Tag Archive | Mimoki

Historias para no dormir: tocado grande, ande o no ande

No sé en qué momento he cambiado de parecer, en qué momento pasé de no llevar nada a ponerme un detalle y como, sin darme cuenta, al día siguiente me dejé llevar hasta llegar a decidirme en colocarme una «cosa» bastante grande como para que se me divisen a kilómetros…

Y es que fue sencillo, pensé: «no tengo cabellera para ir super mona con el pelo suelto, peinado y punto». Pues no, ¿para qué nos vamos a engañar a estas alturas de la vida? La realidad es así. Entonces me dije: «pues un detalle, es la boda del Hada Madrina y el vestido es muy sencillo. Y a ella le gustará que intente ir de manera especial». Así que ahí me vi la semana pasada probándome un casquete con redecilla, mono y económico, combinación perfecta. Ya me veía como una postalita antigua años 20, cuando pensé: «es aún más difícil peinarme bien con esa cosa que sin ella».

Así me vi el viernes cuando salí de la agencia en Claudio Coello 12, dentro de 24FAB, donde podéis alquilar tocados y vestidos de boda. Lo tuve claro, el tocado de mi vida… ¿Quién me lo hubiera dicho? Al final me voy a colocar esa cosa en la cabeza y me voy a quedar tan pancha. Hay una razón esencial: «con este tocado ¿que más da la cabellera que tengas? No se te va a ver, así que matamos dos pájaros de un tiro (bueno tres): me olvido del peinado, de las ojeras y dejo claro por el tamaño que soy la hermana de la novia».

laninasinnombre_24FAB laninasinnombre_24FAB2 laninasinnombre_24FAB3

* Entre estos tocados está el que tapará mi lustrosa cabellera el Gran Día… 

Todavia no me creo yo que vaya a aparecer con él en la cabeza, que conozco yo las neuras que me dan en el último momento y si no que le pregunten a mi tocado de MIMOKIque me hicieron a medida, con muy mal gusto, todo sea dicho de paso para mi Gran Día. Ahí estuve rápida, olvidé lo que me había costado y lo lancé al altillo para no verlo nunca jamás…

laninasinnombre_24FAB_aciertosfallos

* Ay, Sarah ¿de verdad creías que Big te podía decir «Sí, quiero» con esa cosa en la cabeza…?? Ya lo dudabas tú, qué poco lista estuviste con el estilazo que tienes… 

La historia de los tocados no es de hace poco, se remonta al Antiguo Egipto según mis fuentes inventadas contrastadas y  encontraron su punto álgido en el pasado siglo con los años 20, preciosos años 20. Pero es que si lo pienso con frialdad me parece tan absurdo ir con algo en la cabeza… ¡Ya no hay marcha atrás! Tiré de tarjeta sin pensarlo, tras la opinión de mi madre de: «estas guapísima» (amor de madre), seguido de un «así no tengo que peinarme mamá». Así que parecía todo solucionado.

charleston

* El maravilloso charleston y los tocados estilo art decó.

Y lo malo de todo es que me he lanzado a la aventura del momento tocado grande, ande o no ande sin probármelo con el vestido, así que pesadillas tengo pensando que una vez todo junto me diga a mí misma: «¿dónde vas Bitter kas?». Por eso, os he dejado foto del susodicho en mi instagram, por si en un momento de pánico tiene que salir a subasta… para el día de la boda, claro, porque es de alquiler.

untitled2

* Pero nunca conseguiré emular la elegancia y distinción de las hermanísimas en la boda de la Middleton. 

U193743

* Y nunca superaré la extravagancia de estas féminas inglesas, que se dejan ver en el hipódromo años tras año. ¡Cuánto daño ha hecho el circuito de Ascot!

boda-famosos looks-boda

* En España tan poco se quedan cortas en los bodorrios luciendo tocados…

Luego hay gente, chicas, mozuelas de otro mundo que van divinas con tocados… Aunque estas, sinceramente, estarían ideales aunque se pusieran un macetero en la cabeza. Chicas con suerte.

laninasinnombre_24FAB_aciertos4 laninasinnombre_24FAB_aciertos laninasinnombre_24FAB_aciertos2

çlaninasinnombre_24FAB_aciertos3
No sé por qué me preocupo tanto por tener un tocado que no sé si va con el vestido, por tener un vestido que he tenido que volver a dejar para que lo arreglen porque parece que la costurera está borracha cuando coge la aguja, por querer llevar unos taconazos de los que me acordaré semanas después, si realmente la protagonista de la boda es la novia la NSN. Sí, ella tiene su conjunto bodil: vestido de plumetti, capotita a juego, zapatos con lazada de morir, braguitas monérrimas con volantitos, calcetines con agujeritos… Y a todo el mundo pendiente de si será capaz de llevar los anillos. Así que si el novio se da a la fuga o la novia se cae por el pasillo de la Iglesia nada importará porque todos los ojos estarán puestos en mi pequeña.

Y vosotras, ¿tocado o que le den al tocado? Se agradece muestra fotográfica en caso afirmativo (por pedir que no quede…).

La niña sin nombre. 

Personal Shoppeor: la invitada perfecta

¡Wow! Que sí, que soy la hermana de la novia… Y eso impone y mucho, sobre todo, porque vas a estar ahí al lado de tu hermana, intentando colocarle el vestido, preocupándote de que no se le mueva un pelo, que no le falte una copa, aunque sea de Coca-Cola Zero, que nos ha salido muy abstemia la chica; luchando con sus amigas, damas de honor y testigos por el mejor puesto en la foto de chicas. Vaya, que en el fondo, como eres la hermana de la novia, eres la más pringada, que ni lee, ni es testigo ni «ná» (de la indignación me sale el acentazo, perdonen ustedes), por dejar protagonismo a las demás, que, claro está, no son «la hermanísima».

De lo que no me puedo escapar es de tener que ir perfecta porque me tocará hacer de relaciones públicas y eso, no nos engañemos, me encanta. Tendré que cuidar el resto de invitados, esos compromisos a los que ella, la novia, no podrá o no querrá. Y no es plan de ir de trapillo. Así que, lo que realmente me preocupa, es qué ponerme… Porque señoras estamos a apenas 60 días del GRAN DÍA y sólo de escribirlo se me han puesto los vellos de punta. Por eso hace unas semanas le dije a mi otro yo, la personal shoppeor: «deja de poner excusas y dame una ruta, la ruta de la moda para la invitada perfecta…». Oye, mira que le ha costado a la muchacha ¡eh!, que le gusta hacerse de rogar.

Primero me mandó a Hoss Intropia porque me decía que la nueva colección de Miguel Palacio para Hoss sería de ensueño. Razón tenía que yo siempre había querido un vestido de Miguel Palacio. Claro, pero de él, no un seudovestido. Allá que fuí, me probé dos que parecían candidatos y hasta me vi tentada a tirar de tarjetazo que por la novia lo que sea… Pero como que no me veo yo…

16-0

* Este color… que me favorece dicen las malas lenguas, pero que yo quiero algo más soft, neutro y discreto…

18-0

* Y este porque me marca tanto mi culamen que iba a ser lo más comentado de la boda, después del discurso de mi tío (de esto ya os hablaré).

Y ahí se quedó la personal shoppeor, con cara de indignación, por tirar a la basura su gran plan. Y luego tiene el morro de mandarme a las boutiques de El Corte Inglés. Es cierto que a veces hay cosas, pero esta temporada: ¿¿qué pasa?? ¡¡Es el horror!! Sólo veo vestidos de temporadas pasadas o la estrella de la primavera: vestidos rectos bicolor.

66672-zoom

* Ejemplo de vestido clonado hasta morir en ECI. Sí, discreto es un rato, a la par que soso y sin gracia.

Así que ni me molesté en quitarme la chaqueta… Y la querida personal shoppeor con el careto, me salta y me dice que me vaya a un diseñador. A ver, que te lo hagan a medida es muy «guay», sobre todo, cuando te digan: «qué mona vas». (Por compromiso, claro, no te vayas a creer) y tú digas: «me lo ha hecho Jorge Vázquez en su atelier de Madrid». Y ahora, después de esa frase de pija, a ver quien te dice a ti que realmente es feo y no hay por donde cogerte. Para mí que te lo hagan a medida tiene dos condicionantes:

1) Prepara la pasta mujersuela. Es mi hermana, lo sé, pero por eso mismo después de la boda no quiero tirarme dos meses comiendo bocata de mortadela.

2) Si no estas acostumbrada a que te diseñen trapitos a medida, olvídate, te haces un lío, porque en un boceto de esos que te dan antes de empezar no eres capaz de imaginar el resultado… Y cualquier parecido de ese vestido de ensueño a la realidad en tu mente, profanada por Inditex, será pura casualidad.

Amigas, la personal shoppeor parece que lo captó y me ha pasado la lista del amor. La lista definitiva, LA LISTA de la que si no sale vestido… acabo en bata de guatine y tan contentos.

> HATO. Argensola 21. Tenéis que ir y verlos en persona porque AQUÍ no son nada bonitos… Menudas fotos, con poco gusto. Luego son preciosos. I promise u.

16+colour

* No, tranquilas, que no me he dado a la bebida y pienso ir de color beige y de largo a la boda de la hermanísima. Me desheredan.

> MIMOKI. No sólo tienen tocados, como el que me hice con mucha ilusión para mi boda, al final no me puse y está arrumbado en un altillo de tierra santa. Tienen una boutique con vestidos preciosos de distintas firmas.

Y este finde, por si os animáis. Pop Up de la nueva firma DoubleIkkat. Del 20 al 23 de marzo la colección de vestidos para la perfecta invitada.

Cuándo: Del 20 al 23 de Marzo de 11 A 20.30
Dónde: en Mimoki (C/Hermosilla 26)

collage3

Y luego algunos clásicos que tengo que visitar para fichar posibilidades:

3) BDBA.

4) BCBG.

5) KAREN MILLEN. C/Jorge Juan 9.

6) ÁNGEL SCHLESSER. Calle de Don Ramón de la Cruz, 2.

7) DOLORES PROMESAS. Calle de Claudio Coello, 69

Y como me encanta pedir y sé que seguro que tenéis lugares donde poder encontrar el vestido ideal, contadme please vuestros lugares. Compartir es vivir… Que necesito ampliar la lista de suspiros de amor.

¡A disfrutar del viernes! ¡Yeahhhh!

La niña sin nombre.

Suspiros de amor: biutiful zin a precio lou cost

Yo los jueves me enamoro, ¡ay! Sí, este es el momento en el que mis socias me dirán: «Pero mira que eres ñoña, cursi y pastelosa». Que algunas de vosotras me diriéis que «soy más dulce que un cupcake de dulce de leche» (odio el dulce de leche), pero ¿qué le hago? Es así.

Luego quien me conoce en persona, sabe que soy rancia, que tengo muy mal humor cuando medalaganaypunto y que pongo cara de nutria a la primera de cambio. A un lado este análisis de mi persona gratuito y totalmente prescindible, que no viene a cuento para nada y que creo que me ha salido porque estoy muy espesa y no me salen las palabras, quería decir que los jueves estoy muertamatá, pero feliz. Llega el fin de semana y con él un mundo de posibilidades, con mucho curro pendiente, pero con planes perfectos como tomarme un café con el Hada Madrina, salir de paseo con el PNSN y la NSN, ir en busca (por fin) de unas butacas para que cuando tenga visita no se sienten en el suelo, comer con una amiga de las que achuchas hasta quedarte sin respiración y disfrutar del día sin horarios impuestos. Los jueves además vienen acompañados de suspiros de amor. Cosas requetebonitas que descubres, biutiful zin en toda regla y encima con descuentos para que no podamos decir notengomoney.

Al final muchas de estas cosas me las pierdo porque el tiempo no se estira y las horas no dan para más. Pero, al menos las comparto para que podáis disfrutar de un jueves de bonitismo y, quizás, encontrarnos rebuscando entre las perchas.

HATO. Esta tienda me encanta. La descubrí hace mucho, cuando imprimí mis invitaciones de boda en la calle Argensola. Justo en frente está HATO. Es una tienda preciosa de dos plantas, con unos vestidos especiales y preciosísisimos. Además tienen bisutería y objetos de decoración. Son de esas tiendas donde te quedarías a vivir. Es pequeñita y muy acogedora. Te sientes a gusto porque puedes mirar libremente sin sentir la respiración de alguien en tu cogote, que te pregunta: ¿Puedo ayudarte? ¿Qué tal te queda? a cada paso que das.

Esta semana están con un 20% en la nueva colección. Gracias a la campaña que han hecho con Madrid Confidential.

Yo me quedo con esto de su nueva colección:

Si nos vamos hacia el Barrio de Salamanca, a mi sitio ideal Federica&co, en su mágico jardín encontraremos estos días el outlet de Mimoki. Ay, Mimoki, algún día pondré a la venta en el blog el tocado que me hice para mi boda que al final decidí (tres días antes) no ponerme… No me preguntéis por qué. Te levantas un día y lo tienes claro, te dices a ti misma: ¿Dónde vas con eso en la cabeza cuando tú, precisamente tú, odias los tocados? Coge y lo guardas en su preciosa caja, lo metes en el altillo y le das boleto. Algún día, a lo mejor te da la neura y te lo pones, lo vendes o lo regalas. Pero ahí te quedas cosarara.

Bueno otra historia gratuita, a este paso no termino el post. La ropa de Mimoki es especial, son vestidos únicos con un estilo muy personal, así que no me lo pierdo. Mañana voy, si encuentro cosas interesantes, os las enseño.

Y antes de cerrar este jueves de cosas que no perturban el cerebro, os dejo a una ego-chic-it-gril-blogger-del-espacio (estas chicas son así). Son cansinas, pero el estilo de esta chica me encanta. De mayor quiero ser como ella. Karla’s Closet.

Me encanta su estilo vintage, pero las uñas tan largas dan grima, a veces se pasa de ochentera y en su tienda online lo tiene todo vendido. En fin, nadie es perfecta.

Hasta aquí el jueves de «chorradas» varias. ¡Feliz fin de semana! ¿Qué planes tenéis?

La niña sin nombre suspirando…