Tag Archive | Diario Sur

Suspiros de amor: profeta en mi tierra.

¡Uf! ¡Uf! ¡Uf! No, no estoy de parto… Estoy haciéndome a la idea, mientras me tomo una tila doble, de que LA PANTALLA DEL 8J MIDE 9 METROS.

(Respiración profunda).

Pero, ¿qué necesidad hay de llevar ese pantallón? A ver… Que con un IPad para que lo vea la primera fila basta… Blanca me he quedado cuando me lo han dicho desde YO DONA esta mañaana:

– Esta noche te mando la presentación para que me confirméis que no hay ningún problema con el formato. (Pensamiento: «o que me invitéis a no presentar»). No creo que tengáis problema, se verá bien. (Pensamiento: «será una pantallita como de colegio»). ¿Qué tamaño tiene la «pantallita»?

– Es «grandecita», unos 9 metros.

 

(Toso, carraspeo, me quedo sin voz).

Eso se dice antes, venga hombre.

– ¿Quieres ser ponente?

– Anda ¡¡qué bien!! Gracias por pensar en mí (y bla, bla, bla…).

– La pantalla mide 9 metros.

– ¡Aja! Gracias, no me esperes…

En fin, a estas alturas creo que no hay marcha atrás. Tengo pesadillas con que una pantalla enorme quiere matarme o, lo que es mucho peor, decide que mi presentacion no se ve, desaparece por arte de magia, explota o en cierta diapositiva deja de funcionar. Tengo pesadillas con que me quedo en blanco, tartamudeo y hablo con la Z sin parar… Bueno, no son pesadillas, son pensamientos mientras voy en el metro pensando en llegar a casa y terminar la dichosa maravillosa presentación. Ahora después de una tarde-noche de tareas de #malamadre, he decidido escribir un post antes de terminarla. Porque no es sólo acabarla, no. Tengo que acosar al PNSN para que me escuche, me sirva de público entregado, una y otra vez (chistes incluidos) y me diga que tengo razón en todo y que soy la mejor sin rechistar. No hay tiempo para críticas poco productivas, que no ayudan en nada.

A esto hay que unir que la personal shoppeor también me ha puesto nerviosa a mí misma. Tengo que pensar si quiero dar una imagen sería o informal, si decido ir con traje de chaqueta y corbata o si me pongo el traje de gitana o la bata de cola para despistar. Lo más importante al final es la petaquita camuflada que me estoy agenciando… Porque he pensado que mucho mejor un buen trago que me ponga chisposa a un lexatin que me ponga amuermada.

Dejemos a un lado el pantallón maligno y los daños colaterales, que yo hoy pasaba por aquí para dejaros el reportaje que publicaron ayer en El Diario Sur. Que me emocionó y me hizo sentir en una nube durante todo el día. Encima ayer cuando salió en el periódico estaba en tierrasanta.

 

laninasinnombre_diariosur

 

Y sí el final se cortó, el texto no quiso terminar, prefirió quedarse así sin final, inacabado y a mí me parece que así es aún más bonito, queda abierto a la imaginacion. ¿Por qué no?

Vale, que no engaño a nadie, el final decía así: «no olvides su lema: nunca dejes de soñar».

¡¡¡¡Feliz semana!!!! 5 días y nos vemos. Bueno, yo no veré a nadie (por mi enajenación mental), vosotros creo que sí me veréis. Seré la niña sin vergüenza paralizada delante del PANTALLÓN.

La niña sin nombre.