Tag Archive | dedicatoria

El PNSN, bloguero por un día: Día de las Madres…

Esta semana estamos de suerte, que sí que no cayó ninguno de mis suspiros de amor de mi Wish List… Ya me lanzaré este fin de semana próximo a las calles o a una tienda online en busca de un súper autoregalo de «madre no hay más que una» jeje. Pero se puede decir que recibí el regalo más bonito que pudiera imaginar. El PNSN (padre de la NSN, para los menos duchos en la materia) no suele leerme (el «suele» es por no sentirme tan mal), vale, que no me lee ni un día, vamos… Al principio quizás me molestaba un poco porque no lo entendía, pero luego pensé: «mejor, que si no, conociéndolo, seguro que empieza a «meter tijera» y me hace censura a todo lo que escribo y tenemos que cerrar el chiringuito». Es verdad, que el PNSN no es asiduo a blogs ni redes sociales, se dedica a maldecirlos y a criticarlos sin compasión… Pero él es así, tan extremista que pasa de no leerte a hacer su primera (y última, creo) colaboración para el blog. Y sin más preámbulo, aquí os dejo con su post, su primer post, su último post, sea como fuere, os dejo con su dedicatoria para este primer Día de la Madre que celebramos el domingo. Y que, por cierto, me ha encantado.

Para la MNSN

El día de la madre… ¿¿Cómo es que sólo hay un día de la madre?? ¿¿Sólo hay una jornada en la que trabajan?? Pues si sólo hay un día para las santas madres, los padres nos vamos a tener que pedir vacaciones anticipadas para poder sustituirlas… ¡¡Pero para todo el año!!

Y ya entrando en materia, ¿qué podemos decir de la MNSN? Pues que es su primera onomástica, y hay que celebrarlo por todo lo alto. Parece que fue ayer cuando el PNSN se acercó tímidamente a la MNSN, hace ahora casi 9 años, y pudo arrancarle la primera sonrisita, porque boca con gesto de alegría, es sin duda gasolina para un auténtico PNSN. Cada día es el objetivo o mandamiento principal, ya que por la noche, al hacer balance con la almohada, no puedo cerrar los ojos y pensar que no he conseguido arrancarle una sonrisa a mi mujer, la madre de mi preciosa niña y la que me ha hecho el hombre más feliz del mundo.

La expresión “media naranja” la tengo clara desde el día en que te conocí, MNSN. Porque mira que somos distintos… pero a la vez tan iguales. Nos complementamos perfectamente, una sola mirada es equivalente a una charla de 30 minutos y como decían Los Panchos, “si tú me dices ven, lo dejo todo”. Que cumplas muchos más días de las madres y los blogueros  apasionados por la NSN, lo sigamos celebrando. Continua escribiendo sin parar MSNN, que quien lo sigue, lo consigue y yo te voy a ayudar en todo.

Y aprovechando la ocasión, voy a romper un lanza por las madres de antaño… Esas que nos criaron tan bien durante los 70 y 80… Bueno vamos a ampliar el margen a los 60 que si no se me pone alguno celosón y no es plan de que se nos caiga algún bloguero de la cuenta diaria que estamos en plena crisis… Pues sí, estas amadas madres que tenían muy claro ciertas cosas que estamos perdiendo en los últimos tiempos:

– Al niño no le gusta las lentejas, pues hay lentejas de desayuno, de almuerzo, merienda y cena (si se te ocurre levantarte a la nevera de madrugada, como león en la sabana persiguiendo ñus, justo coincide que alguno de tus padres va al servicio…). En resumen, las lentejas ahora es mi plato favorito.

– ¡¡Mamá cómprame la moto!! ¡¡Mamá cómprame la moto!! ¡¡Mamá cómprame la moto!! ¡¡Mamá cómprame la moto!! Dos años sin parar de pedirla y no hay manera… En resumen, mamá y papá, ¡gracias por no hacerme caso porque es un peligro un chaval de 14 años con moto!

– Nene estudia si quieres ser algo… Nene estudia si quieres ser algo… Nene estudia si quieres ser algo… Nene estudia si quieres ser algo… Estas frases hay que multiplicarlas por dos ya que tu padre se unía siempre a esta opinión e incluso podía elevar amablemente el tono… En resumen, si puedo trabajar es gracias a hincar codos.

– Al final te vas a caer, al final te vas a caer, al final te caes… Y ya ves si te caías… Que te dabas la hostia de tu vida… Las lágrimas saltadas. Pero a la pregunta de tu madre: “Ya te lo decía yo, ¿te has hecho daño?” «¡Que va! si lo he hecho en broma», respondías tú.

Y remate final con anécdota de tía o abuela que les encanta ejercer de madre. Siempre con buenos consejos, que ahora con la llegada de la NSN, voy recordando de repente. Ese día de cumpleaños, o ese día festivo que la podías ir a ver y te llamaba cinco minutitos antes de irte con tus padres, provechaba algún lugar escondido/oscuro de la casa y te decía al oído, a la vez que te daba un billetito de 1.000/2.000 ptas.: «Chssss no le digas nada a tus padres que si no, se van a enfadar mucho con los dos…». ¡Os quiero mucho madres/tías/tietas/abuelas!

Pasad un gran día, mamis del mundo entero. Sin vosotras no somos nada.

Fdo: PNSN

Leyendo esta dedicatoria no puedo más que acordarme del libro que la semana pasada se publicaba Como no ser una drama mamá  y que el PNSN no conoce, pero que seguro que le encantaría regalarme. ¿Le damos el aprobado al PNSN como bloguero por un día?

La niña sin nombre en facebook.

Daily: Amiguita del alma querida…


Ayer a las 23.00 horas nacía Helenita, la amiga del alma de la NSN. Ellas todavía no lo saben, pero van a ser amigas del alma. Y si no ya me encargaré yo de obligarlas por la fuerza, amenazarlas con quitarle la paga o sobornarlas con deliciosos cupcakes de Cupcake Madrid. Aunque las distancia las separe, se reencontrarán en el mar azul, en las noches estrelladas y los poyetes marineros…

Ahí, en algún Rincón del sur, donde hace 25 años se conocieron dos niñas que estaban destinadas a ver pasar la vida juntas. Y es que cumplir los 5 años, en plena infancia, pegándonos  los mocos, intercambiando cromos, sobres y cartas olorosas y customizando la Chabel… Eso te une y mucho.

Ella esperando cabizbaja que mi madre me levantase los castigos, que me encontraba en mi cuarto llorando desconsolada, un día sí y al otro también. Yo esperando que ella terminase los deberes o sus cenas interminables, que cuando se acababa el pescado ya era hora de volver a casa y tan contentas. Yo diciéndole a lo que jugábamos y ella acompañándome siempre. Dos polos opuestos que se acercaban cada verano, para vivir sus aventuras como Pili y Mili porque no necesitábamos a nadie más…

Jugando a las paletas a lo Arancha Sánchez Vicario y Steffi Graf hasta agotarnos, para después reponer fuerzas yendo a la casilla de hojalata a por 5 duros de chuches, 5 porque era día de fiesta y vuelta corriendo a casa a ver el Karaoke de Telecinco, ese que iba por todos los pueblos captando talentazos. Esto creo que era cosa suya porque yo el oído lo perdí un día allí, de donde nunca más vuelven las cosas olvidadas. Para terminar el verano tristes, subiendo de la playa, yo apoyada en ella y ella quejándose, sólo un poquito, porque como siempre decíamos:  «si yo fuera el hombre y tú la mujer teníamos las estaturas perfectas».

Y así fueron pasando los años… Cada una por su camino, pero siempre unidos por una amistad que traspasa los malos momentos, las aventuras y las desventuras. Hasta llegar a hoy, cuando mi amiga del alma, la niña de ojos grandes, mi Elita ha sido madre y yo me emociono porque, cuando una es madre, lo vive con más intensidad, como si la NSN acabara de nacer de nuevo… Y en cierto modo sí porque ha nacido su amiga del alma.

Bienvenida Helenita. Te estábamos esperando.

La niña sin nombre en facebook.