Tag Archive | tetinas

Historias para no dormir: El ataque del biberón.

5 días. 8 horas de gritos por día. 2 padres a punto del divorcio. 1 denuncia a la policía por la comunidad de propietarios (bueno ésto no, pero yo veo la intención de los vecinos en sus ojos acusadores cuando me ven salir). 2 ojeras profundas en el rostro. 1 caja de paracetamol en vena. 1 bebé de 3 meses a punto de la huída. 800 ml de leche por el desagüe. 100 euros mal gastados en chupetes, tetinas y leches de fórmula de todas las marcas. La pobre acaba tan agotada que no puede ni respirar… Afónica de los gritos, prefiere quedarse dormida y no comer, porque ella, que es muy lista, sabe que dormida no le ataca el biberón. Lo cuento así, con un humor- ¿qué le vamos a hacer? -pero para mí se queda el fin de semana que estamos pasando el PNSN y yo, idílico como antesala al Día del Padre (menos mal que le he comprado, en nombre de la NSN, unos calzoncillos y unos calcetines, la mar de monos…).

El miércoles comenzó la misión… Seamos realistas, por mucho que me cueste hacerme a la idea, en 21 días me separo de la NSN. Podría comentar en el trabajo si les importa que me lleve a la NSN y compaginar la crianza con el diseño de campañas, eventos, organización de trabajo, reuniones de clientes… También podría, cada 3 horas, teletransportarme a casa y darle el pecho… O, lo que sería mucho mejor, si la ciencia no fuera tan lentísima, clonarme y así nos ahorraríamos muchos problemas… Después de valorar estas opciones con el PNSN, él, que es mucho más sensanto que yo, ha decidido que nos pongamos manos a la obra e intentemos en estos 21 días hacer que el bibi sea el mejor amigo de la NSN. Lo hemos hablado con ella y nos ha dicho que «ni mijita»… Que ella se opone y mostrará resistencia… Que por las buenas, nada… ¡Ays! Qué carácter hija…

FASE 1 «Si no es por las buenas, por las malas»:

Así que ahí me véis el miércoles… Ni el perfume de Guerlain (de esos pestosos que llevaban las abuelas) ni la careta del PNSN que me puse sirvieron para que la NSN olvidara su tetita amada y se lanzase hacia el biberón cual animalillo hambriento. Yo aguanté, maginando que ella lloraba de alegría y no de sufrimiento… Pero cuando ya el dolor de cabeza era insoportable, el PNSN estaba a punto del suicidio, los vecinos pensando si llamar a la policía, y las glándulas mamarias a punto de explotar.. Me rendí… Tenía dos opciones: llorar desconsoladamente por mi fracaso como madre o acercarla a su amada tetita… Al final hice las dos cosas a la vez. Y me sentí abatida, culpable y triste… muy triste.

FASE 2 «Después viene tu recompensa»:

Después del fracaso de la Fase 1, el jueves me levanté con energía renovada, analizando y tomando decisiones, como madre fuerte y madura:

1. El biberón de Baby Due, con esa tetina tan recta y larga no le gusta nada. Le da arcadas. Así que cambiamos a una tetina de látex más pequeñita, de agujero medio. De la marca NUK. No soy fan de Hello Kitty. Pero pensé que a ella le podía gustar. Ilusa de mí.

2. Si la NSN se pone a llorar y ya no hay quien la calme es mejor no volver a darle el bibi, porque puede ahogarse o coger su maleta e irse de casa. Así que ahora un poco de bibi y como recompensa un poco de tetita… El sentido común, eso que me falta a veces… ¿Cómo no se me ocurriría antes?

3. Si queremos acostumbrarla a la tetina, mejor primero con mi leche. Así que ahí me véis en la 4 de la madrugada del jueves ordeñándome: 1, 2, 1, 2… Que, oye, al final le cogí el tranquillo. Sí, no tenía un sacaleches a mano.

Y así comenzó el ataque del biberon fase 2: bibi molón de «la hello kitty», leche de mami rica y metodología nueva. Ahora sí que sí. A por todas… Mmmmm… Parece que le gusta, tontea con la tetina… 3, 2, 1… Noooooo!!!! A llorar como una loca… Y así las siguientes 2, 3, 4, 5 horas.

FASE 3 «No hay fase 3»:

Después de los dos fracasos anteriores, ya no sabemos qué hacer… Actuamos por impulsos, sin metodología, sin biberón definido… La casa es un caos… A la NSN la estamos volviendo loca: ahora bibi, ahora teta, ahora papá, ahora mamá. ¿Y si la chantajeamos con un viaje a Disney World que no podemos pagar? ¿Y si le prometemos una operación de pecho a los 18? ¿Y si le compramos una moto para ir a la guardería? ¿Y si le compramos 5 perros, 4 conejos, 3 gatos? ¿Y si le damos un hermanito para que lo estruje?… No, lo último no… Pero lo demás… ¡Qué buenas ideas!

A un día del Día del Padre… No sabemos si la NSN nos querrá como padres o si le crearemos un trauma y no podrá ver la leche ni en pintura. Lo que si tenemos claro es que:

Al próximo (si lo hay y sobrevivimos a ésto) le metemos el chupete y el biberón e en el minuto 0.

«Que no te va a coger el pecho». » Que le van a dar gases». «Que le van a salir los dientes torcidos»… Leyendas urbanas, que las matronas usan para acabar con la industria del chupete y el biberón, en un afán por la teta como salvadora del mundo…

Ni va a ser más guapa, ni va a ser más lista ni más graciosa por no usar chupete. Todo sea por evitar el divorcio de la MNSN y el PNSM, el desahucio de nuestro hogar, que me echen del trabajo por locura transitoria y la cárcel por supuesto maltrato a un bebé…

Actualidad de última hora. Domingo 14:50 horas. La NSN ha empezado su huelga de hambre… Yo estoy a la espera de la salvación: un biberón con forma de cuchara está en camino desde Málaga… El PNSN ha llegado de una farmacia de guardia a 10 km. con un sacaleches de la marca Chicco…

* (Link interesante para bebés más dóciles y padres más experimentados que quieran dar el biberón a sus hijos > aquí)

** (Link con un vídeo de un padre dando el bibi a su bebé. ¡Qué facil parece!, ¡eh! ¡eh! Yo creo que no es un bebé… es un muñeco > aquí).

*** (Link para comprar una teta postiza con leche materna y no sufrir más > aquí).

Si no os funciona el último link… Llamad al 901 000 000.

La niña sin nombre en facebook.