Archivo de etiquetas| Mammaproof

Historias para no dormir: ¿qué es un brunch familiar?

Hasta ahora no necesitaba mucho de un lugar para que para mí fuera mammaproof. Un restaurante bueno para mí era bueno para la NSN. Con espacio para colocar el carrito y… ya está, ese era el requisito fundamental. Que hay escaleras, pues las subimos, que la NSN llora, pues salgo y la paseo, que la gente nos mira mal, pues mira: “es un bebé, no un monstruito…”. Y así pasaban los días de salidas la mar de felices… Hasta que la NSN se convirtió NSNdistroyer y entró en la edad peligrosa: demasiado grande para quedarse en el carrito, demasiado pequeña para sentarse en una silla. ¡Aja! Esto de salir a comer no era tan fácil, ingenua de mí.

Imagen 1

Así que tengo mi lista de lugares mammaproof particular. Sigo siendo poco exigente, así que no la toméis de referencia. Yo ahora solo pido que haya trona… ¿Parece fácil verdad? Pues no no no…

> La Mucca. Sí, aborrecida tengo ya la pizza de carne, el pollo con curry y los pimientos de Padrón. Soy de ideas fijas en cuanto a la carta se refiere. No os creáis que es la bomba. No hay cambiador y la taza del wc se me está quedando ya justa. La NSN peligra con la cabeza y las piernas fuera. Pero no rechista porque ella estando en la calle es feliz. El ambiente es poco familiar, nunca me he cruzado con más de dos bebés. Pero los camareros son agradables y tienen trona. ¡A la lista!

la_mucca_3752_320x

> Pizzería trumaniana. La bella Anna. Esto es un clásico. Deberían poner un cuadro con mi cara: “Cliente del mes”. Y repetiría mes a mes… Hay trona, nos conocen, hay muchos niños (es lo que tiene Truman), así que no te miran mal. Hay globos, papel para pintar… Y encima hay cambiador. La mesa 3 es la mejor. Y por supuesto, trona. Este sí que es un sitio mammaproof.

restaurante+la+bella+anna+diseño+comida+italiana+1 restaurante+la+bella+anna+diseño+comida+italiana+2

> Block House. Adicta era a su menú Miss Rumpsteak desde la adolescencia en tierra santa y a su ensalada con salsa francesa. El mejor strudel que he probado. Este también es de nota porque es agradable. Y cuenta con maravillosas tronas, lápices de color, globos… Y menú infantil para cuando la NSN sea una señoritinga.

88500c19e06507175ef05be7da74fbc3

A estos tres lugares que son el top three en mis salidas… Se unen los típicos que nunca fallan. Comer tampoco vas a comer bien, pero oye cumplen la regla de oro: T-R-O-N-A y son, sí, los que estáis pensando: Vips, Ginos, Tony Roma’s, Taglietella.. etc etc.

Pero una, a veces, se sorprende a sí misma y se arriesga a probar, a experimentar y piensa que nos estamos europeizando. Ingenua de mi (otra vez). Hoy era un día especial. Un día de riesgo, no era un domingo cualquiera. Después de una mañana de locura con una NSN de rabietas continuas… Nos pusimos guapetones y a la calle, a disfrutar de un brunch familiar en un hotel chulo, con actividades para niños. ¿Suena bien verdad? Suena de coña. Sí, yo también lo creía… Hasta que entré en ese lugar… Un salón de bodas de tres al cuarto, con techos bajos, ambiente ahumado, mesas y sillas vestidas hasta los pies, de color intenso negro. Color apropiado porque era para estar de luto. Pensé: ¿esto es una broma? Pero tenía reserva, el PNSN más rápido que el viento ya sujetaba una cerveza en la mano, así que no nos fuimos (pensamiento inicial). Paseé una y otra vez por el brunch de mis sueños matutinos, que se había convertido en un bufé caótico de comida caliente sin estar caliente. Como buena seudoagente mammaproof investigué…

El brunch familiar del hotel puerta América estaba desbordado por la cantidad de reservas y habían decidido cambiar el espacio del brunch, moviéndolo de la planta primera habitual, espacio agradable con luz y mesas con caminos al zulo en cuestión. Comida fría, bebidas prohibitivas… Dos animadoras que no daban a basto con más de 40 niños a su alrededor… Su cara lo decía todo. A los 5 minutos de dejar a la NSN con una de ellas, apareció la chica en mi mesa con cara de pavor para dejarme a la niña, diciéndome: “No deja de decir mami mami”… “¿Estás segura? La NSN no dice mami…”. Corramos un tupido velo.

Lo que yo creía que iba a ser el invento del año: comer tranquila, mientras la NSN juega con niños (ya sabéis de su necesidad social) se convirtió en una ensalada con mucha cebolla (maldita la hora en la que me dió el ansia cebollil), un plato ingente de postres sin sentido, dos cervezas sin espuma a precio de oro y un peste a fritanga que aún me dura, por la falta de ventilación de la boda. Eso sí, no logré ver a los novios, ¡me cachís!

Como hay que ser positivos en esta vida, no me fui sin darle la charla a la encargada, que perjuraba que habían avisado del cambio de espacio y la NSN disfrutó de lo lindo en un castillo hinchable esquivando saltos mortales de niños ya con bigotillo.

buffet

*Este es el bufé que ponen normalmente y que yo no vi. Cualquier parecido con la realidad fue pura coincidencia. Fuente: directoalpaladar.com

Imagen 2

* El espacio donde normalmente se hace el brunch bufé.

-1

* Y aquí el salón de bodas de ayer… ¿No me digáis que no es para poner una queja? ¡Qué pena que no hiciera fotos de las mesas donde se despachaba la comida… 

Por dejar un hilo de esperanza en esto de los lugares de espíritu familiar, te encuentras espacios agradable, con el objeto de deseo donde menos te lo esperas: en Cercedilla con parque infantil y todo y en Baltimore en un mesón donde comer buena carne. En mi lista quedan Riofrío, Wogaboo Las Tablas y otros tantos que dejaré para días de experimentación.

Ya que estamos y a los que hayáis llegado hasta aquí sin dormiros, se agradecen sitios que me recomendéis, ya sabéis, requisito: T-R-O-N-A-S y poco más…

Algún día lo raro será que un restaurante no tenga trona, espero estar viva para verlo… Y que quizás mis nietos lo disfruten.

La niña sin nombre.

Big Ideas: NSN, Miss agente especial

“Una gabardina, gafas oscuras, cámara de fotos, moleskine, la NSN en la mochila o en el carrito y listas para lanzarnos a las calles de esta ciudad, llena de planes secretos. Antes de que fuéramos dos, existía una ciudad invisible*, repleta de lugares inimaginables, que se iba ampliando y ampliando. Ahora se dibujan mapas nuevos que descubrir en compañía de La niña sin nombre. Y aquí estaremos, encantadas de compartir nuestras misiones especiales como agente Mammaproof”.

*Al pensar en el texto que me pidió Mammaproof de presentación no pude más que recordar un libro que cambió hace unos años mi manera de vivir la ciudad y caminar por el espacio y el tiempo: Las Ciudades Invisibles, de Italo Calvino.

Antes de ser madre, una piensa que el mundo se te reduce… No puedes ir al cine, no puedes ir al Teatro, a algunos restaurantes, de cañas a lo loco… Es verdad que hay sitios que se tachan de tu lista de Lugares por descubrir por un tiempo, sobre todo, si no tienes familia a menos de 540 km. y si eres de las que le gusta llevar su bebé a cuestas. Pero, a cambio, se te abre un mundo de posibilidades. Tienes que planificarlas mejor y las salidas de casa se hacen, a veces, complicadas… Que te ves con la niña vestida, peinada, el carrito en la puerta, las gafas de sol puestas y, de pronto, emergencia y vuelta a empezar. La verdad que es una suerte para ser madre vivir en una ciudad como Madrid y aquí quiero ir compartiendo mis descubrimientos. Y si encima es vestida de amarillo y negro, como agente especial Mammaproof, mejor que mejor.

Desde que comencé en esto de la blogsfera, me encantó el proyecto de estas chicas. Y esta semana nos han anunciado que ya tienen la Guía de Barcelona, como sabéis, para papás inquietos. ¿Eres uno de ellos? Que no te conformas con ir al parque los sábados y los domingos, y con el paseo rutinario por el barrio. Pues a por la #Ruta Mmmp. La NSN tiene un poco de sangre catalana, así que está deseando tener una en su poder para escapar a tierras paternas a perderse por la ciudad de su Avita en busca de planes secretos…

Enhorabuena Mammaproof!!!! Desde aquí, seguiremos pintando la ciudad de amarillo.

Vestida de amarillo y negro, cual abeja maya, la NSN y una servidora esperamos que llegue pronto la guía de Madrid. Mientras compartiremos nuestras aventuras como espías de la capital.

* Qué guapa está la NSN de amarillo y negro.

La niña sin nombre en Facebook.