Tag Archive | Diseño infantil

Biutifulzin: despedida y cierre…

Que sí, que todo llega, que cierro el chiringuito, que me piro vampiro, que desconecto y echo el cierre de este «tinglao» hasta septiembre. Que me despido de vosotras, que os dejo tranquilas tres semanas. Porque esta que escribe ha prometido a su consorte, a su hija y al mundo entero no escribir en el blog en vacaciones aunque me ocurra la mayor de las desdichas, aunque me pique una medusa, pise un erizo y me muerda una piraña al mismo tiempo. Y yo como soy una mandada, no puedo más que obedecer. Porque realmente, muy en el fondo, ahí donde casi no llego a divisar, en mi interior, sé o intuyo que necesito ese descanso, desconectar para volver con fuerzas renovadas. Así que iré apuntando en una libretita todas las aventuras para luego contároslas así de golpe y que os de un colapso.

A día de hoy soy la única superviviente en Truman Residence. La casa sin nombre se ha convertido en un hospital improvisado y tengo a la NSN y al padre de la criatura, que es muy envidioso él, en cuarentena. Las madres somos fuertes, no nos quejamos y seguimos cumpliendo nuestras tareas. Pienso firmemente que no se trata de una Brigada Secreta, sino que es un mal de ojo en toda regla, de esos de toda la vida, de con una mirada fulmino a tu familia y te quedas tú tirando del carro bonita, preparando maletas, conduciendo rumbo a tierra santa y sin rechistar, que como yo me queje esto se va a pique.

Pero me da igual, a un día de la huida, nada ni nadie va a perturbar mi paz interior, así que hoy voy a dormir ya con el biquini y la pamela puesta para ir haciéndome el cuerpo. Atrás queda el horror de la cuenta atrás, un año de mucho esfuerzo y trabajo y por delante llegan días de comidas familiares, quedadas con amigos, días con unos abuelos, días con otros abuelos, bodas, cumpleaños, comida con unos abuelos, comida con los otros abuelos, fiestas de guardar, playeo, rabietas, discusiones… ¡Ay!, me callo, que me estoy agobiando.

He pactado con el PNSN que no puedo desconectar 100% del mundo 2.0, que una drogadicta como yo necesita su dosis para no volverse tarumba-tarumbera. Así que me deja mantener en abierto el WhatsApp con mis socias y el Instagram. Sí, yo quiero ser como las blogueras famosas que quieren seguir mostrando su vida con filtros y postureo del bueno durante las vacances. Además lo hago por vosotras para que no sufráis demasiado mi ausencia.

laninasinnombre_vacaciones

«Déjate de rollos y di el ganador» – Tengo poderes y escucho lo que pensáis.

Vale, vale… Si ya sé yo que me queréis por lo que me queréis. Por lo que tengo, no por lo que soy. Imposible sería elegir a uno de vosotros porque sí… Así que he tenido que acudir a Mr. Random para que él, de la mano del malogrado PNSN, elija el ganador, ¡qué digo!, los ganadores. Porque me habéis dicho cosas tan bonitas que me habéis llegado al alma y uno me parecía poco. Me encantaría haceros una a todas, pero bueno… Poco a poco iré haciendo más sorteos.

GANADORA 1. MOUSIKH. ¡YEAHHH!!!

Me hace mucha ilusión que sea una de las ganadoras porque es genial y siempre tiene bonitas palabras para todos, su blog fue el primero que seguía de maternidad y me regaló consejos muy buenos. ¡Enhorabuena!

Pues te admiro por haber creado un blog con un diseño tan chulo y tan bien organizadito y porque aunque digas que no sabes cocinar, con él has encontrado la receta perfecta combinando humor, amor, un poco de ironía y un mucho de inteligencia.
Feliz cumpleaños guapa!!!

Captura de pantalla 2013-08-08 a las 12.18.51

GANADORA 2. NOEMÍ.

Hay gente con suerte. Noemí me decía esto:

Felicidades guapísísima! Si es que hasta con ojeras tienes buen humor… Lo que más me gusta de tu blog es la NSN y luego tú. Porque le pones ese toque andaluz que a esta catalana tanto gusta a todo lo que cuentas. Y ahora voy a hacer presión, mañana es mi cumple así que podría tocarme a mí esa lámina, no? Porque a ver, la mayoría de edad no la alcanzo pero la adolescencia me sienta la mar de bien… Un beso!
Así que felicidades por tu cumple con una #biutifulzin y gracias por estar ahí, que eres de las que me siguen desde el principio. ¡SUPER YEAHHH!

Captura de pantalla 2013-08-08 a las 12.19.29

Escribidme un e-mail con la #biutifulzin que os gustaría tener. Y en septiembre la tendréis :).

A las demás, besos, abrazos, achuchones… ¡¡Disfruten de agosto!! YEAHHHHHH

laninasinnombre_playeo

La niña sin nombre con el cerebro desconectado.

Biutifulzin: cosas bonitas para acabar la semana…

No me gusta acabar la semana con llagas y encima mal humor. Así que vamos a alegrarnos un poquito con las #biutifulzins de esta semana. Quería compartirlas con vosotros porque son distintas y especiales. A mí me encantan, espero que a vosotros también. 

– Quiero q me salgan cosas de los mofletes, y me acompañe un apuesto señor con barba… (Así comenzaba un e-mail que recibí hace unos días…).

Eso quiere decir que nunca dejas de soñar y de idear lugares llenos de cosas bonitas a los que escapar cuando no puedes más, cuando necesitas respirar o simplemente cuando quieres disfrutar y sonreír…

Pues dicho y hecho. Y no pueden estar más guapos ellos con esos mofletes conectados a las nubes. Porque las #biutifulzin no son sólo para niños y la primera en arriesgarse a ser ilustrada por la niña sin nombre ha sido mi querida Remorada, que con su amore no pueden hacer una pareja más bonita…

laninasinnombre_laminas_adultos

Os preguntaréis, «¿qué es eso de persistimos?». Pues ella misma nos lo cuenta:

Palabra de Remorada: «Creo q lo q mas nos identifica es «sí, persistimos». Y es q cuando nos casamos nos leyeron medio código civil y cuando acabo nos preguntaron si después de haber escuchado toooodos los deberes y responsabilidades del matrimonio persistíamos en la decision de unir nuestras vidas y respondimos «sí, persisto!» Cuando normalmente se dice «sí, acepto!. XD».
laninasinnombre_laminas_adultos_2
Así que si os animáis a tener una lámina bonita, no dejéis de decirme. Yo hoy me voy con el corazón contentó a la cama después de haber preparado el paquetito con el globo volador de esta biutiful pareja.

Pero ya sabéis que mi debilidad son los niños/as sin nombre. Y no me voy sin enseñaros el último reto de esta mami:

Palabra de super mami: «Hugo tiene un compañero muy especial del que no quiere separase nunca, su muñequito-trapito Miski. Desde que nació le encanta la música y  desde que tenía apenas semanas sintió predilección por una canción en particular que le tranquilizaba, le ayudaba a dormir, le hacía reír… Esa canción es «Un barquito de cáscara de nuez» de Miliki… Me gustaría tener una lámina que reflejara estos sentimientos. Había pensado que podría ser Hugo y Miski dentro de un barquito de cáscara de nuez, con una frase, como por ejemplo «Hugo y Miski navegando por los mares del sur»…».

laninasinnombre_laminas_niños

Y para dar por cerrada la temporada profes, os dejo con la última que me han encargado esta semana, de un peque más que guapo, que tiene una mami genial, a la que tengo mucho cariño y que ha escrito un texto de despedida para la guarde de suspirar de amor.

laninasinnombre_laminas_profes

¿Os han gustado? Espero que sí.

¡Feliz finde!

Yo a coger fuerza para volver el lunes a tope de energía.

La niña sin nombre.

Biutifulzin: laminando el verano sabe mejor…

Hoy es un martes que sabe a lunes para mí. Después de un fin de semana largo en #tierrasanta, la vuelta a la realidad está siendo muy muy muy dura. Yo que ya tenía cuerpo de vacaciones, con mi nuevo corte de pelo a lo «garçon», mi piel olvidando la palidez, el gustillo de mojito en los labios, la arenilla entre los dedos de los pies y el cerebro abandonado a su suerte en remojo en la mesita de noche… Y ¡ZAS! En unas horas ya estoy de nuevo estresada, con mi antifaz marcado y el color de flexo apoderándose de mi piel.

Sí, que soy una quejica redomada, lo sé. Eso me pasa por desconectar y pasármelo tan bien. Hoy para superar esta depre postfinde voy a laminar… Que tengo trabajo retrasado.

«Me gustaría un cocodrilo deshojando una Margarita con mensajes en francés…».

No, no he perdido el Norte. No, no es un pensamiento a lo loco o un cuento imaginario, es el último pedido que una mami bloguera (esta mami bloguera) me hacía la semana pasada. Ante esto, tenía dos opciones: quedarme paralizada o gritar. Pensé «cómo mola, las mamis, las clientas ya no sólo me hacen pedidos, sino que me retan!!!!». Así nació el cocodrilo enamorado…

NSN_cocodriloenamorado

Últimamente me paso las noches laminando. Cuando la NSN cierra sus ojitos, yo abro bien los míos para hacer realidad las ilusiones de las que me escribís. Me encanta dar forma a vuestras historias a través de las láminas.

Y estas son las últimas que han llegado a su destino… Láminas que cuentan historias.

NSN_laminas_personalizadas_jun

* Historias como la de la mami que enseñó a nadar a unos patitos o la de dos hermanos que vuelan juntos o unas profes que no se olvidan… 

NSN_laminasbautizo

* O estos recordatorios tan especiales de Junio. 

NSN_recordatoriosnacimiento

* O los recordatorios de Sophie que viajaban a Alemania en tres idiomas antes de que ella naciera. 

Espero que os gusten. Os iré enseñando más. Además estoy preparando sorteo y descuentos especiales. Que es verano y hay que celebrarlo aunque estemos lejos del mar… Si queréis una lámina personalizada que cuente vuestra historia, sólo tenéis que escribirme a laninasinombre@gmail.com

Aprovecho este e-mail de #biutifulzin para deciros el nombre de la ganadora del:

Sorteo de LEGO. Ella es… Redoble de tambores!!!!

****** MARÍA POSE ****** CON EL COMENTARIO NÚMERO 6 *******

Imagen 2

Please, María escríbeme un e-mail con el regalo que eliges y tu dirección para hacerte llegar el regalo. ¡¡¡Enhorabuena!!!

La niña sin nombre.

Biutifulzin: fin de curso

Sí, yo era empollona, empollona de las de verdad, de todo 10. De llorar por las esquinas porque tuviese un día malo y bajase de esa nota. Ahora, con el poder que me dan los años y la vejez prematura, me hace gracia recordar mis agobios infantiles, pensando que se acabaría el mundo si no terminaba los deberes un día. Pero claro, siempre hay una primera vez para todo. Y la primera vez que me tuve que estudiar una hoja fue un acontecimiento en la casa del sheriff. Si es que empollona era, pero qué trabajo les daba a mis padres. Mis días de castigos encadenados ya os los contaré en otro momento, con un GT en la mano.

Era 1º de EGB. Yo me creía super mayor y madura, pero tonta de remate. Me senté en mi mesita de estudio tamaño Los Diminutos y comencé a intentar aprenderme la lección 1 del tema 1: seres vivos y seres inertes. Ahí es nada. Como la paciencia no era una de mis virtudes hasta que fui madre, a los 5 minutos corrí en busca de mi querida madre con el corazón «encogío» (esta palabra nunca la puedo decir sin acento) sin poder explicarle lo que me pasaba: «Buaaaaa, que que es que… No sé estudiar mamá». Qué penica daba la verdad.

Después de media hora mi madre consiguió calmarme y enseñarme que sólo tenía que leérmelo una y otra vez, una y otra vez, hasta que lo fuese asimilando, que tenía que entenderlo y no memorizarlo como un papagayo… Una lección para toda la vida, sin duda.

Era adicta al colegio. Y cuando llegaba el fin de curso tenía sentimientos encontrados. Felicidad porque llegaba el verano y me iba a la playa, felicidad porque se acababa la dichosa fiesta fin de curso y dejaba atrás el ridículo que me daba ponerme en mallas para hacer la coreografía de turno y felicidad porque llegaba el momento Santillana y mi esperado cumpleaños. Tristeza por dejar de ver a mis compis, a los que mandaría cartas durante todo el verano como si me fuese a otro país, tristeza por no ver a los profesores: a Don Manuel, a Don Antonio, a Don Diego, a Don Miguel… que se quedarían grabados para siempre, pero no tan importantes como Don Draper, claro. Así que para mí siempre fue un poco traumático el fin de curso, por una cosa u otra. Hasta que me hice mayor y con ello abrí los ojos a la realidad, llegó el instituto y las noches en vela de estudio infernal por querer seguir sacando la mejor nota. Llegó la Universidad y lo último que me importaba era la nota. Y llegué a Madrid y la tesis acabo con las pocas neuronas que me quedaban.

Ahora es fin de curso. Y muchas vais atacadas por la vida, preparando las funciones de vuestros peques. Yo estoy por hacer una función en petit comité con el PNSN, Miss Nicaragüense y la NSN como protagonista, actriz principal, secundaria y de reparto, que ella dramática es un rato. La función se titularía: «No», que es su palabra más repetida, es capaz de decirla en 100 modulaciones distintas y con varias intensidades hasta llegar a decibelios de rotura de tímpano. Le pondría el vestido de bailarina de Lacitos on the Door, que más preciosísimo no puede ser (con el globo volador de la NSN), y le regalaría a Miss Nicaragüense como maestra una lámina como esta.

laninasinnombre_lacitosonthedoor
¿Qué os parece? Este mes de junio he ido tan mal en todo que no he podido contaros nada de estas láminas personalizadas antes, que seguro que harían las delicias de los/las profes. Pero bueno, aquí os dejo la idea por si aún andáis en búsqueda de regalo.

laninasinnombre_laminas_profes
¿Y vosotras cómo recordáis el fin de curso?

La niña sin nombre.

Suspiros de amor: una historia de pau i amor

Las que me seguís desde hace tiempo sabéis que para mí la lactancia fue una experiencia maravillosa, pero corta. Le di el pecho a la NSN durante 4 meses. La vuelta al trabajo, a una jornada completa y la distancia trabajo-casa me hacían imposible continuar. La primera idea fue mantener la lactancia por las noches, así no rompería el vínculo con ella tan bruscamente y la separación entre nosotras sería más fácil. Pues no fue así. Destetar a la NSN fue una tortura, para mí y seguramente más para ella. No quería el biberón. Ninguna tetina del mercado, ningún sistema alternativo, ni con mi leche ni con la de fórmula… Los gritos se escuchaban en todo Truman… Pero no os voy a aburrir recordándolo, así que para las que quieran saber mi experiencia pueden leer el ataque del biberón AQUÍ.

Al dejarlo de manera tan radical, lo eché mucho de menos, me costó dejar de sentirla tan cerca. Por eso, cuando recibí hace un mes el pedido de esta lámina se me pusieron los vellos de punta. ¿No os parece una foto maravillosa? Pero no, no es cualquier historia, es una historia muy especial. Y como yo nunca podría contarla como ella, os dejo con sus propias palabras:

——-

La espera para poder tener a nuestro bebé ha sido de casi 4 años. Durante este tiempo nunca me planteé la posibilidad de poder amamantarlo, pero cuando faltaba medio año aproximadamente, oí hablar de ello a una amiga y de repenté se encendió una luz. A partir de ese momento empecé a buscar información en Internet, cada vez me convencia más, hasta que un dia me puse en contacto con una asesora sobre lactancia de la Asociación “Alleta”. Ella me facilitó documentación seria, me supervisó y me presentó a una pediatra pro-lactancia que se ofreció encantada a seguir mi caso.

La lactancia inducida es dura, se necesita constancia, perseverancia y es imprescindible que alguien cercano te apoye moralmente. En mi caso, tenia mucho apoyo por parte de mi marido y de las profesionales que se ofrecieron a ayudarme a cambio de nada.

Me prestaron dos sacaleches, uno doble eléctrico y otro manual, y así empecé con la estimulación: 10 minutos cada 3 horas, noche incluida. Dejando de lado la constancia que se necesita, es duro psicológicamente, porque no tienes la certeza de que van a asignarte un bebé de pocas semanas, cabe la posibilidad que sea un niño un poco más mayor , por lo tanto, puede ser que todo lo que estás haciendo no sirva para nada, aunque sentía que en la larga espera era lo único que yo podía hacer de manera activa.

A pesar de toda la información que había leído, era un poco escéptica. Me parecía rarísimo que pudiera producir leche. Hay gente que se estimula hormonalmente con anticonceptivos y domperidona para producir más rápido y más cantidad. Yo decidí no hacerlo, y probar solo con estimulación mecánica. A los 10 días aparecieron las primeras gotas. Esas gotas fueron aumentando muy poco a poco, día a día.

Recibimos la llamada de la asignación a los 2,5 meses de estimulación. Cuando el bebé llegó a casa se enganchó a la teta increíblemente bien, parecía un experto y eso que llevaba 10 días con biberón, de hecho, des de su nacimiento. A partir de entonces, supongo que empecé a segregar oxitocina de forma natural, porqué la producción se disparó. Un bebé siempre es mucho más efectivo que un sacaleches y más estimulante. Como mi producción era poca para poder alimentarle al 100%, empezamos con lactancia mixta: leche de fórmula combinada con leche materna. Así que me hice con dos relactadores o suplementadores de lactancia, (una especie de biberón con un pequeño conducto que va hacia el pezón, que sirve para que se tome la leche de fórmula a través del pecho de la madre, estimulándolo a la vez que se alimenta). Al principio daba mucha importancia a la cantidad que yo producía, me frustraba no poder alimentarlo al 100%. Más adelante, mi pediatra me hizo entender que no era importante el QUE le daba sino el COMO se lo daba. La teta es un 10% alimento, el 90% restante es amor, ternura, consuelo, vínculo, seguridad, etc. Realizamos controles pediátricos a menudo para comprobar peso.

He de decir que la lactancia la acompañamos de una crianza respetuosa y con apego, practicamos el colecho y el porteo exclusivo desde el primer día, creo que este tipo de crianza favorece el enormemente el vínculo.

A lo mejor, la parte más difícil es la pública, hay gente que cuando lo explicas lo ven muy natural, pero también hay gente que nos miran como si fuéramos alienígenas (la adopción en mi caso es interracial). No acaban de comprender el porqué de todo esto cuando “con biberón se crían igual”. Vivo en una ciudad pequeña dónde casi nadie portea a los bebés todo el tiempo, a parte, llevar un relactador a cuestas da que hablar (aunque ahora tenemos una técnica muy discreta y casi nadie se da cuenta que lo llevo ;-). Eso hace que tenga que dar explicaciones y justificarme constantemente.

Mi bebé y yo estamos muy felices, encantados y conectados para siempre.

——-
A mí este relato me sobrecogió, me parece de tal belleza, es ejemplo de esfuerzo, de lucha, pero sobre todo de un amor indescriptible. Lo más gracioso fue que a los 5 minutos me volvió a escribir porque pensaba que no le había quedado sensible, ella es de ciencias, se justificaba. Y añadió:
——-
Se me ha olvidado lo más importante: que el día que conocí a mi bebé fué el más importante de mi vida, que ni en mis mejores sueños me había imaginado un niño tan guapo (y había soñado con ello cantidad de veces), me enamoré al instante de él. Y desde entonces, no nos hemos separado. Es lo mejor que me ha pasado. 😉
——-
laninasinnombre_1 laninasinnombre_2
Me quedo sin palabras…
La niña sin nombre.