50 de protección solar. 1 doctora en casa.

Pero merece la pena. ¿No creéis?

* foto tomada ayer a la llegada a tierra santa.

* Nota: En mis años mozos mi compañero de viaje me hablaba poco o nada cuando iba de copiloto, (pero no podía eludir los monosílabos). Ahora, que voy detrás con la NSN, se agarra a la excusa de que no me escucha, así que le cuento a la NSN mis problemas, impresiones sobre el viaje, mis especulaciones de cuánto queda por llegar. Ella, me entiende y siempre me responde con un gorgorito, unas burbujitas o una sonrisa de oreja a oreja.  (Que son mínimo 6 horas… ¡Oiga!).

Daily: Amiguita del alma querida…


Ayer a las 23.00 horas nacía Helenita, la amiga del alma de la NSN. Ellas todavía no lo saben, pero van a ser amigas del alma. Y si no ya me encargaré yo de obligarlas por la fuerza, amenazarlas con quitarle la paga o sobornarlas con deliciosos cupcakes de Cupcake Madrid. Aunque las distancia las separe, se reencontrarán en el mar azul, en las noches estrelladas y los poyetes marineros…

Ahí, en algún Rincón del sur, donde hace 25 años se conocieron dos niñas que estaban destinadas a ver pasar la vida juntas. Y es que cumplir los 5 años, en plena infancia, pegándonos  los mocos, intercambiando cromos, sobres y cartas olorosas y customizando la Chabel… Eso te une y mucho.

Ella esperando cabizbaja que mi madre me levantase los castigos, que me encontraba en mi cuarto llorando desconsolada, un día sí y al otro también. Yo esperando que ella terminase los deberes o sus cenas interminables, que cuando se acababa el pescado ya era hora de volver a casa y tan contentas. Yo diciéndole a lo que jugábamos y ella acompañándome siempre. Dos polos opuestos que se acercaban cada verano, para vivir sus aventuras como Pili y Mili porque no necesitábamos a nadie más…

Jugando a las paletas a lo Arancha Sánchez Vicario y Steffi Graf hasta agotarnos, para después reponer fuerzas yendo a la casilla de hojalata a por 5 duros de chuches, 5 porque era día de fiesta y vuelta corriendo a casa a ver el Karaoke de Telecinco, ese que iba por todos los pueblos captando talentazos. Esto creo que era cosa suya porque yo el oído lo perdí un día allí, de donde nunca más vuelven las cosas olvidadas. Para terminar el verano tristes, subiendo de la playa, yo apoyada en ella y ella quejándose, sólo un poquito, porque como siempre decíamos:  «si yo fuera el hombre y tú la mujer teníamos las estaturas perfectas».

Y así fueron pasando los años… Cada una por su camino, pero siempre unidos por una amistad que traspasa los malos momentos, las aventuras y las desventuras. Hasta llegar a hoy, cuando mi amiga del alma, la niña de ojos grandes, mi Elita ha sido madre y yo me emociono porque, cuando una es madre, lo vive con más intensidad, como si la NSN acabara de nacer de nuevo… Y en cierto modo sí porque ha nacido su amiga del alma.

Bienvenida Helenita. Te estábamos esperando.

La niña sin nombre en facebook.

Daily: ya somos 100 en facebook…

Al lado de muchas páginas que nos encantan, 100 pueden parecer pocos… Pero nosotras estamos super contentas de tener 100 fans en facebook. Muchas gracias a todos y feliz noche.

* diseño hecho en casa (by La niña sin nombre).

Opinión de las buenas: soy un dispensador de leche feliz…

9 de diciembre de 2011.

11:45 horas. Nace la niña sin nombre, después de 14 largas horas desde que comenzaron las dolorosas (mejor dicho, insufribles) contracciones.

11:46 horas. Me ponen en mi pecho a la niña sin nombre. Mientras yo intento recuperar la respiración después de la emoción de verla, sentirla y tocarla, ella comienza a buscar mi pecho y comienza a mamar. Si fuese por ella no se hubiese soltado nunca… Y cuando digo nunca, me refiero a que a día de hoy seguiría ahí. Toda una succionadora nata…

Y yo una dispensadora feliz… Al principio se hace más duro, pero pasadas las primeras semanas, la lactancia materna se convierte en la experiencia más bonita que he tenido junto a la NSN hasta ahora. Sentir que sólo contigo quiere estar, como si fueses su héroe. La única capaz de salvarla, no sólo cuando tiene hambre, también cuando está cansada o busca consuelo. El rostro de satisfacción cuando termina, con sus ojos orientales medio vueltos y su sonrisa automática, es emocionante. ¡Te sientes tan especial en ese momento!

* Foto de Ellen Moreira, vía Flickr.

Es por ello por lo que haber tenido que dejar de darle el pecho de un día para otro me ha parecido tan duro. De repente hemos roto (o, mejor dicho, he roto) la conexión que teníamos. Mi intención, como en los primeros días, era la lactancia mixta. Pero, sólo cuando he dejado de darle el pecho, ella ha decidido, por supervivencia, que tenía que coger el bibi. Que ese cuerpazo no se alimentaba con el aire.

Así que no me ha dado tiempo a despedirme, a decir adiós, de manera gradual, a esos momentos entre ella y yo, donde se podía parar el mundo porque todo lo demás no importaba. Se despertaba por la noche o estaba nerviosa y tú sabías, sólo tú, que tenías el poder de hacerla sentir bien. Y ahora lo añoro muchísimo, tanto que prefiero no pensarlo. Prefiero tomarlo como que este es el primer paso hacia la separación obligada por mi vuelta al trabajo. Quizás así sea menos duro.

A lo emocional, tengo que sumar otros beneficios de dar el pecho, que me han hecho la vida más fácil estos meses:

• Es económico. Pues sí que se gasta rápido un bote de leche de fórmula. Sin embargo, tu pecho no se agota nunca y es gratis, en tiempos de crisis, no está mal. Sobre todo, cuando tienes un bebé glotón, que se toma un bibi enterito en apenas 4 minutos de reloj, sin casi respirar.

• Es muy práctico. Sales a la calle sin más preocupación que no olvidarte de llevar contigo tu delantera, que, dicho sea de paso, se te pone de un volumen, que más quisiera que durara toda la vida. Qué bien te sientan ahora los escotes y camisetas ceñidas. Lo comento como anécdota, porque quizás sólo es un benficio para las que no estamos acostumbradas a tal despliegue y porque, está claro que además es perecedero (que a ver con qué aspecto se quedan luego. Miedito me da. Vivan los push-up y derivados).

• Fuera gases. Ha sido decir adiós a los llantos por los bibis y dar la bienvenida a los gritos por los gases. La NSN no es de bibis supersónicos, con válvulas especiales anticólicos. A ella le van los de tetina de látex de toda la vida, fuente maravillosa de gases. Así que tiene su barriga de ranita que va a explotar de un momento a otro. «Explota explota explo…».

• Lo mejor para las noches. Sí, dormir es increiblemente mejor cuando das el pecho:

* 3 de la madrugada. La NSN comienza con sus quejidos… La coges y en la cama sin casi moverte le das el pecho. Que más de una vez os quedáis las dos dormidas en esa posición. Y sin hacer muchos esfuerzos la dejas de nuevo en la cunita y hasta mañana. Ahora con el bibi es otro cantar.

*3 de la madrugada… Tírate de la cama, arrastrándote por el pasillo, llega a la cocina, alcanza el biberón, llénalo de agua, échale los cacitos de leche (¿cuántos eran?), caliéntalo, pruébalo… Todo esto si lo consigues sin echar agua al suelo, espolvorear la vitro con la leche en polvo y no quemarte es que eres una superwoman. Vuelve al cuarto, dale el bibi, sácale los gases… Cuando acabas, sueltas a la niña sin nombre en la cuna y te mira ojiplática con una sonrisa de gamberra diciéndote: «Sí, ahora se va a dormir tu tía». Y ahí te ves cogiéndola, meciendo la cunita una hora hasta que no puedes más, la dejas quejarse y ya te da igual… Al final se duerme ella y tú, desvelada, no sabes si levantarte a escribir un post, ponerte a hacer un bizcocho de zanahoria, con sus nueces y todo o salir a la calle a gritar que los andaluces no somos imbéciles, en todo caso lo serán los que gobiernan (tenía que decirlo, sino la que explota soy yo…).

Siendo la mejor alimentación que le puedes dar, desde mi sesgada y particular visión de la maternidad, no concibes no dar el pecho y animas a todas las futuras mamis a disfrutar de la lactancia materna. Y no pertenezco a ninguna Liga de la Lactancia, que sólo conciba como válida la lactancia materna o grupo extremista que vea como un sacrilegio el no dar el pecho, pero pienso que (si es posible y no hay ningún problema) si no lo experimentas nunca podrás saber lo que te pierdes.

¡¡Bibi eres un ser maligno!! Pero necesario, muy necesario.

La niña sin nombre en facebook.

Daily: ejercitemos el cuerpo

Cuando eres madre, y además vives lejos de las abuelas, ir al gimnasio pasa a prioridad 5.000, junto a otras tareas maravillosas, prácticamente olvidadas como: echarte una mascarilla cada 3 días, pintarte las uñas cada dos o irte de shopping todos los sábados.

Yo, muy orgullosa, me niego a darle la razón a algunas amigas, que me dicen que no tendrás tiempo de embadurnarte en crema después de la ducha. Aunque sea de madrugada. Aprovechando la paz del hogar. Ahí me véis echándome mi anticelulítica, haciendo círculos en las piernas, una y otra vez. Después mi hidratante por el resto del cuerpo y el aceite de almendras en zonas conflictivas… Que en este último paso ya me he quedado dormida de pie, pero las manos siguen en funcionamiento. Esto no lo puedo dejar, me niego, es de primera necesidad para seguir viva y luchar contra la maldita celulitis, que parece que se ha apoderado de mi cuerpo. ¡Fuera, fuera! ¡Aquí no te queremos!

Pero, ¿ir al gimnasio?, ¿correr?, ¿hacer abdominales?… Intento proponérmelo, el PNSN me anima, pero no veo el momento. Cuando no estamos con operación biberón, estamos con operación gases fuera, paseando con la NSN en la mochila, intentando que duerma… Así que la operación biquini de este año pasa por comprarme un bañador estilo años 60. Con mi obsesión por Mad Men lo justifico y tan contentos. Así puedo prescindir de la depilación extrema, que también me lleva su tiempo. Dos por uno, ¿qué mas se puede pedir?

* ¿Qué tal este modelazo?

La NSN por su parte se ha apoderado de todas mis aficiones de culto al cuerpo. Ella tiene mil y un potingues, todos de Mustela. No vaya a ser, que se le irrite su preciosa piel… Yo, a veces, cuando se me acaba mi hidratante, cojo de la suya (sin que se de cuenta) y siento el cutis tan aterciopelado como ella. Modelazos ya hemos comentado que inundan su armario. Y claro, ella que es una chica it, tampoco puede olvidarse de la operación biquini, que las roscas de las piernas, la papada, sus apretados bracitos y su barriga de ranita cuesta mantenerlos, ¡oye!

* Sus productos de gama alta.

Así que todas las mañanas, después de la operación bibi (lo de ayer fue un espejismo, no ha vuelto a coger el bibi ni por asomo, pero no quiero cansaros con el temita) nos vamos a la cama, hacemos unos rápidos estiramientos. Y comenzamos:

1. Ejercicios de pechito. Para fortalecerlo, ¿qué mejor que cerrar y abrir los brazos con energía?

2. Piernas arriba. Uno y dos. Uno y dos. Buenísimo para sus glúteos.

3. Boca abajo. Le acerco a su «muñequito» (algún día os lo enseño, está enamorada de él…). Y ella, haciendo fuerza con sus bracitos, levanta la cabeza y busca a su amado para babearlo hasta la saciedad.

4. Le pongo su mantita en la cara y ella se la retira. En teoría sí, en la práctica, a veces, le cuesta demasiado y yo le ayudo. Que miedo me da verla así.

5. Le pongo cerquita de sus manos las trenzas amarillas de su muñeca Julia y ella va cogiéndolas, tirando fuerte fuerte, una y otra vez…

6. Y para terminar un poco de baile libre, para que desate sus dotes danzarinas. Y a descansar.

Unos 3o minutos de ejercicios matutinos, dirigidos por mí y al ritmo del Panamericano de Pocoyo… Que no me puede hacer más gracia. (Gracias Bea por el descubrimiento).

** AVISO ** No realizar estos ejercicios sin la supervisión de un mayor, sin esta música de fondo y una botella de agua y una toalla cerca para terminar la sesión.

Para ver más ejercicios para bebés, pinchad aquí.

La niña sin nombre en facebook.

Crónica de un bautizo mágico (II)

El salón estaba preparado… Sobre el plato de cada comensal… una minuta divertida, que Limonar 40 nos preparó con una fotito de la NSN. Optamos por un menú con entrantes a compartir y arroz caldoso con bogavante. El precio estaba muy bien y me parecía más divertido que un primero y un segundo, tipo boda. La mesa sencilla, con un mantel precioso de toile de jouy en tonos rosados, que me encantó.

* Ensalada de Queso de Cabra… Buena pinta, ¿no?

* El postre: lo mejor el olor de las flores que llevaba.

Una de las cosas buenas del menú es que tanto el vino como el agua, los refrescos, las cervezas estaban incluidos. Y pedimos muchísimo. Que ahí estábamos dándole al codo, la mar de «a gustito», como diría el marido de La Más Grande… Menos yo, claro, sin alcohol… Todo sin alcohol. Que cuando me tome la primera copa de vino después de un año, me veo cantando por bulerías… No te digo ya cuando me tome un gin tonic… Mmmm… Un gin tonic… Me apetece y todo.

Que no sé yo si fueron las copas -o que realmente fue bonito- lo que desató las lágrimas cuando les sorprendí con el detalle que tenía preparado. Las típicas estampitas, peladillas o variados no son de mi devoción. Creo que tenemos que darle un toque personal. ¿Os acordáis la foto que publiqué con el detalle preparado?

Pues se trataba de unos marquitos muy monos con fotografías de la NSN. Cada detalle estaba personalizado para cada uno… Porque cada uno tenía un significado, acompañado de una cartita de la NSN… ¡Sí! Mi niña ya habla, ¿la vuestra no? Qué raro. Ella por las noches me cuenta cosas, que sólo entiendo yo, y me pidió que les escribiera unas palabras preciosas a sus titas y abuelos.

La verdad que me emocioné muchísimo porque no pensaba que les gustaría tanto… Ahí te das cuenta que las cosas hechas con cariño triunfan… Algunos (no diré nombres…) no pudieron ni leerla… Fue un momento muy especial, que siempre recordaremos. Cuando la NSN sea mayor, cada uno la leerá para ella en otra reunión familiar, ¿os parece?

* Me encanta el papel de seda rosa y los washi tapes!! :). Podéis comprarlos en soufflé, en madredemialma y en all washi tape.

* Y qué decir de los muñequitos de fieltro para pegar en una libreta, una camiseta. Son de Pórtico.

Pues nada, aquí acaba la crónica del bautizo… Deseando estoy que llegue el primer cumpleaños de la NSN, para organizar una fiesta con globos, chuches, tarta, detalles y mucho más. Sólo quedan 9 meses, eso no es nada ;). Yo ya estoy ahorrando. Reservad el día…

¿Y vosotros qué detalles habéis dado o habéis recibido en un bautizo? ¿Algo original? ¿Cuál os ha gustado más?

La niña sin nombre en facebook.

Lugares por descubrir: Magasand

Me cuesta ponerme las pilas y hacer un plan como el de hoy… Porque la logística a la hora de salir con un bebé es complicada. Aprovechando que tenía médico en el centro, me he levantado pronto, bueno prontísimo y me he ido de paseo matutino con la NSN y nuestra amiga Irene. Lo de salir con el bebé a cuestas puede parecer difícil porque muchos lugares no están adaptados al carrito y a las necesidades de un bebé.
Pero la NSN siempre me dice: «Mamá, no te preocupes, que a mí no me importa… Yo con tal de salir». Y es verídico, que la señorita se ha pasado casi toda la mañana durmiendo, perfectamente acoplada en su maxicosi, como una auténtica reina, divisando su reino desde su trono… Así que hoy hemos descubierto un lugar espectacular, aunque con acceso poco adaptado… Es Magasand… Lo tenía en mi lista de lugares por descubrir, pero ha sido mi amiga Irene quien me ha llevado. Me ha encantado. Nos hemos remangado para subir el carrito por las escaleras empinadas de su entrada, pero ha merecido la pena y mucho.

Se trata de un espacio muy agradable, con mesas corridas, lámparas retro y unas delicias que mmmm… Te pasarías el día comiendo sandwiches, tartas caseras, ensaladas riquísimas. Todo con un estilo y un ambiente propios de Londres o Nueva York… Es un café idóneo para un desayuno, un brunch o una comida rápida… Pero, aunque se definen como comida rápida, no puedes evitar quedarte un rato, ojeando las revistas de diseño y tendencias que tienen en la planta baja.

Muy cerca del Retiro es un plan perfecto para pasar una mañana de jueves al sol… Como nosotras que, después de un desayuno para recargar pilas, nos hemos recorridos las calles colindantes, mirando escaparates y disfrutando de una mañana preciosa.

Y como su web no les hace justicia. Aquí incluimos unas fotos de la niña sin nombre y de lo que más nos ha gustado…

* La terracita ahora con el buen tiempo está genial.

* ¿No son preciosas las lámparas?

* Hay una selección buenísima de tés. Un desayuno (té + croissant) sale por unos 3€, así que está dentro de la media de lo que puedes encontrar en Madrid.

* La carta tiene formato de revista de diseño, papel offset e ilustraciones muy chulas… Supongo que no cambiarán mucho el menú… Porque si no vaya gasto.

* En la planta de abajo puedes consultar revistas y también bajarte la comida.

Una de las revistas que he encontrado y descubierto en Magasand es Tiny Weenie«Un nuevo manual de estilo para niños y padres (y también una revista con buenas fotos con el mundo infantil como común denominador)». Habrá que seguirle la pista.

Hasta aquí este lugar descubierto, ¿os ha gustado?

Gracias Irene!

La niña sin nombre en facebook.

Crónica de un bautizo mágico

El día 11 de Marzo a las 12 horas comenzó el bautizo de la NSN… Cuando pensaba en su bautizo hace unos meses quizás lo visualizaba de otra manera: con todas aquellas personas que son tan especiales para nosotras y que han estado ahí durante estos meses, con mayor preparación (todos esos detalles que tenía en mente) y en un lugar distinto. Pero las circunstancias y el hecho de vivir lejos nos hicieron optar por un bautizo mucho más íntimo y por una organización de apenas una semana… Pero cuyo resultado fue tan especial que merece la pena compartirlo con vosotros.

La luz con la que amaneció el día ya hacía pensar que iba a ser un día que no olvidaría la NSN nunca. A las 11 horas estábamos en casa vistiéndola con un vestido precioso blanco, con lazos rosas, con su capotita y sus zapatos a juego, que no le duraron ni un minuto (me parece demasiado pequeña para llevar «papes»)… Parecía una princesita… Su sonrisa, que la acompañó todo el día, la delataba. Estaba emocionada y feliz. Ya estábamos listos. La MNSN con un vestido de Mango, de la temporada de primavera del año pasado, que me compré para la boda de una compi y que me parece precioso. Es comodísimo y muy elegante, ¿no os lo parece? Creo que va a ser el vestido comodín para muchos eventos más. Este vestido tiene un toque vintage que, junto con mi cara de antigua de los años 20, me hacen parecer que he salido de la serie Downtown Abbey o que soy extra en la peli The Artist, que tanto recomiendo. Me hubiese encantado vivir en aquella época… Eso no lo niego. Pero lo de parecer como sacada de una foto antigua no lo hago a conciencia. Si que es verdad que me gusta ese estilo, pero mis ondas, mi corte de pelo y su color son más casualidad que otra cosa. El PNSN también iba guapísimo, como la ocasión lo merecía. Que cuando se pone tan elegante me enamora como una quinceañera, aunque esto no se lo digo, se lo vaya a creer.

* detalle del vestido de la NSN.

La iglesia elegida, la de nuestra boda, hace ya casi dos años. Es una Iglesia preciosa, muy sencilla pero cuyo entorno me cautivó desde un primer momento y eso que es muy decadente… Eso precisamente es lo que me encanta. Aquí os enseño una foto de ese día tan maravilloso, que otro día os contaré con más detalle.

*foto de mi ex-compi Lisa.

*foto preciosa de mi amiga Adri (cuyo blog de diseño no os debéis perder ;)).

Ahí estábamos puntuales… La NSN dormida, tras su traqueteo en el coche, que le gusta el movimiento… Din don… Las 12. Hay que coger a la NSN para que reciba su bautismo. Se despertó enseguida, pero, contra todo pronóstico, no se puso a llorar… Ella sabía que tenía que ser buena… Y así estuvo durante toda la ceremonia, muy atenta a lo que el cura le decía, porque era algo serio y no podía distraerse.

El agua bautismal le sentó divinamente, nunca mejor dicho, porque ella, que es muy calurosa, quería refrescarse y estaba muy atenta a que es el signo más importante de la ceremonia. Luego le pusimos su capotita. Y ya al final de la ceremonia es cuando se puso penosilla… Así que acabada la ceremonia, y una vez que la NSN se alimentó, nos dirigimos al lugar donde lo celebramos.

La historia del lugar está ligada a la historia de Málaga. Es una parcela preciosa, con unos jardines, que enmarcan una casa señorial de finales de siglo XIX. Todo el conjunto tiene un encanto histórico y una belleza que no te dejan indiferente. Hace dos años nuestra primera opción para casarnos fue ésta, pero nos parecía un lugar idóneo para una boda de tarde o para menos personas… Así que quedó en el olvido. Pero sabíamos que algún día celebraríamos algo allí y cuando el PNSN lo propuso mis ojos brillaron porque no puede gustarme más Limonar 40. No sólo el espacio: los jardines, la casa con sus preciosos salones, sus techos altos, enmarcados por lámparas antiguas, sus balcones y sus pasillos lo hacen especial, sino también su personal, que son encantadores. Desde aquí quiero agradecer a Patricia su buen trato.

Al llegar disfrutamos del sol y del jardín con una copa de bienvenida.

Para después pasar a la casa y recorrer sus pasillos, su escalera infinita y llegar al salón 44, donde nos esperaba el almuerzo. Cuando estás allí, el ambiente te transporta a finales del Siglo XIX… La entrada al salón, precedida por una maravillosa puerta y un espacio para los camareros, es majestuosa.

Pero quienes realmente hicieron esta primera parte del día tan especial fueron nuestras familias, que no pueden ser más maravillosas. Siempre están ahí, apoyándonos en todo y dándonos todo su cariño, que es muchísimo más de lo que jamás pude imaginar (sí, hoy estoy muy ñoña…).

Hasta aquí la primera entrega del bautizo de la NSN… ¿Qué os ha parecido? Mañana os enseñaré el menú y el detalle que preparé (a toda velocidad) para la familia, que arrancó sonrisas y lágrimas…

La niña sin nombre en facebook.

Daily: Superwomen…

«Cuando seas madre sabrás de repente: cocinar, coser, planchar, leer la mente, anticiparte a los hechos, multiplicarte, saber si un niño tiene fiebre… Y todo eso sin romperte una uña»… Esto me decía mi querido amigo Alex antes de que naciera la NSN. Es el síndrome de SABELOTODO que cualquier madre terrenal adquiere, sin saberlo ni darse cuenta, en el momento que le dan a su retoño después de unas horas de sudores y contracciones (en mi caso 12 horas, ahí queda eso…). Al menos después de ese sufrimiento me convierto en una SUPERWOMAN o al menos eso creía yo…

¿Coser? No es que no sepa es que ni siquiera lo he intentado… Me he llegado a gastar 6 euros en coser un agujerito a una rebeca (que valía 15€)… No se lo digáis al PNSN que estas cosas no las soporta.

¿Planchar? Bueno, esto si, todo hay que reconocerlo… Pero ya sabía antes de ser madre. Aunque os parezca mentira es algo que me desestresa (¡Si!, soy un poquito rara que le vamos a hacer…).

¿Leer la mente? ¿Qué adivino cuando la NSN tiene hambre o sueño? Pues si, pero me ayudan sus berridos… Así que no vale. Esto aún está por desarrollar…

¿Multiplicarme? A ver… he conseguido dar el pecho a la NSN a la vez que hablo por teléfono, como o escribo. Y he conseguido dormirla en la mochila al mismo tiempo que hago de comer (por esto último creo que podrían denunciarme…).

¿Cocinar? No hay cosa que menos me gustase en el mundo… Pero cuando estaba embarazada me entró el agobio de pensar en cómo iba alimentar a mi retoño si no sabía ni hacer unas lentejas… La leche materna ha ayudado bastante… Pero por no imaginarme a la NSN enganchada hasta los 20 tenía que ponerme las pilas. Y me dio por comenzar por la repostería. Me visualizaba como la perfecta madre, casada, esposa, amante… que recibe a sus retoños con una bandeja de galletas con forma de corazón, decoradas con crema de fresa…

Mi primer experimento fue el resultado de esta receta… Y he de decir que estaba bueno… La emoción culinaria se quedó en un par de bizcochos… Ahora de lleno en la dura tarea de la crianza… he vuelto a los «tuppers» de las queridas abuelas y a los platos facilones… Así que creo que la maternidad en vez de aportarme conocimientos me los ha quitado…

Os dejo la receta del KARROTE KUCHEN…